| 10/12/2001 12:00:00 AM

Luis Fernando Leal y Claudia Ayala, Bogotá

Luis Fernando Leal y Claudia Ayala, Bogotá
Representan a la Liga Colombiana de Lucha contra el Sida, ganadora de uno de dos premios de solidaridad.



Por la Liga contra el Sida han pasado más de 100 voluntarios, que han ayudado a cerca de 1.000 pacientes y han hecho campañas de prevención que han tocado a más de 20.000 personas.



Los voluntarios dedican su vida a tratar de ayudar a colombianos rechazados por sus familias, por las empresas, por la sociedad. Y todo esto teniendo que sacar del bolsillo parte de su propio dinero, para apoyar una institución que literalmente solo les deja satisfacciones personales.



La liga, fundada por el médico Henry Ardila como una casa para albergar a pacientes terminales de sida, lleva 18 años, no solo prestando atención médica y psicológica a los enfermos, sino también defendiendo sus derechos humanos. Por eso, no les ha temblado la mano para interponer tutelas cuando les niegan el derecho a trabajar, los despiden de sus trabajos o cuando expulsan a un niño de un colegio porque sufre esta enfermedad.



Parte de esta firmeza ha dado como fruto la inclusión de los medicamentos que combaten los efectos del VIH dentro de los esenciales, una medida que obligó a las EPS a cubrir los gastos de dichas medicinas. ¿Los beneficiados? Cerca de 23.000 personas registradas como portadores del sida y cerca de 200.000 que aún no lo han hecho, pero que se teme están contagiadas.



La liga ha realizado eventos latinoamericanos para capacitar organizaciones similares, lo que ha servido para fortalecer la operación de la liga de Bolivia y para crear otra en Perú.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.