| 4/9/1999 12:00:00 AM

Costa Rica: Suiza en Centroamérica

Este pequeño país centroamericano es hoy un modelo de convivencia y desarrollo social. Su industria turística atrae visitantes del mundo entero.

En un territorio menor al de Cundinamarca, los costarricenses han logrado construir un país que hoy es modelo en América Latina por su exitosa democracia, el progreso alcanzado en el área social, la capacidad para la convivencia pacífica y la habilidad para atraer inversión extranjera. El elevado nivel de vida de los costarricenses sobresale entre los países de América Latina.



Apoyándose en estas características del país, la industria turística ha florecido en los últimos años. Costa Rica ha desarrollado el turismo ecológico, científico, de aventura, deportivo y de salud, que atrae viajeros de Estados Unidos y Europa. En este momento, su principal fuente de divisas es el turismo, por encima de las exportaciones de banano y café. La calidad de las carreteras y los servicios públicos han sido un factor decisivo para esta industria.



El turismo es la principal fuente de ingresos de Costa Rica, por encima del café y el banano.





A pesar de ser un país pequeño, Costa Rica alberga gran diversidad de ecosistemas, con docenas de parques y reservas naturales, playas y cascadas únicas por su belleza, arrecifes coloridos y más de cien volcanes. Es uno de los destinos preferidos en el mundo por los amantes de la naturaleza, que aprovechan la variedad de orquídeas, árboles, aves, peces y animales que se encuentran a simple vista.



A la riqueza natural se suma una gran variedad de actividades al aire libre que el turista puede llevar a cabo, desde las más tranquilas como un paseo a caballo, hasta las más osadas como escalar montañas, hacer rafting o bucear. Otra ventaja para el turista es que puede recorrer el país en su totalidad fácilmente, pues sólo 6 horas separan una costa de la otra en su punto más lejano.



Ecoturismo



El contraste entre el tamaño y la diversidad ecológica del país es sorprendente. Aunque Costa Rica ocupa solamente el 0,03% de la superficie de la Tierra, es posible encontrar allí cerca del 5% de plantas y animales del planeta. Es un laboratorio natural. Hay más de 9.000 clases de plantas florales, incluidas 1.200 especies de orquídeas. Más de 850 especies de aves han sido identificadas, mucho más que las encontradas en todo el territorio de Estados Unidos y Canadá.



La capital, San José, está en la zona central, el corazón del país, con un clima que sus habitantes describen como una "eterna primavera". Desde allí, el turista puede hacer excursiones de un día a ciudades más pequeñas y pueblos típicos rodeados de montañas y volcanes, en los cuales es posible observar aves, ir de cabalgata, llegar hasta el cráter de algún volcán, escalar montañas entre la neblina o simplemente disfrutar del paisaje. El volcán Irazú, a sólo 22 kilómetros de la capital, es uno de los mayores atractivos de la zona. A pesar de que es muy difícil observar la fumarola de este volcán activo, un fuerte olor a azufre impregna el ambiente. Un impresionante lago verde y amarillo llena el cráter principal del volcán. Un poco más allá del parque de visitantes, el camino se divide y continúa hasta la cima del volcán desde donde en un día despejado se pueden observar los océanos Atlántico y Pacífico.



Otro impresionante volcán es el Poás, con el mayor cráter del mundo, a menos de una hora de San José. La ruta hacia la cima está sembrada de cafetales en línea que a lo lejos parecen un viñedo.



A sólo 30 minutos de San José, hacia el sureste, se encuentra Cartago, la antigua capital que fue destruida por un terremoto. Allí se pueden ver las ruinas de la catedral en el parque central de la ciudad. Muy cerca está el Jardín Botánico Lankester, parada obligatoria para los amantes de las orquídeas.



Al norte de San José está una de las ciudades más antiguas y mejor preservadas de Costa Rica, Heredia, ubicada a los pies del volcán Barva, en una de las zonas cafeteras más importantes del país. Lo más interesante de esta ciudad es su catedral, construida en 1797 y que ha resistido innumerables terremotos y sigue intacta. Si quiere un recuerdo típico costarricense, es indispensable que visite Sachí, famosa por sus artesanías elaboradas en madera. Allí se construyen las famosas carretas para transportar café con colores y diseños únicos. Es un pequeño pueblo clavado en las montañas al noroccidente de San José, rodeado por plantaciones de café. En suma, vale la pena visitar Costa Rica. La cordialidad de sus gentes hace que el turista se sienta como en casa y la diversidad del ecosistema permite disfrutar variadas condiciones naturales en corto tiempo y sin tener que hacer grandes desplazamientos. Además, está a sólo hora y media de vuelo de Colombia. Esta es una excelente opción para el descanso.



Costa Pacífica Central

Es una de las zonas más bellas por sus bosques tropicales, reservas naturales, playas y abundante vida marina. Es excelente para bucear, pescar, practicar el surf, rafting y cabalgar. Lo mejor de esta zona es su ubicación privilegiada, muy cerca de San José.





Softtek presta sus servicios hoy en más de 110 áreas diferentes de negocio y cuenta en cada una de ellas con lo mejor de su experiencia mundial. A medida que se da la integración internacional de esta industria, Colombia comienza a surgir como un semillero altamente calificado.



Guanacaste



En esta provincia del norte del país, están las mejores playas y complejos turísticos. Es la región más soleada de Costa Rica. Allí también se encuentran los más importantes parques nacionales, como el Santa Rosa y Palo Verde, donde se protege lo que queda del bosque seco tropical que alguna vez cubrió gran parte de Centroamérica, desde Guanacaste hasta México. Una de las playas más famosas de esta zona es la del Coco, ubicada en un pequeño pueblo de pescadores que además es el principal puerto del Pacífico norte.



Por la noche, en las playas del Pacífico, las tortugas entierran sus huevos en la arena. Entre junio y noviembre, las playas de Nancite y Ostional son los sitios preferidos por estos reptiles. Playa Grande, al norte de Tamarindo, es uno de los nidos de tortugas más importantes del mundo.



Al norte de Costa Rica se encuentran otro tipo de paisajes, como selva tropical, cascadas, lagos y el volcán Arenal. Lo único que no tiene esta zona son playas, pero es posible ir a cualquiera de las dos costas muy fácilmente.



Costa Atlántica



En esta región se encuentran la mayoría de los parques nacionales y refugios de vida salvaje, además de las playas de palmeras alineadas que recrean el escenario perfecto del paraíso. Para los viajeros que disfrutan de la aventura, esta región reúne las mejores condiciones para la pesca deportiva, el surfing y el buceo. También es un lugar excelente para apreciar la flora y fauna.



El paseo en bote por los canales que conectan ríos y lagos en la zona del Parque de Tortuguero es una auténtica aventura en medio de la selva tropical.



Otras áreas especiales que vale la pena visitar son el Parque Nacional Cahuita, el Refugio Nacional de vida salvaje de Gandoca-Manzanillo y la reserva biológica Hitoy Cerere.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?