| 9/14/1998 12:00:00 AM

Aruba: la convención ideal

La infraestructura turística y los amplios salones de los hoteles hacen esta isla ideal para las convenciones de empresas.

En promoción de turismo, Aruba es una de las más aventajadas del Caribe gracias a su excelente infraestructura turística cimentada en la cultura del servicio, la preservación de la isla, la seguridad y la belleza natural de sus aguas y playas.



Pero Aruba también es reconocida como una alternativa cuando las empresas están escogiendo lugares en los cuales realizar sus convenciones y reuniones de negocios o cuando desean dar días de descanso a sus trabajadores como estímulo o incentivo por la labor que adelantan.



Las autoridades de promoción del turismo han optado por diferentes tácticas para lograr una mayor aceptación entre las empresas colombianas.



Las autoridades de promoción del turismo han optado por diferentes tácticas para lograr una mayor aceptación entre las empresas colombianas. Una de esas estrategias es invitar completamente gratis durante un fin de semana al presidente o a los vicepresidentes de una compañía con el fin de mostrarles los sitios de interés de la isla y las facilidades de telecomunicaciones y de ayudas que tienen para la realización de seminarios y reuniones.



La razón para esto es clara. Se calcula que el promedio de inversión por persona en cada grupo es de US$700, y si se tratara de una convención o de un viaje de incentivo de 3 noches, 4 días, y de grupos de entre 100 y 1.000 personas se está hablando de ingresos entre US$70.000 y US$700.000 que podría recibir la isla por cada viaje de una empresa. No sólo los grandes grupos les interesan a las autoridades turísticas, sino que también se acude a los planes de incentivos para empleados en las diferentes compañías.



Si usted le ha dedicado los mejores años de su vida a una empresa, ¿qué le parecería que le dijeran que en reconocimiento a su buen desempeño, la compañía le va a dar algunos días libres, lo envía con otros de sus compañeros a un viaje de placer y que, además, le va a pagar todos los gastos?



Los empresarios tienen todos los servicios si deciden realizar sus convenciones en Aruba con buenos hoteles y amplios salones cerrados o al aire libre.



Podría pensar que su jefe está loco o que lo van a despedir. Pero ya en nuestro país y, en general, en Latinoamérica, hay muchas empresas con ese tipo de viajes dentro de los planes de estímulo a sus empleados más eficientes.



Convenciones e incentivos



El Aruba Convention Bureau tiene varias estrategias para atraer grupos de diferentes países del mundo. Una de ellas es la de contactar a los presidentes o vicepresidentes de las empresas con capacidad de hacer este tipo de reuniones.



Si usted ocupa uno de esos cargos no se extrañe si durante este mes recibe una invitación para conocer la isla y todas las facilidades de reunión y diversión que ésta ofrece. Déjese llevar, no oponga resistencia pues terminará seducido por los encantos de la isla y seguramente hará su próxima reunión de negocios en Aruba.



Nelson Henriquez, gerente de mercadeo del Aruba Convention Bureau, lo confirma: "estas invitaciones siempre han traído buenos resultados. Podría afirmar que son 100% efectivas".



No es gratuito que quienes conocen la infraestructura para reuniones quieran volver con su grupo. La isla tiene una capacidad de 6.500 habitaciones, todas las opciones de diversión y facilidades para convenciones.



El Centro de Conferencias Seaport, administrado por los Aruba Sonesta Resorts, es uno de los sitios por excelencia para las reuniones. Es el más amplio y moderno de Aruba y uno de los lugares más grandes de conferencias en el Caribe. Su capacidad máxima es de 2.000 personas y el área de 1.386 m2 tiene la facilidad de dividirse en 6 salones con capacidad para 150 personas cada uno.



A pocos metros se encuentran los Sonesta Resorts que disponen de 300 habitaciones en el Sonesta Resort y 250 en el Sonesta Suites. Este complejo turístico posee, además, 2 casinos, 2 centros comerciales y una isla privada con seis playas espectaculares.



Además de estos hoteles también están el Windham, Radisson, Marriott, Holiday Inn, Hyatt, Bushiri, Aruba Palm Beach, y el Allegro Resort, los cuales tienen facilidades para reuniones y se acomodan a todos los presupuestos.



