| 11/28/2003 12:00:00 AM

Las medidas en concreto

Las medidas en concreto
- El gobierno puede ofrecerles a los exportadores de productos nuevos, opciones de venta de dólares por varios años. De haber una revaluación, los empresarios le venderían sus divisas al gobierno a una tasa de cambio prefijada. Hausmann encuentra que las revaluaciones ocurren en general cuando la economía se fortalece. Por eso, las arcas del gobierno estarían fortalecidas cuando tenga que honrar sus compromisos de compra.

- La participación de un país en sectores nuevos depende de la existencia de personal entrenado. Si la actividad no resulta rentable, las empresas pioneras que corrieron con todo el costo del entrenamiento pierden su inversión. Si resulta rentable, las pocas personas entrenadas son demandadas por empresas que entren al mercado y de nuevo los pioneros pierden parte de sus gastos. Por eso, las empresas subinvierten en entrenamiento. El gobierno puede entonces participar en el entrenamiento para las empresas exportadoras de productos o mercados nuevos.

- También podría proveer fondos que se obtienen por concurso para gastos de preinversión en áreas nuevas.

- Los irlandeses atrajeron inversiones estratégicas con un amplio menú de incentivos. Uno de ellos fue pagar el 50% de la nómina el primer año para las empresas nuevas. Otro fue asumir el costo de una parte de la infraestructura de bienes públicos. Este es un buen negocio pues el valor presente de los impuestos que pagan esas empresas es inmenso.

- Hay sectores en los que se requiere que todo funcione a la vez. Si no se tienen las inversiones complementarias al negocio en vías, aeropuertos, comunicaciones, aquellas no inician. El gobierno puede coordinar esa aparición simultánea de dineros públicos y particulares.

- Sobre todo, hay que eliminar los obstáculos a la creación de nuevas empresas formales.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.