| 1/1/1993 12:00:00 AM

Operaciones carrusel

Una operación carrusel consiste en el compromiso de varios inversionistas de turnarse la posesión de un título de renta fija, de manera que la suma del período n que cada uno de ellos lo posee coincide con el total del plazo de maduración del título. El papel del corredor de bolsa es conseguir la cadena de inversionistas que se le apunten a montarse en un carrusel determinado. Cada período de tiempo, hasta la maduración del título, debe estar cubierto por alguno de los inversionistas.

Los montos de las operaciones son altos: no se justifica montar un carrusel para $20 millones, por ejemplo.

El problema que ha venido presentándose es que algunas veces los corredores no tienen mucho tiempo, ni alcanzan a conseguir el suficiente número de inversionistas para llenar el carrusel, y aun así lo llevan a cabo.

Queda entonces un período de tiempo durante el cual el título no tiene dueño. El comisionista confía en que con el tiempo, se consigue el inversionista que falta.

A este mecanismo han recurrido con frecuencia los intermediarios del mercado bursátil para lograr colocar títulos de largo . plazo y de montos altos, que no pueden ser vendidos fácilmente en el mercado secundario.

El carrusel significa simplemente el fraccionamiento del título en el tiempo, correspondiéndole a cada uno de los inversionistas un período determinado. Durante ese tiempo, el inversionista de turno posee físicamente el título.

Aun cuando no existen cifras oficiales sobre el volumen de las operaciones carrusel, podría afirmarse, sin temor a equivocación, que una parte muy importante de las operaciones de renta fija en el país se perfeccionan mediante el mecanismo aludido.

La opinión del superintendente de Valores, Luis Fernando López es que "dado el importante volumen de recursos que se movilizan a través de las operaciones carrusel, hemos venido trabajando en un proyecto de reglamentación, cuyo objeto esencial radica en dar las seguridades necesarias a esa clase de operaciones. Al mismo tiempo se trata de obtener información valiosa para el mercado sobre la tasa de interés anticipada por los inversionistas que se involucran en ellas.

Bajo este marco general se espera ir allanando el camino para introducir en el mercado nuevos productos, relacionados con la cobertura de riesgo, y que son conocidos en los mercados internacionales como productos derivativos"

El interés de López es garantizar que los títulos siempre estén en manos de algún inversionista durante el período de maduración, de manera que no haya vacíos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?