| 5/1/1995 12:00:00 AM

La Churrería

Calle 25 No.12-23 (frente a La Rebeca) Bogotá, Tel.: 341.02.12 Abierto de lunes a viernes de 11 a.m. a 4 p.m. Acepta las principales tarjetas de crédito. Precio aproximado para 2 personas incluyendo vino: $30.000

Aun siendo creyente y dando por verídico el milagro de la multiplicación de los peces y los panes, cuesta aceptar que unas "angulas a lo pobre" cuesten, en cualquier rincón del mundo, sólo $3.800 ; sin embargo, en la minuta de La Churrería aparecen a ese precio. ¿Error de caligrafía? ¿desplome de los precios en el mercado marino? La respuesta es simple y simpática: estas angulas a lo pobre son en realidad palmitos de cangrejo con una salsa al ajillo que si bien no dan la pega, saben muy rico.

Sin que los sucedáneos sean el común denominador de los platos marinos de La Churrería, los boquerones de "las tapas", que los hacen de merluza en vinagre o el pez sierra del "marmitaco" (originalmente guiso de papas, arvejas y atún) que reemplaza al atún natural, sacan de apuros algunas recetas mediterráneas de este rincón con añoranza

ibérica. El resto de los platos no tienen truco: el jamón serrano es de cerdo, como el chorizo, la carne a la riojana es de res y las lentejas son eso y nada más que eso.

Por otra parte, la carta de ha Churrería es variada sin ser extensa ni presuntuosa, y salvo algunos días señalados para el hartazgo con el generoso "cocido madrileño" (miércoles) o los "callos", también a la madrileña (viernes), allí se puede comer bien y a cabalidad por un precio razonable. Cito algunos platos como ejemplo: albóndigas $5.000, lengua en salsa $5.500, pimientos rellenos $6.000, oso buco $5.500.

Las sopas en general (incluida la de lentejas) son buenas, destacándose la de verduras, y sus precios van de $3.000 a $5.000. En este rubro es muy posible que en La Churrería le recomienden media ración de sopa para que pueda comerse el segundo plato y otro tanto sucederá con las "tapas de la casa", que son cien por cien recomendables ya que vienen con tortilla a la española, croquetas, boquerones, chorizo, pimientos y una ensaladilla rusa con mayonesa casera, en donde el sabor supremo del aceite de oliva salta al paladar.

¿Qué hay de la paella? es la pregunta obligada a la altura de estas líneas, y sin querer escamotear la respuesta prefiero no recomendarla pues, con la fama universal de delicia popular española, la paella es un plato complejo e inspirado que un día sale bien y cien regular o mal.

En cuanto a los vinos para regar el almuerzo, una copa del vino de la casa (Casa Olarra de Navarra) cuesta $2.000, una copa de jerez $2.500, y meterse en gastos con botellas de Marqués de Cáceres o Marqués de Riscal (ambos de La Rioja) vale $19.000.

Vale destacar la cálida atención de la dueña: salerosa y locuaz como buena española, quien se desvivirá porque quede satisfecho pese a que en ocasiones le da por bailar sevillanas con su asistente en mitad del comedor; entonces olvídese del buen servicio, aunque al final ella le compensará con un piropo, y todos tan a gusto.

Calificacion 8,5
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?