| 6/16/1998 12:00:00 AM

La magia de Disney

Orlando es la ciudad de mayor crecimiento de población de Estados Unidos. Sus excelentes parques de diversión pueden ser la causa.

El mundo de Disney , el parque de atracciones más famoso del mundo, hizo que Orlando pasara del anonimato a ser reconocido como uno de los lugares más visitados, pero también uno de los de mayor crecimiento poblacional en Estados Unidos. A los ya tradicionales parques de Magic Kingdom, Epcot Center y los estudios de la Metro Goldwyn Mayer, MGM, se unió desde el pasado 22 de abril el nuevo centro de diversión Animal Kingdom. Son 200 hectáreas de junglas, bosques, sabanas y desiertos que se asemejan a los paisajes de Asia y Africa, en las que viven más de 1.000 animales de todas las especies, incluyendo algunas en peligro de extinción.



Además de los parques en Orlando, sería imperdonable dejar de visitar Sea World, los Universal Studios, Wet and Wild, Typhoon Lagoon y Water Mania.



El turista no se puede olvidar de los restaurantes que ofrecen espectáculos como el Arabian Nights, Medieval Times y King Henry's Feast, entre otros.



Tiene una nueva atracción: Journey to Atlantis, que combina el recorrido por agua, la emoción de una montaña rusa y la tecnología de los efectos especiales en la ciudad perdida de la Atlántida. Además podrá disfrutar del show de Shamu, una ballena asesina, alimentar a los delfines y caminar por un túnel debajo del agua rodeado de tiburones y barracudas.



En Universal Studios usted deja de ser un espectador y empieza a participar del mundo del cine en recorridos llenos de acción, shows y atracciones por los escenarios de las películas más famosas como Tiburón, King Kong, Regreso al Futuro, ET, Terminator y Twister.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?