| 10/1/1995 12:00:00 AM

Moderación, moderación

La remuneración a los ejecutivos altos y medios empieza a moderarse después de un boom sin precedentes.

Hay dos clases de envidia. La envidia mala y la buena. La mala es cuando uno cree que su vecino está ganando demasiado en comparación con lo que uno gana. La envidia buena es cuando uno piensa que está ganando muy poco en comparación con lo que gana el vecino. Este artículo busca orientar a quienes sufren de la envidia buena y consideran que pueden ganar más de lo que están ganando, ojalá haciendo uso de creatividad, ingenio y buena información.

Lo primero que hay que decir es que el aumento en las escalas altas fue durante 1995 superior a la lánguida y empobrecedora meta del 18% del llamado "pacto social". Según los diferentes estudios, especialmente el de Top Management, "Niveles de Remuneración 1995", el incremento en los salarios más altos en este año fue en promedio 26% y en los niveles medios del 23%, que resultan superiores al 20% previsto de la inflación y de la devaluación. De hecho, durante 1993 y 1994 los incrementos fueron superiores: 35% y 27% para los salarios altos y 29% y 25% para los medios, respectivamente. Se está empezando a registrar una moderación en la tendencia ascendente de estos niveles salariales, en comparación con la inflación y muy particularmente, con la devaluación.

Uno de los hechos destacados del comportamiento reciente de es

tos salarios son las ganancias en dólares debido a la revaluación del peso. Por ejemplo, en el caso de los sueldos altos el aumento promedio anual durante 1992-95 fue cercano al 30%, en tanto que la devaluación promedio anual durante el mismo período fue de apenas 12%. Básicamente los altos ejecutivos (y los medios y bajos también, aunque en menor proporción) tienen hoy en día una remuneración que convertida en dólares es muy superior a la de hace cinco años: nada menos que un aumento de un 79% en dólares con respecto a 1991, con lo cual los salarios ya son comparables a los de Venezuela y México. Esto, dicho sea de paso, explica el auge reciente en viajes

al exterior y en compras de artículos importados.

El pico de la bonanza salarial de 1993-94 coincidió con el auge económico y con la revaluación del

peso. Actualmente, con la desaceleración económica y con una devaluación más alta se proyecta una moderación en los aumentos salariales. Es más, si la situación económica se torna difícil y las empresas se ven obligadas a profundizar en sus procesos de reestructuración, es posible que ello implique

D recortes de gastos en los niveles altos y una actitud más firme en las respectivas negociaciones laborales. e todas maneras, las principales firmas involucradas en el mercado de altos ejecutivos coinciden en afirmar que la demanda por cierto tipo de ejecutivos continuará siendo ascendente. En efecto, las firmas líderes en este campo (por orden alfabético), Kom/Ferry, Top Management y Ward Howell, consideran que la globalización es un fenómeno que llegó para quedarse y quienes dominen ese mundo de los negocios y las fi

nanzas intemaciona-

les se encuentran en posición privilegiada dentro del mercado. Esos son, según opinión de Alvaro Cadavid de Ward Howell, quienes hablen fluidamente inglés y otros idiomas, quienes posean carisma y liderazgo, quienes sean capaces de adaptarse o amoldarse a situaciones permanentemente cambiantes y quienes están constantemente actualizándose de lo que está pasando a su alrededor.

La demanda por ejecutivos que reúnen todas estas condiciones siempre será creciente, así decaiga la actividad económica. Una de las razones para que ello sea así es que esa demanda trasciende las fronteras de un país. La mayoría de las multinacionales o empresas que tienen sucursales, oficinas de representación o intereses en varios países, lo que evalúan al "enganchar" a un alto ejecutivo es su potencial para trabajar en distintos entornos y situaciones. Es la capacidad para trabajar con socios o compañeros extranjeros, para comunicarse con ellos y para entender su cultura. En otras palabras, ejecutivos que contribuyan a expandir el pensamiento global de sus compañías, según Michael Boxberger, presidente de Konn/Ferry Internacional.

Un ejecutivo internacional es precisamente aquel capaz de tomar decisiones "globales", de identificar nuevos mercados y oportunidades de productos en otros países, de forjar alianzas externas y de servir de ejemplo para otros empleados de la firma. Si usted pertenece o tiene bases sólidas para pertenecer a esta categoría, tiene su futuro asegurado y su nivel de ingreso aumentará anualmente muy por encima del promedio del

Pmercado laboral. ero antes de alcanzar el cielo, usted debe recorrer un camino dentro del mercado laboral. Lo importante es que al hacerlo, usted se cotice bien todo el tiempo. Para ayudarle en este propósito DINERO rea

lizó tres investigaciones sobre la situación actual del mercado laboral. La primera se refiere a las remuneraciones de los altos ejecutivos por tamaño de empresa; la segunda sobre los principales sueldos del sector público y la tercera sobre las expectativas de ingreso de los profesionales recién egresados. Las tablas que se anexan constituyen un punto de referencia que le darán a conocer si su actual situación es realmente la óptima o si hay bases para negociar una mejora (o inclusive, una desmejora si usted está sobrepagado).

