| 10/1/1997 12:00:00 AM

40 años después

Con el tiempo, el cuerpo masculino empieza a cambiar. La disminución de hormonas como la testosterona deja sus huellas. Pero hay maneras de combatirla.

Puede ser deprimente despertarse y ver más canas cada mañana. Luego está ese punto más en el cinturón, aunque usted no esté ganando peso. Jura que El Tiempo está imprimiendo el periódico en letra más pequeña. ¿Qué está ocurriendo? A medida que la juventud queda en el espejo retrovisor, los niveles de ciertas hormonas jóvenes como la testosterona, la melatonina y las del crecimiento empiezan un rápido descenso y otras señales de envejecimiento comienzan a aparecer furtivamente.



Para algunos hombres puede causar un terrible impacto que estas pequeñas señales indiquen que las manecillas del reloj siguen moviéndose, sin importar qué tan exitosos sean. A algunos hombres no les importa, o dicen que no les importa, mientras que otros se quejan abiertamente del hecho de que sus cuerpos ya no hacen lo de antes.



Existen razones diferentes para los distintos síntomas de envejecimiento. Al enterarse de por qué ocurren, usted puede decidir qué quiere hacer al respecto.



El sexo, ¡ay!



Hay mucho que decir al respecto. Pero años de investigaciones han dado un resultado: después de los 40 el hombre tiene menos interés en el sexo mientras que la mujer empieza a tener más. La disminución en el interés puede ser parte de la crisis de la edad madura o una seria reducción en la circulación, lo cual afecta varias partes del organismo. O simplemente puede ser que está comiendo demasiados carbohidratos y no suficientes proteínas.



Alimentos bajos en grasa como el pescado, la fruta y el pollo (sin la piel) aumentarán la producción de dopamina y norepinefrina, dos químicos que estimulan el deseo sexual en el cerebro, en tanto que los alimentos grasosos y los carbohidratos aumentan el nivel de serotonina, la cual hace más lento el cerebro e induce al sueño.



También hay una leve baja en la cantidad de testosterona que el organismo masculino produce después de los 40. Esto afecta la cantidad de grasa que contiene el cuerpo en comparación con 20 años atrás. El ejercicio, en especial levantar pesas, parece aumentar la producción de testosterona. Recientemente ha habido gran interés en los parches de testosterona, que levantan su nivel en la sangre, pero no se recomiendan a menos que el nivel esté bastante por debajo de lo normal. Los efectos secundarios pueden ser peligrosos.



Dejémoslo así. Una buena dieta, el ejercicio y una pareja fiel contribuyen a una saludable vida sexual. Después de todo, si usted se ve bien, se siente bien y tiene a alguien que lo quiera, ¿realmente necesita algo más?



Las canas

Las canas son causadas por una reducción en la cantidad de melanina, el pigmento que le da el color al cabello. Después de los 30, empieza a bajar la cantidad de melanina que produce el organismo. Dos aminoácidos que se encuentran en los alimentos con alto contenido de proteína ayudan al organismo a crear melanina, pero comer sólo proteínas no mantendrá oscuro su cabello. El factor determinante de cuánto y en qué forma encanecerá su cabello es la herencia. Si su padre y su abuelo tenían la cabeza blanca a los 45, entonces hay un 80% de probabilidades de que lo mismo le ocurra a usted. Ingerir mucha proteína le garantizará un cabello saludable a medida que cambia de color.



Pero si no le lucen las canas o simplemente no quiere verse más viejo, no hay razón para conformarse. Puede salir de ellas en la misma forma en que lo han venido haciendo las mujeres durante años. El tinte del cabello es ahora tan natural que usted sólo tiene que buscar el color que desea y la forma como se lo quiere aplicar. Un producto gringo, Grecian Formula, ha estado por más de 40 años al alcance de los hombres. Se frota en el cabello y cambia sólo el color de las canas. Algunos se quejan de que tiene olor a remedio, pero ciertamente es el más fácil de aplicar. También hay tinte para barbas y bigotes. Entre otras opciones está el tinte temporal del cabello, que sale gradualmente al lavarse, o el tinte permanente, que tiñe sólo las raíces canas y que es mejor cuando lo aplica un peluquero profesional.



La vista

Un día cualquiera, cuando esté tratando de leer la letra pequeña en el menú o en el periódico, o necesite más luz para leer un memo, se dará cuenta de la terrible realidad: la vista le está fallando.



Después de los 40, los ojos empiezan a perder la capacidad que tenían de enfocar bien. Después de los 65, esta capacidad de enfoque se acaba del todo. Entonces, tarde o temprano, usted va a necesitar esos bifocales. La buena noticia es que hay bifocales nuevos, livianos y que no tienen esa línea obvia que atraviesa el centro del lente, que anuncia que usted está envejeciendo. Los lentes de contacto también se consiguen bifocales e inclusive trifocales.



