| 5/1/1995 12:00:00 AM

El pavo real

Las últimas tendencias en moda masculina.

Para esta primavera y verano, los diseñadores europeos han introducido formas, telas y colores alternativos para iluminar el vestuario masculino. Algunas de las ideas parecen locas y otras una quelta al pasado. Veamos algunas de las tendencias que se ven en Londres, París y Roma.



BRILLOS



El tedioso verde y beige de la primavera pasada está enterrado y se han exhumado del cementerio de la moda ensordecedores manchones de color. Canalizando algo de la vibración que vimos el otoño pasado y creando una paleta de colores sorpresiva pero controlada, diseñadores como Yoji Yamamoto, Romeo Gigli, Issey Mikake, Claude Montana y otros, hacen chocar valerosamente bloques de rojo, azul y amarillo. Sobresalen las fuertes combinaciones de Gianni Versace, así como la brillante chaqueta estilo jean fabricada en PVC (plástico) brillante de Dolce y Gabbana. Generalmente preferidas por la gente del continente que por americanos o latinos, estas tonalidades brillantes se ven ahora, absolutamente correctas para aquellos dispuestos a arriesgarse a ser diferentes.



PASTELES



Hace cuarenta años el ignominioso grupo de cinco sastres

franceses (Camps, Evzeline, Bardot y los Walteners, Socrate y Gaston) fue ridiculizado por Le Monde por (¡imagínense!) "esperar que los hombres se pongan Rosado y azul verdoso". Hoy en día los colores pasteles han resurgido como colores claves para la primavera y el verano. Esta vez sería tonto ridiculizar a los diseñadores. Con frecuencia descartado como un color apropiado sólo para niñas (el Rosado era el color preferido por la emperatriz de la moda, Diana Vreeland, de la Revista Vogue, quien lo adoraba y lo llamaba el ,,azul oscuro de la india"). Después de haber sido vistos en el show de

Versace en todo, desde calcetines hasta vestidos, es fácil reconocer el atractivo de los colores pastel para hombre. Se pueden conseguir en multitud de fibras, transmiten elegancia y extravagancia, sin amenazar la masculinidad.



TRAJES DE DOS BOTONES Y RECTOS



El saco alargado, con frecuencia de línea estilizada y una sola hilera de botones que se vio en los desfiles de moda de Dolce y Gabbana, Costume Homme y Antonio Miro, es el tributo que le rinde la temporada al traje estilizado que se hizo popular en los cincuenta. Llevado hace cuarenta años como contradicción rígida a la extravagancia del "Zootsuit exageradamente grande de los años treinta, ofrece una de las opciones más discretas para la primavera. Puede ser, en el mediano plazo, uno de los "looks" de más influencia para la temporada.



EL SACO DE.DOBLE ABOTONADURA Y SEIS BOTONES



Al otro extremo de la escala, sacos de seis botones estilo boxeador, inspirados en Zoot y Zazov, fueron exhibidos por Arman¡, Gaultier, Rykiel Homme... para acompañar el renacimiento actual de la ropa femenina de tiempos de guerra da Segunda Guerra Mundial). Para complementar las faldas más largas y chaquetas ajustadas de las mujeres que ahora vemos en todos los desfiles de modas, el traje amplio es más extravagante donde la mirada de la mujer es más severa. Es un saco cortado generosamente, cuya forma fue importada de los Estados Unidos por sastres europeos en los cuarenta. Se hizo popular y sirvió como antídoto para la corta "congeladora de traseros" que ceñía la cadera y que la antecedió durante los años treinta. Ahora los factores claves detrás del atractivo de su caída atrayente son su largo, sus hombros amplios, pecho definido y sisas altas. Funciona mejor cuando se combina con pantalones amplios, cortados por encima del tobillo o de colores fuertes. No es el "look" de los ejecutivos, pero interesante para aquellos que están en el borde.



TELAS DEPORTIVAS



Cuando Donna Karan anunció hace tres temporadas que el futuro de la moda iba a ser fabricado en el laboratorio, 'el mundo de la moda se dio por notificado de los avances frenéticos de la tecnología textil. Como rebeldía contra la obsesión del verano pasado con el lino, los textiles tratados en poliamida aparecen en todos los almacenes. Inspirados en los experimentos de los japoneses (quienes fueron los primeros en utilizarlos en ropa deportiva), muchos diseñadores internacionales como Byblos, Prada y John Richmond los han utilizado en una gama de formas de calidoscopio. Y no terminará ahí: en el campo de la ropa deportiva, los japoneses están ahora ofreciendo en el mercado ropa que sana al que la usa (Toray, un fabricante japonés, ha salido con una tela que alivia el eczema mientras se usa).



IRIDISCENTES



Menos impactante que la opalescencia del año pasado y más manejable que los extrovertidos colores primarios de esta temporada, Krizia, Dries Van Note, Dolce y Gabbana y Ermenegildo Zegna han reconocido el atractivo del tejido iridiscente, de débil resplandor llamado "Two-tone". Esté tejido con características de camaleón funciona mejor en gris plateado. Fácil de combinar, es elegante y al mismo tiempo juguetón.



CHAQUETAS CON CINTURÓN



La creación de Arman¡ que más influencia ha tenido en la primavera es la chaqueta con cinturón, una de las piezas más satisfactorias de la temporada. Pero se requiere acostumbrarse a ella: sólo cuando uno ve la sutileza y detalles de su ejecución empieza uno a convertirse en adicto. Olvídese del traje poderoso de mediados de los ochenta apretando la cintura o de las chaquetas de safari de los setenta. Ahora la chaqueta forma parte de una silueta más elegante. Ensáyela sin abotonar y arremangada como se ve en la pasarela de Yoji Yamamoto, o póngale atención a aquellas piezas de colores primarios y atrevidos en Paul Smith.



MANGAS CORTAS



Al fin la manga corta es respetable de nuevo. Llamémosla la "teeshirt" de la temporada. Piense en aquellas fotos de los años treinta de señores jugando "croquet" en Palm Beach y mézclelas con la camisa Lacoste fresca e informal de los años cincuenta. La versión de los noventa está hecha en telas costosas y con un look mucho más elaborado. Como en los años cincuenta, las versiones negras, tejidas y abotonadas, con corte de sastre y chaleco sobrepuesto, son alternativas informales para la chaqueta.

on lo dicho arriba usted tiene una breve visión del mundo de la moda masculina para la primavera y el verano de 1995 y, de nuevo, debe haber suficientes opciones para complementar el guardarropa de hasta los más complicados.

Tal vez algunas de estas tendencias parezcan escandalosas en el momento, pero recuerde que la moda toma poco tiempo para filtrarse de las alturas de las pasarelas de la moda parisina a los closet del hombre común y corriente.

Recuerde que no fue hace tanto tiempo que los hombres se vestían únicamente con camisas blancas y corbatas azules. Qué aburridos éramos entonces.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?