| 1/1/1993 12:00:00 AM

El segundo mercado

Además de los terribles problemas de terrorismo que atraviesa el Perú, su situación económica es de crisis total. La industria que había está reducida, ya sea porque las multinacionales salieron del país, o porque Sendero Luminoso voló las fábricas. Es el caso de Bata, por ejemplo: un domingo entraron unos individuos vestidos de policías, maniataron al vigilante, colocaron tacos de dinamita en las máquinas, provocaron un incendio y la fábrica voló. Tardó año y medio en reconstruirse. Multinacionales como Colgate vendieron la operación a inversionistas locales, que trabajan con una utilización de la capacidad muy baja.

Años de gobiernos militares y el populismo de Alan García acabaron con el país. El actual gobierno recibió unas reservas internacionales negativas y las relaciones con la banca internacional rotas. El presidente Fujimori nombró como ministro de Economía a un ortodoxo neoliberal, Carlos Boloña, que ha hecho lo que ha podido. Hoy en día las reservas internacionales están en US$ 1.600 millones y la hiperinflación ha bajado a niveles del 4% mensual.

Como nadie paga impuestos, el gobierno depende de los ingresos de aranceles para sobrevivir. El IVA está en 18%, y el impuesto de renta es muy bajo. Esta es la verdadera razón por la cual Perú no puede integrarse a la zona de libre comercio y arancel externo común: ello significaría sacrificar una parte muy importante de sus ingresos fiscales.

De todas maneras Perú es el segundo mercado andino para Colombia, y los empresarios nuestros están exportando mucho a ese país, aún sin zona de libre comercio. La balanza comercial es positiva para Colombia con US$ 212 millones en exportaciones en 1991 y US$ 110 millones en importaciones. Como se ve en el cuadro, exportaciones e importaciones están diversificadas.

La perspectiva es que con Perú la integración se dé tal vez en 1994, una vez su economía logre levantar cabeza. El aplazamiento del Pacto Andino así lo acepta. Las empresas de ese país están muy baratas, se están privatizando muchas en diversos sectores, y los colombianos pueden encontrar grandes oportunidades para invertir directamente y hacer negocios en y con Perú. Sendero Luminoso es una variable más, la cual los colombianos están acostumbrados a lidiar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?