| 6/1/1995 12:00:00 AM

El tiempo es oro

El tiempo es oro

Tendencias de los coleccionistas de relojes.

Desde hace ya algunos años ha existido lo que podríamos llamar una "fiebre de relojes" en Europa Occidental y los Estados Unidos. Aparte de una élite internacional de varios miles de coleccionistas, joyeros y relojeros que buscan las piezas más valiosas (especialmente aquellas que se valorizarán en el futuro) por todas partes del mundo, desde Nueva York hasta Ginebra, desde Milán hasta Sur América, cada vez hay un mayor número de "pequeños coleccionistas/inversionistas". Estas son personas que comienzan a gustar de esta pasión una vez han atesorado el gusto de tener un reloj viejo. Los lleva a visitar mercados de antigüedades, subastas, coleccionistas más conocedores, relojeros especializados y así "entrar en la onda" del medio.

Desde 1980 se ha establecido una moda que ha hecho que por lo menos se tripliquen las ventas de las marcas más clásicas y los modelos más apetecidos. Pero esto no sorprende, considerando las ventas de otros artículos antiguos. El reloj tiene un cierto aire de "vivido", mucho más que una estampilla u r otros objetos valiosos de coleccionistas. Ha sido testigo fiel de la vida de su dueño y con frecuencia ha asado de padre a hijo. Además, es un objeto precioso y personal, una de las pocas joyas que el narcisismo del hombre permite llevar sin ser considerado ambiguo. Refleja claramente el gusto y la personalidad de quien lo lleva y resume los gustos y la estética de la época en que fue creado. Por este motivo, algunas personas comparan desfavorablemente la era "caliente" de estos viejos relojes con la era fría e impersonal de los relojes electrónicos japoneses que vienen con computadora y mini video.

Otro aspecto por considerar es que hay una relación muy privada entre un hombre y su reloj, una relación que es física y sicológica. Es el compañero personal, día y noche. Mahatma Gandhi, padre de la india y una de las escasas personas en la historia capaz de renunciar a las posesiones mundanas, era obsesionado por el uso adecuado de su tiempo. Sostenía que cada minuto debería ser utilizado al servicio de sus congéneres. Sus días eran ordenados por una de sus pocas posesiones personales, un reloj de bolsillo de 16 años marca " Ingersol" que costó 8 chelines y que siempre llevaba atado a la cintura con una pita.

iremos entonces las dos categorías más populares de relojes, el de bolsillo y el de pulso, individualmente, de acuerdo con su importancia, variedad y valor potencial de inversión :

1) Caja de saboneta (tres tapas): estos fueron usados principalmente por caballistas y deportistas y llevaban una cubierta de más para proteger el vidrio.

2) Sin tapa (caja lépine): como lo sugiere el nombre, no tiene ninguna cubierta para proteger el vidrio.

3) Media saboneta: el más deseable del lote (3 modelos) para los coleccionistas, tiene una ventanilla en el estuche, la cual permite ver la hora sin abrirlo.

Los relojes arriba mencionados podrían valer desde US$20 hasta US$200.000; valor de un Gran Complejidad.

En Colombia, los relojes de bolsillo más populares, fueron el Ferrocarril de Antioquia, el Tequendama, y otros hechos para las compañías de ferrocarriles por un relojero suizo llamado "Moeris". La mayoría de ellos fueron hechos con estuches de níquel blancos y ocasionalmente de oro.

El costó promedio de US$200 los hace partícula mente interesantes para la mayoría de los coleccionistas como una inversión de bajo costó.

Más atrayentes para los inversionistas medianos o altos son los relojes suizos de oro de comienzos del siglo, que van desde US$500 a US$1.500 si la ' pieza está en buenas condiciones y tiene todas sus partes originales.

T as categorías más exóticas son los relojes de repeti ción, los cronógrafos, el calendario perpetuo, relojes de mesa o pared, los Gran Complejidad, etc. Mientras más complicado sea el movimiento, más valiosos y solicitados se vuelven para los coleccionistas.

1) Relojes de repetición (Sonerillas): repican la hora con sólo hundir un botón o correr una tapa. Se hicieron para ser utilizados de noche al dar la hora sin tener que mirar. En esta categoría hay cuatro subcategorías:

-Repetición de cuartos: da la hora y el cuarto de hora. »Repetición de cuarto y de media: da la hora, el último cuarto y la media.

- Repetición de cinco minutos: da la hora, el cuarto de hora y le sigue un toque de tono alto cada cinco minutos.

-Repetición de minutos: el más complicado y generalmente el más valioso de los relojes de repetición; da la hora, el cuarto y los minutos.

2) Cronógrafos: un movimiento que se puede comenzar o parar para medir intervalos cortos y regresar a cero. Es decir, un instrumento de medir tiempo independientemente, el cual no da la hora del día.

3) Calendarios perpetuos: siempre corrige la fecha al fin del mes y en el año bisiesto corrige el 29 de febrero automáticamente.

4) Relojes: son similares a los repetidores, pero con la diferencia de que no es necesario pedirles que den la hora, es decir, no hay necesidad de hundir un botón. 5) Gran Complejidad: el rey de los relojes de pulso, normalmente con cronógrafo, calendario perpetuo y mecanismo de repetición.

Las categorías de relojes arriba mencionadas son de interés para inversionistas/coleccionistas serios y sus precios son influidos en gran medida por su escasez, número de funciones y marca y podrían costar hasta centenares de miles de dólares.

Las marcas suizas más apetecidas son Patek Phillip, Constanin, Audemars Piguet, Breguet y Cartier. Van desde unos US$2,000 por uno sencillo de oro hasta a lo que al coleccionista le parezca bien pagar por una pieza escasa de Gran Complejidad, tal como fue el caso cuando Habsburg Feldman vendió un Patek Phillip Calibre 89,( muy escaso un día domingo, 9 de abril de 1989, en Ginebra, a un comprador anónimo por US$1.4 millones.

Lo anterior le puede dar al lector un conocimiento breve del mundo de los relojes y ojalá ayude a los pequeños inversionistas actuales y futuros a escoger las piezas que deseen comprar. En la próxima edición hablaremos de relojes de pulso, entre los cuales están las categorías más importantes para los coleccionistas. Estos son indudablemente los más fascinantes de los relojes coleccionadles.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.