| 2/16/2007 12:00:00 AM

¿Tenemos futuro en el APEC?

¿Tenemos futuro en el APEC?

La entrada de Colombia al APEC depende de la voluntad de esa organización para levantar la moratoria de ingreso. Los países latinoamericanos deben hacer grandes esfuerzos para fortalecer sus relaciones comerciales con el grupo Asia Pacífico.

La agenda de negociaciones comerciales de Colombia sigue ampliándose y hoy, de nuevo, el país recarga baterías para ingresar al Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico, APEC, creado en 1989 por iniciativa australiana, que reúne 21 de las economías más dinámicas del mundo y maneja el 49% del comercio global. Malcolm Cook, director del Programa Asia Pacífico del Lowy Institute, principal centro de pensamiento australiano, asegura que el Foro enfrenta varios retos en el corto plazo. "Quizá los más significativos son la decisión que deberá tomarse en el seno de la organización para que se cree una verdadera zona de libre comercio entre los países que la integran y el levantamiento —este año— de la moratoria para la entrada de nuevos miembros".

Colombia y otros países de la región, como Guatemala, El Salvador, Honduras, y Panamá, han esperado 10 años para volver a postularse para ingresar al APEC, y aunque los latinoamericanos miembros (México, Chile y Perú) ya anunciaron su ayuda para que los admitan en ese exclusivo club de comercio, Cook asegura que Australia no está de acuerdo con el levantamiento de la moratoria. "En este punto hay un dilema muy grande, pues desde hace algunos años ciertos líderes del foro han insistido en la entrada de India. El problema es que si se decide que este país debe ser invitado, entonces se debería hacer lo mismo con otros países, como Colombia, Argentina, Camboya, etc. Sin embargo, presiento que la moratoria no será levantada", afirma.

¿Por qué entrar al APEC?
Colombia y, en general, la mayoría de los países de la Cuenca del Pacífico latinoamericano tienen un comercio mínimo con los de Asia Pacífico. Solo el 4% de las exportaciones de nuestro país están dirigidas a esa región del mundo, mientras que el 15% de nuestras importaciones proviene de países como China, Corea del Sur, Japón y Taiwán, entre otros. Por otro lado, solo el 25% de las exportaciones de los países de la cuenca latinoamericana tiene como destino los países del Asia Pacífico; sin embargo, se destaca el crecimiento que han tenido en los últimos 10 años, principalmente en materias primas, como hierro y metales no ferrosos. Gran parte de este crecimiento se debe a la participación que ganaron México, Chile y Perú en el mercado asiático desde su ingreso al APEC. Mercedes Araoz, ministra de Comercio Exterior y Turismo de Perú, aseguró que las exportaciones incas a los países del APEC —incluyendo Estados Unidos y Canadá— se incrementaron en cerca de 90% entre 1996 y 2005 y el 19% de sus exportaciones va a los países del Pacífico asiático. Por su lado, Chile es el país de la cuenca del Pacífico latinoamericano que más exporta al Asia Pacífico. "Mientras en el año 2000 solo exportábamos US$5.543 millones, en el año 2005 esa cifra casi fue triplicada", puntualiza Carlos Furche, viceministro de Relaciones Económicas e Internacionales de ese país. Chile además es el país que más acuerdos de libre comercio ha firmado con los países de Asia Pacífico. Brunei, China, Nueva Zelanda, Corea y Singapur decidieron abrir sus puertas al país austral en los últimos dos años.

Si bien el APEC todavía no es una zona de libre comercio, la cooperación de sus miembros en materia económica, intercambio de información y desarrollo de estrategias para reducir barreras al comercio, ha permitido que se dé un gran dinamismo en el comercio entre los miembros del foro.

Según Luis Carlos Villegas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales, ANDI, "los pasos que se están dando para que Colombia pueda entrar en el APEC son fundamentales en la búsqueda de alternativas de mercado, más cuando el Oriente es una de las zonas económicas más dinámicas". Por su lado, José Luis Múnera, un empresario que ya tiene negocios con esa región, asegura que el país no puede seguir exportando materias primas sin valor agregado. "Los países latinoamericanos tenemos esquemas de prestación de servicios más avanzados que podemos aprovechar. Entre ellos, servicios de salud, diseño, logísticos, de ingeniería y sanitarios", puntualiza.

Hay que hacer esfuerzos
Luis Guillermo Plata, nuestro ministro de Comercio, Industria y Turismo, explica que la afiliación de Colombia al APEC es el vehículo para tener una mayor presencia en aquellos mercados donde nuestra participación comercial es todavía muy pequeña. Por eso, los países latinoamericanos deben hacer grandes esfuerzos en materia de infraestructura y política comercial para fortalecer las relaciones comerciales con el Pacífico asiático.

José Enrique Pérez, vicepresidente de Infraestructura de la Corporación Andina de Fomento, CAF, asegura que el desarrollo portuario de la Cuenca del Pacífico es una tarea en la que se debe empezar a trabajar desde ya. "Para esto se recomienda fortalecer las acciones de las distintas asociaciones de puertos latinoamericanos y lanzar un programa conjunto de inversiones en proyectos estratégicos, entre otros".

Por otro lado, la heterogeneidad de la normativa latinoamericana en materia de acuerdos comerciales limita las oportunidades para el aprovechamiento de los mercados de Asia. En este sentido, Antoni Estevadeordal, asesor principal del departamento de integración y programas regionales del BID, asegura que las normas de origen se deben ajustar y establecer una acumulación ampliada de insumos para bienes y servicios entre los grupos de países que tienen acuerdos de libre comercio.

Para poner en marcha estas acciones, los ministros responsables del Comercio Exterior de Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Perú suscribieron un acuerdo en enero en el cual definieron un grupo de trabajo de alto nivel que hará un inventario de los regímenes de inversión extranjera y los acuerdos de protección y promoción de inversiones para que el bloque latinoamericano pueda actuar en forma conjunta frente al APEC y que volverá a reunirse el próximo agosto en Lima. Sin embargo, la última palabra la tienen los empresarios —que finalmente son quienes deben sacar provecho de estos esfuerzos— y el APEC, que definirá en su próxima reunión anual en septiembre de 2007 en Australia si levanta o no la moratoria de ingreso a su organización.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.