| 1/1/1993 12:00:00 AM

Dónde poner la plata

El mercado de acciones ha experimentado a lo largo del año un comportamiento atractivo para los inversionistas, situación que se refleja en el crecimiento de los índices de la Bolsa de Bogotá y la Bolsa de Medellín.

Las acciones de mayor valorización a principios de agosto de 1992, con respecto a los precios fiscales cortados a diciembre 31 de 1991 son Garulla (622,22%), Inversiones Venecia S.A.., Invensa, (469,83%), Simesa (392,25%), Sociedad Capitalizadora y Ahorros Bolívar S.A.. (343,59%) y Distral (200%).

En la semana comprendida entre el 10 y el 14 de agosto, las acciones de mayor movimiento en la Bolsa de Bogotá fueron Fibratolima, Bavaria, Banco de Occidente, Banco de Bogotá y Banco Ganadero. En el mismo período las que experimentaron alzas más significativas en sus precios fueron Eternit Pacífico, Eternit Atlántico, Cadenalco e Inversiones Bogotá.

En el mercado primario de activos financieros, hasta el mes de junio los Certificados Eléctricos Valorizables, con plazos de vencimiento de 180 días, presentaron las mejores rentabilidades para los inversionistas, registrando una tasa efectiva proyectada del 30,86%. Los certificados de ahorro de valor constante, cuyos períodos de vigencia promedio al vencimiento son de 90 días, reportaron rentabilidades efectivas del 25,14% en el mismo mes. En tercer lugar, en términos de la rentabilidad, se negociaron los Bonos de Deuda Pública Externa con un horizonte de vencimiento de cinco años y tasas de interés del 9% liquidados por año vencido; el rendimiento efectivo de estos títulos se calculó

en 24,86%.

También presentaron rentabilidades del orden del 25% algunos certificados de depósito a término en el mercado primario, especialmente aquellos cuyos plazos de vencimiento oscilan entre 182 y 184 días.

En el mercado secundario, los bonos de financiamiento especial vigentes para períodos entre dos y tres años, reportaron rentabilidades proyectadas al vencimiento del 35,23%. Los bonos de la Corporación Financiera de Caldas, cuyo vencimiento esperado promedio corresponde a un período de 115 días registraron una rentabilidad efectiva del 31,05%, mientras que las nuevas cédulas de inversión del Banco Central Hipotecario fluctuaron entre el 28% y el 30%, dependiendo de los tiempos al vencimiento.

Los diferentes títulos aquí mencionados resultaron ser los más atractivos en términos exclusivamente de la rentabilidad. Sin embargo, no hay que olvidar también el riesgo involucrado en cualquier decisión de inversión, y en consecuencia el conocimiento sobre la solidez del emisor del título es muy importante.

En el mercado secundario pueden darse variaciones significativas de un día para otro en términos de la rentabilidad de los diferentes papeles, dependiendo de los factores que inciden sobre la demanda y la oferta en un momento determinado.

La coyuntura actual es de tasas de captación negativas en términos reales. Cualquier rendimiento superior a la inflación protege a su inversión de la pérdida de poder adquisitivo. Las acciones y la propiedad raíz son en este momento prácticamente las únicas opciones que conservan su valor en términos reales. De ahí el boom en ambos mercados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?