Lo primero que hay que decir es que algunas de las tendencias de los años anteriores se han mantenido, a saber: el auge del área comercial, de mercadeo y financiera internacional, y el dinamismo del sector de telecomunicaciones. De la misma manera se podría hablar de que el sector financiero y muy especialmente el de seguros, continúan con

salarios por debajo de los promedios del mercado. Ni qué decir del sector público donde las diferencias con el sector privado se han acrecentado, aparte del problema de mística derivado de trabajar con un gobierno que se encuentra completamente desprestigiado.

El sector petrolero, que en el pasado era una importante y lucrativa fuente de demanda de mano de obra calificada, se ha frenado en razón de la política desestimulante que ha seguido el gobierno en los últimos tiempos y que está llevando a varias empresas petroleras a reducir o cerrar sus operaciones en el país. En el caso de las empresas de consumo masivo hay un proceso de racionalización de sus plantas y oficinas a nivel regional andino, lo que se está empezando a traducir en reducciones de personal en algunas de ellas, pero también en la internacionalización de algunos puestos, tal como se anotó al comienzo del artículo.

Preocupa, por otro lado, la desaceleración de la construcción, lo cual deprimirá el mercado de los arquitectos y de los ingenieros civiles. Los médicos, a su vez, están pasando por un difícil proceso de "socialización" de su profesión a través del cual se han reducido

sustancialanente las consultas Y atenciones privadas para ser reemplazadas por las de la medicina prepagada, las cuales son pobremente remuneradas.

L as remuneraciones que se presentan en las diferentes tablas no tienen en cuenta las bonificaciones o beneficios adicionales, particularmente en lo que respecta a los puestos más altos, se habla mucho en el mercado de relacionar los beneficios adicionales al desempeño en el puesto. Pero en la práctica es más lo que se habla que lo que se hace. Siempre ha sido motivo de controversia la forma de medir el éxito en la gestión empresarial. Se mencionan como parámetros las utilidades, las ventas, la generación neta de fondos o la creación de valor agregado económico. Al final de cuentas, se trataría de una bonificación entre dos y cuatro sueldos adicionales. según sea el desempeño. Sin embar-go, en Colombia la tendencia prevaleciente sigue siendo la de compensar al ejecutivo exitoso con incrementos salariales muy por encima de la inflación.

Por altos lo cierto es que algunas empresas están acudiendo al uso de aportes adicionales a los fondos de pensiones y que la mayoría se está saliendo de esquemas por "debajo de la mesa" y cambiando a esquernas más transparentes. La finquita en Rionegro o el apartamento en Miami es cada vez menos común. La utilización de acciones reales o 'fantasmas" se enfrenta al problema (le la inexistencia en Colombia de un mercado (le capitales, aunque ello se puede obvitu en el caso de las grandes empresas multinacionales cuyas acciones se cotizan en Wall Strcet.

Con todo, es indudable que Colombia no podrá quedarse al margen de la corriente internacional que relaciona remuneraciones con resultados, y no solamente en los más altos niveles ejecutivos sino también en los medios y bajos. Esto implica, entre otras cosas, romper con esa mentalidad de que brs sala-

rios deben aumentar vegetativamente por encima de la inflación, año tras año, irrespectivamente de lo que esté sucediendo con la empresa. He aquí un área de gran actividad reciente entre los principales consultores laborales del país.



MERCADO

DE LOS RECIÉN EGRESADOS




En Colombia la información sobre el mercado laboral de los recién egresados es bastante deficiente. Las fuentes consultadas, Aristos, Price Waterhouse, Top

Management y las universidades coinciden en afirmar que la informacion sobre el tema es escasa. Por esta razón DINERO realizó una indagación del mercado laboral de los nuevos profesionales. Se trata de los recién egresados de carreras profesionales y que cuentan con máximo un año de experiencia. Algunos han hecho práctica empresarial.

De esta investigación surgen algunas conclusiones generales. En primer lugar, las ofertas que recibe una persona que sabe inglés son mucho mejores, entre un 25% y hasta un 50% más altas que las de un profesional sin un segundo idioma.

En segundo lugar, las carreras con práctica empresarial mejoran las posibilidades a la hora de conseguir empleo. Una persona que realiza prácticas en una empresa por lo general se vincula a ésta una vez termina su carrera. La remuneración antes de obtener el título llega a ser un 60% de lo que se recibe como profesional.

