| 2/1/1995 12:00:00 AM

El Art Deco americano

En Colombia, aunque escasas, se consiguen excelentes piezas de muebles Art Deco.

El Art Deco convoca los sonidos del jazz clásico y produce imágenes de lujosos y aerodinámicos vagones de tren y transatlánticos; el oráculo cinematográfico de Fritz Lang, Metrópolis; el Hotel New Victoria de Londres y quizás hasta objetos de arte más útiles, tales como la aspiradora Electrolux que está exhibida en el Museo Brooklyn de Nueva York como una pieza de la historia del Art Deco. Pero quizá la forma más famosa del Art Deco es la de los muebles, tanto antiguos como modernos, estéticos y funcionales.

La Exposición Internacional de las Artes Modernas Decorativas e Industriales realizada en París en 1925 fue la primera en dar su nombre al simple estilo de Art Deco, el cual en realidad había tomado forma realmente dos décadas antes 1 fue un producto evolutivo de intrincamiento inspirado en la naturaleza del Art Nouveau. El Art Deco transformó la naturaleza de la voluptuosa asimetría curvilínea de aquél en la abreviada geometrí-, de bordes afilados de un diseñe más futurista y dinámico.

Pero el Art Nouveau fue sólo una de las fuentes entre las mucha: que inspiraron a su descendencia De los estilos neoclásico e imperio salieron el empleo refinado de lo: enchapes contrastantes, las estrías las formas octagonales y ovaladas los motivos en forma de sol y de abanico y las bases de pedestal Los muebles chinos inspiraron e centro de gravedad bajo y el uso de BALC y otros acabados lacado. De la estética de las máquinas provine el uso de materiales industriales

como cromo y aluminio. Del cubismo, las formas angulares, esculturales y el uso de colores vivos y ornamentos geométricos. Del primitivismo proviene el empleo de maderas exóticas y otros materiales.

Aunque a Francia se le da reconocimiento por la creación del Art Deco, muchos países y culturas han contribuido al surgimiento de esta gama de estilos y formas. Italia, igual que Francia, produjo no sólo piezas finamente detalladas, con frecuencia adornadas con flores geométricas y diseños en oro pintados a mano inspirados por el arte del siglo XVIII, sino también los diseños verticales, minimalistas, hallados en los estilos exclusivos en países vecinos al oriente, como Alemania y Bélgica. Estados Unidos produjo un Art Deco más elegante antes de la Depresión, con una meticulosidad de artesano a un costo considerable, y un estilo minimalista más asequible para un público americano posteriormente mas empobrecido. Estados unidos también fue el creador del deco tropical basado en colores pasteles, que aún subsiste en South Beach en Miami y su antigua dependencia, La Habana. Cuba. Latinoamérica -Colombia incluida también ha producido piezas de Art Deco, típicamente imitaciones tardías del diseño europeo y estadounidense, pero con frecuencia de muy buena calidad y a precios considerablemente más bajos.

Aunque el Art Deco volvió a estar de moda a mediados de los años sesenta, fue un corto renacimiento. Se hicieron de nuevo muebles Art Deco en los años setenta y ochenta, pero como eran sólo copias de otra época, sólo sirvieron para desmeritar su valor. Los muebles Art Deco representan un hito en el diseño industrial, pero sólo dan un toque de gracia a la decoración de apartamentos y casas modernas de hoy en día. Si bien es cierto que el diseño de muebles modernos es bastante popular, existe algo más irreverente, y para algunos más atractivo, en las predicciones hechas por el diseño de otra era, de cuyos estilos parece haber surgida en forma maliciosa el diseño actual del mueble. Una pieza de Art Deco bien comprada no solamente será útil en el hogar sino una inversión más inteligente que un mueble contemporáneo -por moderno que parezca-. El Art Deco se vende sólo en tiendas de antigüedades y sus precios siguen en aumento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?