| 1/1/1993 12:00:00 AM

¿Cómo va la economía?

Con la apertura económica muchas cosas han cambiado. El crecimiento de los medios de pago se ha salido del control del gobierno. Las reservas internacionales siguen creciendo, aunque a un ritmo más moderado. La devaluación se ha acelerado ligeramente, corno consecuencia de un menor valor exportado y un incremento -¡al fin!- en las importaciones.

La caída en el precio internacional del café se ha compensado hasta ahora con mayores volúmenes exportados, aunque en poco tiempo tendrá que disminuir la producción.

A pesar del apagón, la economía presenta un dinamismo, para muchos inexplicable. Las ventas al por menor y la industria se han recuperado a pesar del apagón. La construcción está viviendo un boom de magnitud inconmensurable: el crecimiento del año aprobado para construcción raya en el 40 por ciento anual.

El desempleo ha aumentado, aunque no en forma dramática.

Las tasas de interés han bajado en forma impresionante, lo mismo que los costos de producción. Solamente la inflación al consumidor sigue por encima del 28 por ciento anual.

En síntesis, la economía presenta síntomas de vitalidad, aunque para el año entrante, en pleno auge de apertura, mayores impuestos y un posible aumento de las tasas de interés, las cosas no pintan tan bien como en este momento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?