Y por último, en Bogotá y Cali se gana más que en otras ciudades. En Medellín el salario puede ser alrededor de un 10% menos, mientras que en otras ciudades la remuneración alcanza a ser un 15% o 20% menor.

hora bien, con la apertura de la economía, los abogados expertos en derecho comercial y finanzas internacionales y especialmente si saben inglés, tienen un futuro completamente asegurado tanto en las multinacionales como en las firmas grandes de abogados. Como hay exceso de abogados es muy importante tener la mira clara en la especialización que se vaya a escoger y en las posibilidades de recibir una ayuda inicial de quienes ya están ejerciendo.

También son demandados los ingenieros industriales y los administradores por su tipo de formación, que les permite desempeñarse en diferentes áreas, según sean las necesidades de las empresas. Los ingenieros industriales son llama-

dos especialmente para la parte financiera, el mercadeo y la producción. Las solicitudes vienen de todo tipo de sectores, pero prefieren vincularse con las multinacionales, el sector financiero y la industria.

Con los administradores la situación es muy similar: son solicitados especialmente en el sector financiero y la industria para el área de mercadeo, financiera y administrativa. Pero cada vez más se escucha que las empresas grandes prefieren a profesionales (por ejemplo, ingenieros o economistas) especializados en administración, en lugar

de quienes solamente han estudiado administración.

Tanto para los ingenieros industriales como para los administradores la mejor remuneración esta en el área de mercadeo dentro del sector real, y la peor en el área administrativa. Además, en mercadeo las posibilidades de rotación entre compa

ñías son mayores, especialmente por la demanda de las multinacionales de consumo masivo.

Los economistas, por su parte, no se quedan muy atrás de los ingenieros industriales y de los administradores. Es clave la universidad, ya que abundan las de bajo nivel académico. La mayor parte de la demanda proviene del área financiera, seguida de mercadeo y el área macroeconómica (gobierno). Contrario a lo que se cree, un 85% cíe las ofertas son para el sector privado.

Con el desarrollo tecnológico ha tomado fuerza la demanda por los ingenieros eléctricos, electrónicos y mecánicos. Los mecánicos son solicitados para trabajos de mantenimiento, ventas, control y montajes. Estas ofertas, en su mayoría, vienen de empresas multinacionales petroleras y últimamente, del sector de servicios petroleros.

Pero quienes están definitivamente de moda son los ingenieros eléctricos y los electrónicos. Actualmente hay escasez y se requieren para el desarrollo de las telecomunicaciones en sus distintas áreas y para el desarrollo de la infraestructura eléctrica del país. También se está registrando un buen nivel de demanda por los ingenieros químicos, y por la ingeniería de alimentos, en lo cual hay muy pocos profesionales.

En cambio, no sucede lo mismo con los ingenieros de sistemas quienes hace unos 15 años eran los

de más alta remuneración. Actualmente hay una buena oferta de estos ingenieros y el acelerad ísimo cambio tecnológico que se está presentando los ha convertido, a muchos de ellos, en redundantes dentro del mercado. La orientación que más futuro tiene es la de aplicaciones de nuevas tecnologías de la información, donde hay mucho por hacer en Colombia.

Tampoco es halagüeña a corto plazo la situación de los arquitectos (de por sí nunca muy bien pagados) y de los ingenieros civiles. Pero en el caso de estos últimos, las perspectivas deben mejorar cuando despeguen definitivamente los programas de expansión cíe la infraestructura física del país.

Para los médicos, el futuro es igualmente complicado. Después de prestar un año de rural para conseguir su tarjeta profesional, las opciones más frecuentes son los hospitales privados, las empresas aseguradoras, las empresas de salud y el sector publico. Para ser una carrera tan exigente, la remuneración inicial no es buena. La generalización de la medicina prepagada está acabando con el ejercicio indepencíiente de la profesión y ha limitado el pago de la consulta. Solamente en campos no atendidos por la medicina prepagada, como el de la cirugía plástica, la actividad médica sigue siendo rentable. Ultimamente la orientación hacia la parte administrativa se está volviendo una opción interesante. En resumen, los ingenieros eléctricos, electrónicos y mecánicos arrancan con los mejores sueldos, pero una buena formación jurídica, económica y administrativa, es la que finalmente permite ascender a las escalas salariales más altas. Es decir, los ingenieros industriales, los economistas, los abogados y los administradores, especialmente con posgrado y segundo idioma, son los llamados a manejar el mundo de los negocios y las altas finanzas. Pero, paradójicamente, es en estas últimas profesiones que se encuentran los profesionales peores remunerados. De ahí la importancia de una formación realmente sólida, pues de lo contrario no se justifica el dinero y el tiempo invertido en estas carreras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?