| 3/30/2007 12:00:00 AM

Canada, el próximo socio

Aunque las negociaciones para la firma del TLC con Canadá todavía no comienzan, los empresarios están optimistas porque es un mercado con oportunidades para algunos productos no tradicionales.

Afinales de enero, el embajador canadiense en Colombia, Matthew Levin, aseguró que las negociaciones de un Tratado de Libre Comercio -TLC- con Colombia iniciarían a más tardar este mes de marzo. A pesar de ello, el mes terminó y, al parecer, el mandato que debía emitir el gobierno de ese país para darle la partida a las reuniones de los equipos negociadores todavía no está listo. Con todo, los empresarios colombianos que tienen interés en ese mercado no se preocupan. "Puede tratarse de un tema de agenda política interna sin mucha repercusión en el interés original de firmar un TLC con Colombia", asegura Santiago Pardo, vicepresidente técnico de Analdex.

El esfuerzo que el gobierno colombiano está haciendo por expandir la red de acuerdos comerciales tendrá sin duda una gran repercusión en el aumento, la diversificación y la competitividad de las exportaciones. La semana pasada se terminaron las negociaciones con los países de Centroamérica y la agenda continuará con la Unión Europea -en conjunto con los demás países de la Comunidad Andina de Naciones- y Canadá. El país de América del Norte ha firmado varios tratados con países latinoamericanos como México, Chile y Costa Rica, y para todos ellos ha significado un aumento de sus exportaciones hacia ese mercado. "Colombia por supuesto no puede quedarse atrás y debe tomar ventaja de ese país que siempre ha estado muy abierto al comercio internacional", agrega Pardo.



Oportunidades

Canadá empezó a explorar la oportunidad de firmar un TLC con los países andinos desde agosto de 2002. "Hoy, cuando Colombia y Perú han terminado las negociaciones con Estados Unidos, nuestro país ha decidido acelerar esa solicitud pues la entrada en vigor de los acuerdos podría afectar nuestros intereses en la región. Tenemos que asegurar la competitividad de los exportadores canadienses en esos mercados", asegura un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional canadiense. Es por esto que en el plan económico del gobierno, Ventaja Canadá, se incluye como interés nacional la firma de acuerdos comerciales con los países andinos, pues eso significaría el mejoramiento de los lazos económicos y políticos con una región con mercados de crecimiento acelerado. "Lo que buscamos es más que un simple acuerdo comercial. Canadá también busca profundizar en inversiones, especialmente de infraestructura", asegura el embajador Levin.

Canadá representa una gran oportunidad para Colombia. Primero, es un país cercano y nuestros exportadores tienen ya un terreno ganado con su experiencia en el mercado de los Estados Unidos que es muy parecido al suyo. Por otro lado, es un mercado en expansión. Según un estudio de Analdex en el año 2005, Canadá registró importaciones por valor de US$320.105 millones, mostrando un crecimiento del 14,4% frente al año 2004. El reto para Colombia es entonces dejar de exportar productos primarios -carbón y café- y entrar a un mercado en el que existen oportunidades para nuestros textiles, frutas y verduras congeladas, flores, maderas, artículos de cocina, entre otros. "Tener un marco de relaciones permanentes, siempre será mejor para nuestros empresarios que tener un sistema de preferencias arancelarias y el TLC con Canadá nos abriría las puertas a un país con grandes oportunidades de negocio", puntualiza Pardo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?