| 12/3/1999 12:00:00 AM

La Ley de Vivienda en Blanco & Negro

- Se establece un sistema de financiación de largo plazo basado en titularización de cartera y emisión de bonos hipotecarios.

- Se dan incentivos tributarlos para la adquisición de estos títulos , como la exención del impuesto de renta sobre los rendimientos financieros causados.

- El beneficio reliquidación de créditos y abono de la diferencia a los saldos de las deudas cubrirá a todo, los deudores, tanto al día como morosos. Se aplicará .sobre el monto total de la deuda sin límite.

- Se reliquidarán créditos en Upacs y pesos y las CAV tendrán que condonar los intereses de mora causados. Se suspenderán los procesos judiciales iniciados

en contra de deudores morosos que deseen acogerse al beneficio de reliquidación.

Gobierno otorgará subsidios a quienes deseen readquirir la vivienda que entregaron como dación en pego a las corporaciones mediante de ahorro programado.

- Los abonos a las cuentas se harán mediante la emisión de TES denominados en UVR con un rendimiento promedio del 4% anual y a 10 años de plazo.

- Se crea una inversión forzosa en Títulos de Reducción de Deuda que deberán ser adquiridos por todas las entidades del sistema financiero. De esa manera, se garantiza la supervivencia de las CAV y su conversión en bancos comerciales.

- Se crea un fondo de Reserva pura la Estabilización de la Cartera Hipotecaria, cuyos recursos servirán para ofrecer coberturas de riesgo del diferencial entre las tasas de interés de mercado y la inflación.

- Se reglamenta todo lo relacionado con el incentivo a la vivienda de interés social Se obliga a los establecimientos de crédito a destinar el 25% del incremento de Ia cartera hipotecaria o el 10% de los pasivos con el público para la financiación de vivienda de interés

- Si no se financia este tipo de cartera, los bancos tendrán que adquirir una suma equivalente a la establecida en TES denominados en UVI. El producido de esos títulos se destinará a subsidios. fija una tasa remuneratoria del 10% para créditos individuales.

Los estímulos en créditos hipotecarios se centran mayoritariamente en los deudores actuales y hay pocos incentivos para los nuevos deudores hipotecarios

De un costo fiscal de 52,0 billones calculado inicialmente para otorgar los auxilios por reliquidación de créditos el Gobierno tendrá que incrementar su déficit en más de 54,0 billones para cumplir lo establecido en la ley.

El beneficio de la reliquidación es regresivo en la medida en que beneficiará más a personas que por tener mayores ingresos económicos adquirieron crédito hipotecario más caro, en vez de favorecer a la población con menos recursos.

El sector financiero incurrirá en un sobre costo de operación por el diseño de los esquemas de inversión forzosa y la obligación de Invertir un porcentaje de la cartera en VIS.

De manera casi inevitable, el usuario del sistema financiero tendrá que asumir ese costo adicional, pues en mucho tiempo no verá una reducción en Ios márgenes y el costo de los créditos de consumo comerciales.

Se vuelve al esquema de intervencionismo financiero de los años 60, ya que es la ley la que se encarga de establecer las tasas remuneratorias y el uso de los cupos de crédito del sector financiero.

El proyecto de Ley Marco fue aprobado en las comisiones terceras de Senado y Cámara el pasado 24 de noviembre con enormes modificaciones en lo que se refiere a los beneficiarios de la reliquidación de créditos y vivienda de interés social. El martes 7 de diciembre llegará a debate a las plenarias del Congreso con el objetivo de ser aprobada antes del 16 de diciembre y pasar a sanción presidencial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?