| 10/1/1995 12:00:00 AM

El traje regresa

El hombre es de nuevo el centro de las tendencias de la moda, con repercusiones sobre la ropa femenina.

Después de varios años de confección deshormada, los diseñadores están regresando al traje formal de dos y tres piezas. El saco de tres botones y pantalones estrechos -una silueta de los sesenta pero más holgada- se ha convertido en el modelo de mediados de los noventa. Pero se están reciclando estilos de todas las épocas, como los trajes holgados de dos botones de los cincuenta y modelos de los años cuarenta de sacos cruzados con pantalones amplios.

La consecuencia más radical del renacimiento de esta moda formal es el regreso a la estructura y al corte de sastre. La última moda europea plantea un gran cambio en relación con el drapeado suelto que nos hemos acostumbrado a esperar del continente: cintura ajustada, hombros pulidos y estructurados y, la mayoría de las veces, de tela fina, tradicional. Para nuestra sorpresa, el exponente más elegante

del nuevo estilo es Giorgio Armaní, el hombre que literalmente inventó el traje deshornado. Pero es importante reconocer que, aun- que esta nueva tendencia nos pueda presentar una ropa de apariencia más formal a la que estamos acostumbrados, la nueva tecnología permite que los diseñadores produzcan una sensación más liviana y cómoda. La siguiente es una frase que representa la formal¡- dad como estilo: el desempeño de la prenda sigue siendo esen

cialmente cómodo. No sólo los europeos han acatado este nuevo estilo pulido y recortado. En los Estados Unidos, Ralph Lauren lanzó su "Colección de Ralph Lauren hecha en Inglaterra", la cual, como su nombre sugiere, es una colección de trajes hechos a mano en el famoso Saville Row de Londres. La nueva colección viene con una etiqueta morada y los trajes serán hechos a la medida del cliente. Dijo el mismo Lauren: "Un traje elegante con hombros sobresalientes puede ir a cualquier parte del mundo. Hace que un hombre se vea poderoso y fuerte". ¿Es esta la forma del futuro?



EL TERCIOPELO: ENTRE ROCK-N-ROLL Y FORMAL



Uno de los materiales lujosos del invierno pasado, el terciopelo sigue vigente para otra estación más.

Siguiendo el espíritu formal de estas colecciones, las chaquetas y los trajes de terciopelo han tenido mucho éxito entre el público y ofrecen una alternativa interesante para la corbata negra tradicional.



LOS BOTONES



Desde finales de los ochenta no habíamos visto aparecer sacos cruzados en tantas pasarelas, pero en esta estación vimos una versión de ellos en todas partes: el estilo eduardiano de abotonadura alta y solapas angostas con pantalones estrechos que le hacen juego. Como contraste, la forma más novedosa de saco sin cruzar es la de un solo botón ajustado debajo de la cintura.



EL NYLON: BRILLANTE, BRILLANTE, BRILLANTE



El común denominador de la temporada: casi todas las colecciones tuvieron algo confeccionado en nylon, como pantalones, camisas, trajes y, particularmente, chaquetas. El color esencial es el negro. La apariencia es "mmimal", urbana y chick. Tal vez Prada, cuyo material característico es el nylon, puede llevarse parte del crédito de esta tendencia. Su exhibición para el invierno del 95 fue su primera colección completa de ropa de hombre.



SMOKING, PERO NO CORBATA NEGRA



Dicen que la moda no es asunto de vida o D muerte, pero eso puede cambiar esta temporada, ya que los diseñadores le han otorgado al cigarrillo un lugar en las pasarelas. Comenzó con Gaultier, quien para su desfile de este verano presentó un equipo de rufianes-alcahuetes de cambio de siglo, fumando cigarrillos en largos filtros. Este invierno su presentación tuvo eco en las pasarelas con las exhibiciones de Dolce e Gabbana y Valentino. Valentino también tuvo cigarros. ¿Por qué? Tal vez forma parte del estado de ánimo decadente de las colecciones de invierno y de una afirmación contra el gobierno. O tal vez los modelos no sabían qué hacer con sus manos.



