| 10/1/1995 12:00:00 AM

Cómo hablar por TV

Guía para enfrentar a las cámaras, al periodista y dominar los nervios.

LA BESTIA HAMBRIENTA



Debido a la explosión de información, acompañada de la explosión de programas de televisión, también hay una explosión de cámaras de televisión y de micrófonos que circulan por el país.

Si usted se las ha arreglado para evitarlo hasta ahora, las probabilidades de que finalmente le hagan una entrevista aumentan a diario. La televisión es como un animal hambriento, que necesita alimentarse constantemente, y personas con conocimientos como usted de vez en cuando están expuestas a la mirada pública. Usted podría ser la comida de hoy para la bestia hambrienta.

Hay varias formas de prepararse para esta experiencia casi inevitable, y su preparación determinará el que se convierta en buena o mala.

Es importante comprender las exigencias de quienes hacen la entrevista. Un noticiero de televisión tiene sólo 24 minutos de tiempo real en el aire para presentar todas las noticias del día y los deportes. Un informe de más de 90 segundos es poco común, a no ser que revista una gran importancia. Entonces hay que aprender a dejar una buena impresión, hablar con inteligencia, presentar su argumento y verse bien,

todo en un espacio de, digamos, 15 segundos. Y usted se sorprenderá de

la cantidad de gente que realmente lo ve en esos 15 segundos.



EN VIVO o PREGRABADO



Cuando una reportera lo llama para pedir una entrevista, no se asuste. Muy rara vez una reportera trata de hacerlo quedar mal. Pregunte para quién es la entrevista, qué temas se tratarán en ella y cuándo tiene que verse con la reportera. Le dirán que la entrevista es, por ejemplo, para el noticiero XYZ y que quisieran entrevistarlo en vivo esa noche a las 10 p.m., acerca de sus reflexiones sobre la economía colombiana. Es aquí donde usted puede ejercer algún control.

Es más fácil controlar una entrevista, y mejor para sus nervios, si la entrevista es pregrabada. Así, si a usted no le gustó la manera como respondió a algo, puede hacerlo de nuevo, si el periodista está dispuesto, y por lo general lo está. Si quiere hacer la entrevista en vivo (en Colombia, lo que se llama "en vivo" es con frecuencia pregrabado y parece en vivo), debe estar muy bien preparado y nada nervioso. Siempre recuerde que una vez que la videocinta llega al cuarto de edición, us

ted no tendrá control sobre lo que sale al aire.



UNA CIERTA CALIDAD



Piense quién le causa mejor impresión cuando aparece en televisión. Hay muy pocas personas que se sienten tan cómodas frente a las cámaras que parecen haber nacido allí. Para estas pocas personas la televisión es una forma natural de comunicación. Andrés Pastrana y Ronald Reagan son ejemplos perfectos de personas que tratan a la cámara como a una amiga, y la cámara responde siendo "amistosa" con ellos.

Hay otras personas, como Noemí Sanín, que se esfuerzan por parecer "naturales" frente a una cámara, cerciorándose de estar en el ángulo más favorable, y que no tienen problema en suspender una entrevista y empezar de nuevo cuando no están satisfechas con sus respuestas.



El observar a la gente en la televisión es una buena manera de lograr encontrar las cualidades que usted desea adquirir para su primera entrevista. Empezará a notar lo que le gusta, pero en particular, vera las cosas que quiere evitar.



PREGUNTAS Y RESPUESTAS



Si le hacen una pregunta sencilla y usted (la una respuesta com-pleja, parecerá evasivo. Dé respuestas cortas, directas, siempre que sea posible. Las respuestas cortas tienen una mejor probabilidad (le no ser editadas.

Si le preguntan algo que no quiere responder, busque una manera amable de decir que no puede responder o, como lo han aprendido muchos políticos, responda a la pregunta que usted hubiera querido que le hicieran. No responda a preguntas difíciles, responda una pregunta lisas general. Si le preguntan por qué su fábrica arroja cinco toneladas diarias de contaminación al río Bogotá, responda que en los últimos cinco años su empresa 11.1 reducido la cantidad (le containi

nación en un 600% y sigue reduciendo dicha cantidad día a día. Póngale una cara positiva a cada respuesta.

No importa lo que haga, pero no se disguste con la reportera que le hace preguntas difíciles. Recuerde que ella sólo está haciendo su trabajo y, como la ven todos los días en la televisión, ella tiene la simpatía del público. Una confrontación sólo lo perjudicaría a usted.



QUÉ ROPA LLEVAR



Los hombres se ven mejor en trajes oscuros, no chaquetas deportivas, camisa azul clara (el blanco es con frecuencia demasiado brillante para la cámara y afecta el contraste con su cara) y una corbata sencilla. Evite las rayas porque éstas a veces hacen que la cansara salte, lo mismo que la espina cíe pescado y los cuadros.

Aféitese antes de la entrevista. Recuerde que se dice que Richard Nixon perdió la campaña presidencial de 1960 en los Estados Unidos porque su oscura barda lo hacía ver siniestro durante el debate con John Kennedy. Si la entrevista se realiza en un estudio de televisión, probablemente le ofrecerán maquillaje. Su masculinidad no se pondrá en duda si usted acepta un poco cle color adicional.