No existe cirugía para este problema que no afecte la otra vista a distancia. Lo mejor es tomar muchas vitaminas A y B2, que alimentan los ojos. Estudios recientes indican que los suplementos de zinc y vitaminas A, C y E reducen el riesgo de cataratas y, en general, de la degeneración del ojo. Las gafas de sol ayudan, úselas siempre porque los rayos ultravioleta y la luz del sol agregan presión a los ojos y aceleran el proceso de degeneración. A su edad aumenta la posibilidad de cataratas, de desprendimiento de retina y de glaucoma. Por eso es importante una visita anual al oftalmólogo. Puede ocurrir que necesite anteojos para leer en Bogotá, pero no en Cartagena. No es un milagro, es sólo que las diferencias en la presión atmosférica cambian la forma del lente y el campo de enfoque.



Las arrugas

Las mujeres siempre han considerado que uno de los trucos más crueles de la naturaleza es que los hombres se vean más atractivos con la edad mientras que ellas sencillamente tienen que invertir más para mantenerse como antes.



Esto no sirve de consuelo a los hombres cuando ven esas arrugas alrededor de los ojos y la boca y temen ver la cara de sus padres en el espejo. La piel pierde su capacidad para retener la humedad a medida que envejece y empieza a perder colágeno (la 'pega' debajo de la piel), lo cual deja la piel flácida y floja. La capa exterior de la piel, la epidermis, se hace más delgada y pierde su elasticidad. Esto causa las arrugas.

¿Qué hacer al respecto? Si bien no podemos detener el reloj, podemos dejar de fumar o de beber demasiado. Esos vicios causan mucho daño a la calidad de la piel. Tomar mucho líquido (que no sea licor) la mantendrá hidratada y las vitaminas C y E son poderosos antioxidantes que pueden proteger la piel de los efectos dañinos de los rayos ultravioleta, el aspecto dañino de la luz solar.



Para reducir la "apariencia" de las arrugas existen muchos productos en el mercado especiales para hombres. Un dermatólogo le puede recomendar alguno. El mercado de mayor crecimiento en cosméticos en el mundo es el mercado del cuidado de la piel masculina. Los exfoliantes, que quitan las células de la superficie de la piel al frotarla, son bastante populares. Las cremas para las arrugas, inodoras e incoloras, son las más vendidas en ciudades como Nueva York y Los Angeles. Se dice que afeitarse con cuchilla mantiene la piel suave porque junto con la barba se afeita la capa superior de piel sin vida.



Otro problema de la piel empieza a molestar a los hombres después de los 40. Las manchas de la edad parecen pecas grandes y son planas en la superficie de la piel. No se deben confundir con los lunares, que pueden convertirse en cáncer de la piel, ni con otros tumores cutáneos. Son causadas por una superproducción de melanina, que resulta de pasar demasiado tiempo en la playa o en el campo de golf en mangas de camisa, sin sombrero y sin bloqueador solar. Es posible removerlas, bien sea con aclaradores de piel o con rayos láser, técnica que ha tenido éxito desde que comenzó hace algunos años. Para reducir la posibilidad de que se desarrollen más, utilice bloqueador solar todos los días, aunque vaya a permanecer en la oficina. Esto también sirve para las arrugas.



Las llantas

He aquí la mala noticia. No importa qué tanto ejercicio haga, cuántas flexiones o cuántos abdominales, después de los 40 la grasa se empieza a acumular alrededor de la cintura y no hay prácticamente nada que la haga desaparecer. La cintura del hombre tiene cuatro capas de grasa, dos de las cuales pueden apretarse con el ejercicio. Las otras dos están bastante fuera de su alcance.

Hay dos razones para eso: una es que el metabolismo del cuerpo va más lentamente, en parte debido a la edad y quizá debido a una dieta pobre o a falta de ejercicio; la otra es el hecho de que la mayoría de los hombres en los 40 han cambiado cerca de diez libras de músculo por diez o más libras de grasa.



Después de los 40, los hombres son reacios a buscar ayuda profesional en el gimnasio o lo evitan del todo cuando ven a su alrededor todos esos cuerpos jóvenes en buena forma.



La pérdida de peso y el ejercicio ayudan, pero si usted está casi en su peso normal y todavía lo perturba la apariencia de sus llantas, una solución es ir donde el cirujano plástico. Una operación de liposucción, que dura veinte minutos, eliminará esos molestos rollos de grasa para siempre.



Aunque usted puede estar leyendo esto y pensando que un hombre de verdad no hace estas cosas, piénselo de nuevo. El 30% de los pacientes en los consultorios de los cirujanos plásticos son hombres. Sólo una cosa es segura: no hay razón para ingresar estruendosamente a la edad madura. Y nadie tiene que saberlo fuera de usted mismo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?