EL FRENTE INGLÉS: LA MODA INFORMAL DE LA CAMPIÑA INGLESA RECIBE TRATAMIENTO INTERNACIONAL



Como contrapeso al glamour estilizado del traje oGnuevo y al brillo futurístico de los tejidos artificiales, hay una dosis sana de ropa ruda campestre. Se notan muchos viejos tejidos del campo como el espina de pescado, el estampado a cuadros y todo

tipo de paño "tweed" (en dos colores). La apariencia es menos ' terrosa que en años recientes, aunque estamos hablando de ropa campestre vía King's Row. La atractiva influencia rural tiene una apariencia decididamente familiar. El efecto de las chaquetas Donegal y de los suéteres Shetland crea una idea británica del invierno, un estilo construido alrededor de las tradiciones del tejido rústico, el tweed y la pana de la gente del campo y de artesanos rebeldes.



EL DISEÑO DE ROMBOS:

LOS DIAMANTE SON ETERNOS




Un diseño tradicional encontrado sólo en los tejidos y calcetines más tradicionales y muy querido por los golfistas, los rombos, dan una imagen con sabor a viejo y a hogar. Pero el coqueteo de la moda de verano con la "nerd-wear" americana de los años cincuenta permitió que los rombos aparecieran en las pasarelas, junto con los cuadros escoceses. Estos diseños han continuado en el invierno y los rombos se han afianzado. Se usan en su forma tradicional o han sido adaptados en forma llamativa por diseñadores como Versace.



EL "LOOK" MOD DE NUEVO



haquetas a dos tonos y sombretos de ala ancha y copa baja, el mundo Mod de nuevo. El reciente resurgimiento de lo Mod en la música británica ha motivado una respuesta (a veces extraña) de los diseñadores extranjeros. El belga Dries Van Noten presentó sacos deportivos Fred Perry; New Republic y Tommy Hilfiger en los Estados Unidos presentaron sacos de niño de colegio Ray Davies, mientras que el italiano Gianni Versace tenía muchachos rudos y elegantes vestidos con cuadros a dos tonos. El sombrero de ala ancha de actitud insolente resurgió en París, donde se utilizó con abrigos cortos con una sola hilera de botones.



LOS SOMBREROS



Los hombres dejaron de llevar sombreros en los sesenta cuando todo lo convencional comenzó a ceder. Pero en los últimos años, los sombreros y gorros de todo tipo han comenzado a regresar subrepticiamente al guardarropa masculino, como resultado de esa importación popular: la gorra de béisbol. Ahora vemos todo tipo de gorras pequeñas, gorras Kangol y boinas cubriendo cabezas a la moda y -al menos en cuanto a diseñadores se refiere

parece que cualquier tipo de sombrero va bien.



EL SKI



A los diseñadores les está real mente gustando la pista de ski. Las cuestas sirven de inspiración para la ropa de invierno y sus accesorios-gorros y guantesy, en el caso de Katherlne Hamnett, chaquetas abullonadas y siluetas de los años setenta. Aramni tiene toda una sección de su exhibición dedicada a la ropa de ski de los años cuarenta.



ECIERRES: LA MODA DE LA TEMPORADA



Este invierno los cierres se ven menos como los de los rockeros "punk" que aparecen en MTV y más como otro detalle que aparece en todo tipo de prendas, desde ropa informal hasta suéteres, ropa tejida y chaquetas. El diseñador Paul Simon llama la prenda corta sin mangas para cerrar con cierre, "el nuevo chaleco".



BRILLO: EL LADO LUMINOSO DE LA VIDA



Un toque juicioso de colores briUllantes puede darle una nota diferente al traje más clásico. A los diseñadores parece gustarles en forma especial mezclar ropa tejida brillante con ropa de corte de tono apagado, especialmente suéteres de cuello en V y de tortuga de colores brillantes. Es una forma muy caballerosa de hacer subversión.



CAMISAS Y CORBATAS



Para complementar el resurgimiento de la ropa de corte de sastre, muchos diseñadores regresaron a la tradicional combinación de cuello, puño y corbata. Los puños franceses, los cuellos tiesos y las corbatas tejidas fueron bastante notorios. Las corbatas sencilllas de acabado satinado de la primavera pasada todavía se ven, frecuentemente con camisas que les hacen juego. Siguiendo la tendencia de los tejidos del campo, también hay muchas corbatas de tweed.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?