Además de la infraestructura hotelera y de los centros de reunión, una asociación entre varias compañías de turismo, como Palm Tours, dedicadas únicamente a los grupos, puede organizar desde un carnaval por las calles de Aruba hasta cosas más simples como fiestas en la playa, safaris en jeep o cabalgatas.



Anímese: Aruba lo espera para que haga su convención o reunión de negocios.



No todo puede ser trabajo

Si decide hacer la convención de su empresa en Aruba, recuerde que también hay diferentes alternativas para divertirse.

Aruba le ofrece todas las posibilidades para que su convención sea totalmente exitosa y además le brinda diferentes alternativas para que la recuerde siempre.



En la isla hay grupos encargados de organizar fiestas temáticas, entre las que se destacan el carnaval de calypso, piratas del Caribe, naufragios y ataques de los indios Arawak. Para las fiestas inolvidables, haga un crucero al atardecer en viejos barcos piratas o visite las cuevas naturales que le darán un toque exótico a la celebración.



Si quiere conocer la cultura ancestral arubiana, hay fiestas con temas indígenas en el Museo Histórico de Aruba, localizado en Fort Zauman.



Los deportes de vela son una buena alternativa de descanso luego de las reuniones de negocios.



En cuanto a gastronomía se refiere, Aruba cuenta con más de 100 restaurantes que ofrecen además de comida típica, una variada selección de comida internacional. No puede dejar de ir al Gasparito, galardonado como el mejor restaurante de Aruba en 1995. Allí podrá deleitarse con el keshi yena, plato típico compuesto por mariscos y abundante queso por encima. Si no le gusta el pescado, puede probar el chivo estofado, muy típico de la isla. También se podrá tomar el auténtico coctel Aruba Ariba, compuesto de tequila, crema de banana, triple sec, ron, vodka, jugo de limón, naranja, piña, granadina y cereza.



Para la diversión de día, Aruba ofrece un mar de posibilidades. Sus aguas limpias, calmadas y de un azul intenso invitan al visitante a sumergirse en ellas. Entre las posibilidades están navegar, esquiar, el windsurf, buceo y snorkeling.



Las visitas a los centros comerciales y a los paseos a pie son obligatorios durante su convención.



Uno de los sitios más interesantes para ir a bucear es el buque alemán Antilla, situado en la playa de Malmok al norte de la zona hotelera. También está el buque histórico California, el único barco que recibió el S.O.S. del Titanic y no acudió en su ayuda, y después se hundió frente a las costas arubianas.



Las aguas al oriente de Spanish Lagoon también son consideradas unas de las mejores para el buceo. Entre las maravillas de la naturaleza que se pueden ver en las profundidades de la isla se encuentran estrellas de mar, el pescado papagayo, las esponjas tubo y una gran variedad de corales.



Más alternativas



Ya en la superficie, la ciudad de Oranjestad es perfecta para un paseo a pie. Allí se deleitará con su arquitectura holandesa y los diferentes colores en sus edificios. En el centro se encuentra el Seaport Village, el complejo más grande de la isla, el cual reúne hoteles, casinos, salas de cine, más de 130 tiendas, 20 restaurantes, 2 embarcaderos, el centro de conferencias Seaport y una isla privada.



Recuerde que en Aruba todo no puede ser trabajo. Hay que dejar espacios para la diversión.



El Royal Plaza Mall es el centro comercial ideal para hacer compras de las más exclusivas marcas europeas. En sus almacenes se pueden encontrar productos de Baccarat, St. Louis, Christofle y Cartier a precios por debajo del mercado de Estados Unidos.



Si no le gustan las compras, ya estuvo suficiente tiempo en la playa y en el mar y, además, le gusta el golf, vaya al campo Tierra del Sol, situado en la costa noroeste de Aruba cerca del faro California. Este campo, uno de los mejores greens del mundo, está en una colina con vista al mar y a las formaciones rocosas que rodean la isla.



Para quienes disfrutan de la equitación están las cabalgatas en los Ranchos El Paso, del Campo o el Daimari. También están los románticos paseos en carroza alrededor de la isla, que incluyen visitas a la famosa iglesia de Santa Ana, las ruinas del molino de oro del siglo XIX y las formaciones rocosas de Casibari.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?