| 11/1/1995 12:00:00 AM

De Chaplin a la tanga

Los trajes de baños masculino cobijan todos los estilos. Ojo con la barriga.

Todos nosotros hemos visto en las viejas películas en blanco y negro a personas como Charlie Chaplin, en sus trajes de baño de una sola pieza, con diseños planos de un solo color o de rayas marineras "a la francesa". Es entonces cuando surgen las pantalonetas o los trajes de baño masculinos en la forma en la cual nos referimos a ellos hoy en día, Esto, por supuesto, ha avanzado desde entonces, dando saltos y brincos, donde es posible encontrar pantalonetas de baño desde las más minúsculas tangas para los más atrevidos y mejor dotados de nosotros, hasta las pantalonetas estilo boxer y bermudas, y en multitud de colores.

A partir de los años 90 tenemos lo que nosotros llamamos el ascenso de los pantalones cortos. Es más, algunos los llaman los jeans de los 90. Están hechos con telas impermeables, tienen varios bolsillos y son muy prácticos para ser usados como pantalonetas de uso diario, tanto como trajes de baño. Así que no es del todo sorprendente ver chicos llegar a la playa, con sus pantalones cortos, camisetas y un par de zuecos, para zambullirse en el agua y regresar a sus asuntos después de media hora o algo así, simplemente poniéndose nuevamente sus tops y sus zapatos.

Los trajes de baño también implican bastante dinero. Como siempre, los diseñadores internacionales se apresuraron a sacar provecho del negocio potencial de esta prenda y comenzaron produciéndolos por miles, cada uno con la marca del fabricante, de tal forma que incluso en la playa, donde uno está bajo las miradas de todo el mundo, la publicidad continúa. Esto, por supuesto, no incluye las playas nudistas esparcidas por todo el mundo, a donde acuden personas con tendencias un poco más exhibicionistas.

Indudablemente, los trajes de baño se han convertido en un negocio tan grande y con tantas utilidades, que uno de los eventos del año en los Estados Unidos es la emisión de trajes de baño femeninos de la revista Sports Ilustrated (ahora televisada y disponible en video), para la cual hermosas chicas son seleccionadas en todo el mundo y son llevadas a exóticas locaciones en los cuatros puntos cardinales del planeta, para hacer las fotografías de la publicación. Las pocas chicas que son seleccionadas con más frecuencia se convierten en celebridades de la noche, y llegan a ser super modelos, o ingresan a series de televisión o a la industria del cine.

Recientemente ha habido rumores acerca del lanzamiento de la emisión de una versión dedicada por completo al sexo masculino, que sin duda tendrá tanto éxito como su predecesor.

Con anterioridad, en este artículo mencioné diseñadores que han tomado la delantera, en cierta forma, para sacar ventaja de este pequeño accesorio. Algunos de los que vale la pena mencionar son Gianni Versace, con sus diseños siempre llamativos y con precios igualmente atractivos (con un costo máximo de 2,00 dólares por prenda), y los colores más suavizados de Giorgio Armani, donde una vez más lo llamativo se encuentra en la etiqueta del precio. También está el diseñador de ropa interior griego Nikos, quien ha realizado la tarea de producir las más pequeñas de todas las pantalonetas de baño con cortes en las telas, por los cuales, en ciertas partes del mundo uno sería arrestado por exhibición indecente al usar tales prendas. Otros diseñadores le dan licencia a los grandes fabricantes para compartir las inmensas utilidades. Massimo Osti de Stone Island -Isla de Piedray la Compañía C.P., es el mejor ejemplo de quien ha hecho esto con los gigantes italianos del Grupo G.F.T.

Compañías deportivas como Speedo, las cuales se mantienen con las ganancias de la producción de trajes de baño, han tenido éxito contratando sus propios diseñadores y utilizando celebridades del mundo del deporte para hacer publicidad, especialmente para su segundo proyecto piel, en el cual han producido sus más delgadas y ligeras telas, pero con una mayor resistencia, las cuales podrán llamarse: las pantalonetas de baño más aerodinámicas.

Otros de los grandes productores de ropa informal quienes han dedicado una sección de sus colecciones a la ropa de veraneo, particularmente ropa de natación, son la compañía norteamericana Náutica y la firma italiana Marina Yatching.

Hay ciertas inclinaciones con respecto al traje de baño que uno

debería seguir. Hablando en términos generales, los hombres que tienen un sobrepeso deberían evitar las tangas en determinadas circunstancias, donde podrían pasar por nudistas, y en su lugar, las pantalonetas tipo boxer son una opción más sabia. Aquellos con piernas particularmente delgadas y rodillas irregulares, deberían optar por algo con un corte más alto, ya que el estilo cigüeña no es el más adecuado.

Unicamente los más afortunados, con una constitución atlética y con estómagos firmes podrían escoger al azar cualquier prenda sin preocuparse si es demasiado corta o demasiado larga, demasiado grande o demasiado pequeña, y usarla sin ser objeto de burlas en el paraíso de los posudos: la playa.

Personalmente, yo siento algo de nostalgia por esas viejas pantalonetas de baño tipo Charlie Chapín o Gatsby que solían quedarles bien a todos, sin importar sus formas. Dentro de todo, siempre está la esperanza de que alguna carta caerá en el buzón, en donde me pedirán que participe en el lanzamiento de una nueva y grandiosa revista de trajes de baño masculinos. Tengo conocimiento de cosas extremadamente extrañas que han sucedido, pero sin embargo, no muchas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?