| 4/27/1998 12:00:00 AM

Importaciones disparadas

1997 fue deficitario por el aumento de las importaciones y el poco crecimiento de las exportaciones. Estados Unidos y Venezuela se mantienen como los mejores compradores.

El comportamiento deficitario que Colombia ha mostrado tradicionalmente en su balanza comercial por ser mayores las importaciones que las exportaciones, se acentuó en 1997, año marcado por una fuerte recesión económica, una alta devaluación, problemas con Estados Unidos ­nuestro primer socio comercial­ y por la falta de una política de fomento para que nuestros empresarios exporten en mejores condiciones.



El 97 fue un año de gran movimiento para las importaciones. Por primera vez en la historia del país, llegaron a US$15.378 millones CIF, lo que constituye un verdadero récord. Obviamente este inusitado aumento llevó a un déficit comercial de US$2.880 millones, ya que las exportaciones totales fueron de US$11.529 millones FOB, mostrando un pequeño crecimiento del 8,95% frente a las de 1996.

La General Motors Colmotores, gerenciada por Eduardo Bayón, fue la segunda empresa en importaciones durante 1997 con US$202 millones.



Estados Unidos y Venezuela se mantuvieron como los principales socios comerciales de Colombia y concentran casi la mitad del comercio exterior de nuestro país. A pesar de la alta participación de estos dos países en nuestro comercio, en los dos casos las importaciones colombianas superan las exportaciones. Entre enero y septiembre de 1997 las compras colombianas a Estados Unidos eran de US$4.638 millones, lo cual representa un crecimiento del 11,5% con respecto al mismo período del año anterior. Las de Venezuela, por su parte, llegaron a US$1.149 millones, con un crecimiento del 27,7%.



Al final del año, Colombia registró una balanza comercial negativa con estas dos naciones. Otro caso similar es el de México, país del que importamos casi cinco veces más de lo que exportamos.



A pesar del deterioro de la balanza comercial, en 1997 hubo algunas excepciones que vale la pena destacar. El comercio con Alemania pasó de un saldo negativo de US$114,3 millones en 1996 a uno positivo de US$60 millones en 1997. Sin embargo, esta situación no se debió sólo a un aumento de nuestras exportaciones hacia ese país, sino en cierta medida a una disminución del valor importado. Otras excepciones fueron Italia y Canadá.



Con los países del Grupo Andino, Colombia mantiene un saldo comercial positivo con Perú y Ecuador. Sin embargo, el año pasado se deterioró.



Los importadores



La Empresa Colombiana de Petróleos fue la mayor importadora durante 1997 con US$429 millones, cifra que apenas representa un 3% del total, en especial por la compra de gasolina y otros derivados.



Es destacable que dentro de los 10 primeros importadores se ubican 3 compañías pertroleras, 3 ensambladoras de vehículos, una explotadora de carbón, una compañía aérea, una empresa pública regional y una que ofrece el servicio de telefonía celular.



El sector automotor tuvo en 1997 el segundo mejor año en ventas desde el inicio de la apertura económica. Prueba de ello son las importaciones de material CKD y partes que hicieron General Motors Colmotores, la Sociedad de Fabricación de Automotores, Sofasa y la Compañía Colombiana Automotriz, CCA. Entre las tres compraron US$552 millones. Esta cifra sube apreciablemente si se tiene en cuenta que las importaciones de Distribuidora Nissan, Daewoo y Hyundai totalizaron US$215 millones.



Un hecho sobresaliente dentro del ranking de los primeros 100 importadores es la ubicación del Ministerio de Defensa en el puesto 12 con compras por US$100 millones, la Industria Militar, Indumil, con US$47 millones adicionales, el Fondo Rotatorio de la Policía con US$91 millones y la Fuerza Aérea con US$88 millones. Entre los cuatro compraron US$326 millones.



Dentro del grupo de los importadores del país sobresalen las empresas que traen materia prima, en especial las que elaboran productos químicos y farmacéuticos, tanto para consumo interno como para exportación, así como las que fabrican productos alimenticios.



Las tres ensambladoras nacionales, Colmotores, Sofasa y CCA, importaron US$552 millones en material CKD.



Los exportadores



En la lista de los primeros cien exportadores se observa una alta participación de los empresarios del sector primario, como petróleo, minerales y café. Ecopetrol es el primer exportador e importador del país. En 1997 facturó US$1.507 millones en ventas al exterior, cerca del 13% del total de exportaciones del país, e importó bienes por US$429 millones, con lo cual se consolida como la empresa colombiana de mayor participación en el comercio internacional del país.

En materia prima para producir petroquímicos, Petco S.A. importó US$131 millones. El presidente de Petco es Rodolfo Gedeón.



Le siguen bastante de cerca las multinacionales BP, Occidental y Shell, que también lograron importantes resultados pese a la caída de la cotización internacional del crudo y el menor volumen colocado.



Para los exportadores de café, 1997 fue un buen año. Las ventas de café al exterior llegaron a US$2.269 millones, el 35,8% de las cuales lo efectuó la Federación de Cafeteros a nombre del Fondo Nacional del Café y el porcentaje restante estuvo a cargo de los exportadores privados representados por Carcafé, Rafael Espinosa Hermanos y Expocafé, entre otros.



Otro de los renglones más activos fue el bananero pues las tres principales exportadoras, Unibán, Banacol y Promotora Bananera, lograron ventas por US$323 millones.



Es también notable la participación en las exportaciones de Du Pont y Petco, así como de algunas empresas textileras y de confecciones como Enka, Coltejer, Hilacol y Leonisa. Por el lado de los alimentos figuran entre los primeros lugares Atunes de Colombia y Chiclets Adams.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?