Las mujeres deben llevar vestido, joyería sencilla y en particular aretes que no cuelguen. La joyería grande no es apropiada, a plenos que usted sea una actriz (le telenovela o una cantante de rock. Ahí sí la gente espera que usted parezca excéntrica. Recuerde siempre la clase de imagen que quiere proyectar, y vístase de acuerdo con ella. La mayor parte del tiempo los camarógrafos filmarán los llamados "recortados", los cuales se usan durante la edición. Estos son tornas que le hace el camarógrafo a usted hablando con el reportero, o tontas amplias de ambos en un cuarto, son el pero momento en que sus piernas pueden aparecer. Señores, cerciórense de que sus medias cubran toda la pierna, que no se vea una parte de la piel. Señoras, cerciórense de cruzar las piernas de manera que se vean bien. Sanín, por ejemplo, nunca cruza las piernas a la altura de las rodillas, lo que las hace ver más gordas, sino que siempre las cruza recataclanlente a la altura de los tobillos.





LAS MANOS



Una lección importante sobre cómo hablar por televisión es aprender a usar las manos: manténgalas dentro del cuadro, pero no las cruce delante de su cara. No se toque ninguna parte de la cara al hablar, eso indica inseguridad o decepción. Señoras, asegúrense de que el pelo no les caiga en la cara durante la entrevista. El jugar con el pelo indica aburrimiento y es considerado como un ademán infantil. Nunca cruce los brazos sobre el pecho, es una posición defensiva que sicológicamente coloca una barrera entre usted y el público.



MIRANDO A LA CÁMARA



Existen dos escuelas de pensamiento sobre este tema. Uno _que mirar a la cámara (lo que requiere practicar), le permite hablar directamente al público. La otra es que ello da la impresión de que no se está teniendo en cuenta a la persona que está hablando con usted, es decir, el periodista. Como regla general, es más fácil concentrarse en la reportera que en el lente de la cámara.

No deje de mirar a la reportera si usted ha decidido hablarle a ella, ni deje de mirar a la cámara si eso es lo que usted ha decidido. El cambiar de la reportera a la cámara dará la impresión de estar nervioso. Tómese el tiempo de observar a otros en televisión y decida lo que sea mejor para usted.



DÓNDE HACER LA ENTREVISTA



Generalmente, uno de los sitios más aburridos para hacer una entrevista es su oficina. Primero, toma tiempo el instalar las luces y la cámara. Propóngale a la reportera hacer la entrevista en su fábrica, por ejemplo, si usted tiene una, con maquinaria y trabajadores en el fondo, algo con acción. La reportera sabrá apreciar algo que mejore su reportaje y los camarógrafos aprovecharán la oportunidad para obtener video "de reserva" para utilizar en otros informes acerca de su industria. De no ser posible, entonces hágalo en un lugar que se vea serio, como una biblioteca o frente a una pintura. Si la entrevista se hace frente a una ventana, se corren riesgos, porque es más difícil balancear la iluminación. Los peores lugares para hacer una entrevista son los corredores llenos de ruido o la calle. Evítelos ante todo.



ENTREVISTAS EN EL ESTUDIO



Llegue temprano al estudio para familiarizarse con el entorno. Una vez se haya sentado, siempre pida que lo dejen verse en el monitor antes de empezar la entrevista. Muchas veces los técnicos sencillamente no se preocupan porque usted, el invitado, se vea bien. Se interesan más por la estrella del programa porque con ella es con quien trabajan semana tras semana. Algunas veces la mala iluminación arrojará sombras y lo hará ver más viejo y cansado. Si usted cree que algo se puede mejorar (especialmente la iluminación), pídalo. Insista amablemente. Recuerde que la mayoría de las veces usted le está haciendo un favor a la entrevistadora al concederle la entrevista.

Pida que se hagan las correcciones antes de empezar la entrevista. No le dé miedo cerciorarse de que usted se vea lo mejor posible. Si no, le provocará darse golpes cuando la entrevista salga al aire.



CORTO Y AGRADABLE



Conteste brevemente. Emplee palabras sencillas, no trate de hablar como un profesor universitario que trata de impresionar a sus estudiantes. La regla general es hablar como si el interlocutor tuviera la comprensión de alguien de 13 años. Si usted habla de una situación técnica, como explicar un nuevo software o como fabricar un arma nuclear, antes de la entrevista asegúrese de que la reportera entiende el tema que va a tratar. No la debe corregir frente a las cámaras.

Usted no sólo quiere presentar su argumento, sino que también que el público le ponga atención. El lapso de atención cuando se ve televisión es de menos de 30 segundos. Por eso las presentadoras son ex reinas de belleza, o actrices, o las noticias se presentan en "clips".



OTROS CONSEJOS PARA RECORDAR:



Usted está conversando con el público, no está pronunciando un discurso, ni hablándole como si todos fueran niños.

Proyecte energía cuando hable, el no estar bajo control lo proyectará en televisión como una persona fría y distante.

No lea nada escrito, no importa lo que sea. Pregunte cuál va a ser el tema, los reporteros generalmente no le darán las preguntas por anticipado (generalmente no las tienen listas).

No se incline hacia el micrófono ni trate de sostenerlo usted. Le corresponde al reportero o al camarógrafo obtener el sonido correcto.

Utilice sillas que no se muevan o usted acabará dando vueltas y dando la impresión de estar nervioso.

Llegue temprano al estudio para poderse acostumbrar a él, ponerse el maquillaje y conocer al reportero o entrevistador
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?