| 4/13/1998 12:00:00 AM

Damas de camión

Las mujeres se toman la calle al timón de camionetas y camperos. Status y seguridad, la combinación ideal.

A un hombre esto no deja de producirle sorpresa. Está de primero en el semáforo, el pie tenso como un resorte a un centímetro del acelerador, listo para arrancar apenas aparezca la luz verde y sacarle ventaja al que está al lado. Gira la cabeza brevemente para evaluar de un vistazo a su competidor. Pero resulta que se trata de una camioneta 4x4 y la ventana está 50 centímetros por encima del nivel de sus ojos. Estira el cuello, mira para arriba y se encuentra con que el conductor... es una mujer.



Cada día es más frecuente ver mujeres al volante de robustos camperos y camionetas. Cansadas de conducir carros frágiles y pequeños, diseñados "para mujeres" y de ceder siempre ante las embestidas de los demás conductores, han encontrado en esta opción una forma de defenderse de la agresividad del tráfico y del mal estado de las calles en las ciudades colombianas.



Y a medida que las mujeres alcanzan posiciones cada vez más altas en el mercado laboral, han encontrado que pueden sufragar el precio de estos automóviles, que por lo general supera los $30 millones.



Recia coquetería



Hasta hace pocos años, una mujer que manejara un campero o una camioneta 4x4 era considerada poco elegante o femenina. Y sólo podía hacerse perdonar ­parcialmente­ si tenía finca, era agrónoma o ingeniera. Hoy, en cambio, estos carros son señal de status. Las señoras más distinguidas llegan al colegio en su camioneta a recoger los niños. Las solteras recogen al novio y lo llevan a comer. El mensaje ahora es completamente diferente: a una mujer que maneja un 4x4 hay que tomarla en serio.



El 4x4 le transfiere a la mujer que lo maneja algo de su carácter independiente y recio. Es una mezcla de muchos factores. En opinión de Juan Alberto Morales, gerente comercial de Kia, "la mujer encuentra en las 4x4 las ventajas de un campero y la comodidad de un automóvil". Jetzair Torrens, gerente general de Ford Colombia, añade "las 4x4 son la mezcla perfecta entre un automóvil y una camioneta, en los cuales el estilo, la modernidad y el status van juntos". Para la Ford, la aceptación de las 4x4 nace en la seguridad integral que ofrecen estos vehículos en maniobrabilidad, consistencia y desempeño.



Y es que los camperos y camionetas de hoy están diseñados para el que lo quiere todo. Además de potencia, diseño robusto y fuerte suspensión, vienen dotados de dirección hidráulica, aire acondicionado, bloqueo central, elevavidrios eléctricos, radio digital, doble bolsa de aire, rines de lujo y todas las demás comodidades que antes sólo se encontraban en un sedán de gama alta. Algunos de los modelos que ofrece el mercado no son muy altos, como la Kia Sportage, lo que la hace mucho más atractiva para las mujeres.



Otra de las razones por las que las mujeres prefieren este tipo de vehículos es el estado de las calles y carreteras del país. La cantidad de huecos, irregularidades del terreno y hasta trochas por las que un carro tiene que pasar a diario, en especial en Bogotá, hacen de las 4x4 un medio de transporte ideal.



Además, la seguridad que ofrecen los camperos y camionetas 4x4 es otro de los factores que deciden a una mujer a comprarlos. En la guerra del tráfico diario, en la que los conductores agresivos suelen ver a una mujer al volante como presa fácil, el 4x4 brinda protección y lleva a los demás conductores a pensarlo dos veces antes de asumir conductas hostiles. Las mujeres al volante de estos vehículos sienten que se reducen sus desventajas frente a buses ejecutivos, busetas, taxis y demás carros que circulan por nuestras calles. Ya no es raro, incluso, ver a mujeres conduciendo a la ofensiva.



Por último, el precio es otro punto que beneficia a las 4x4, ya que los automóviles de gama alta, que por tamaño, potencia y equipo compiten con este tipo de vehículos, se encuentran en desventaja. Los camperos pagan un IVA del 20%, sin importar su cilindrada, mientras que los automóviles con una cilindrada superior a 1.800 centímetros pagan un IVA del 45%.



Una mujer de 4x4



La mujer que se sube a una 4x4, según la mayoría de las casas automotrices que consultó Dinero, está entre los 25 y los 45 años, pertenece a las clases media alta y alta. Es una ejecutiva exitosa o una profesional independiente, que adopta su papel de trabajadora y madre de familia.



En el mercado colombiano se ofrecen más de diez marcas de camperos y camionetas 4x4, con precios que van desde los $30 millones hasta más de los $100 millones. Cada casa automotriz ofrece varios modelos de acuerdo con el presupuesto, equipo y grado de sofisticación que deseen los clientes.



Dadas las condiciones actuales de seguridad y la actitud poco amigable de los conductores, sumadas al lamentable estado en que se encuentran muchas de las vías del país, las 4x4 tienen el panorama para continuar conquistando el mercado femenino.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?