| 7/25/2003 12:00:00 AM

"Entregaremos más subsidios en los pueblos"

Cecilia Rodríguez
Cecilia Rodríguez, ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, habló con Dinero sobre la situación actual y las perspectivas de la política de desarrollo de vivienda. Explicó los problemas recientes en la asignación de recursos para subsidios de vivienda de interés social, VIS, y cómo se materializa el deseo del gobierno de llegar con subsidios donde nunca se habían otorgado.



¿Cuál es la política de vivienda: reactivar o darles vivienda a los más pobres?

La política tiene los dos propósitos, razón por la cual se utilizan distintos instrumentos para cada estrato. Para generar empleo, estimulamos la construcción en los estratos altos, impactando varios sectores de la economía. Por esto, mantuvimos el estímulo de las cuentas de ahorro para el fomento de la construcción, AFC, y esperamos que el leasing habitacional también salga adelante cuando se resuelva la demanda de inconstitucionalidad que enfrenta. Para el estrato medio, que sufrió una crisis de confianza por la debacle del UPAC, diseñamos un seguro para darles estabilidad a las cuotas, si la inflación supera el 6%. Ya se han colocado casi 4.000 créditos de este tipo, de hasta $40 millones y para viviendas de menos de $100 millones. Para los estratos bajos, la estrategia es que los colombianos sí tengan vivienda, por lo cual cambiamos la política de subsidios para reducir su monto y llegarles así a más colombianos. El gobierno también ha apoyado la devolución del IVA para materiales de construcción y titulación de tierras. En el primer trimestre, la actividad edificadora creció 8,5% del PIB y el empleo 4%.



¿Cuál es la situación de asignación y disponibilidad de subsidios para la construcción de vivienda de interés social, VIS?

En lo corrido del año, hemos asignado casi $100.000 millones, con subsidios promedio de $7,5 millones, que van para la población más pobre del país. La creación del subsidio de desempleo y los programas de la niñez que están por reglamentarse, producto de la ley laboral y de protección social de Juan Luis Londoño, le restaron cerca de $33.000 millones de recursos al Fovis, el fondo de subsidios VIS de las cajas de compensación. El impacto ha sido una caída en disponibilidad de subsidios de las cajas de 25% en Bogotá y entre 15 y 18% en el resto del país.



¿Qué efecto tiene la liquidación del Inurbe sobre el desembolso de subsidios?

El Inurbe sigue pagando los subsidios. Hay $40.000 millones asignados pero no cobrados. El Inurbe ejecuta solo el 31% del presupuesto en promedio cada año. Estamos trabajando para que esto no siga pasando.



¿Por qué no se ejecuta el presupuesto nacional para subsidios?

Porque de los $150.000 millones en el presupuesto, entran $30.000 millones al programa anual de caja, PAC, de la Tesorería. Estamos cambiando esto.



¿Se ha perdido impulso por asignar los subsidios en áreas no urbanas?

No lo creo. Antes dejábamos a unos pocos grandes constructores de VIS urbanos contentos y, por eso, se ha hecho tanto ruido con este tema. Tenemos muchos pobres por atender y, por tanto, el gobierno decidió llegar con subsidios a sitios desatendidos. Este mes desembolsaremos $60.000 millones para VIS en 176 municipios, de 23 departamentos, en un modelo bajo el cual los alcaldes ponen la tierra y el urbanismo y el gobierno pone cerca de $7 millones para la casa. De estos 176 municipios, 123 nunca habían recibido subsidio y se crea empleo.



¿En qué va el tema de que el sistema financiero incursione en el mercado de microcrédito hipotecario?

Falta el decreto reglamentario del artículo 97 del Plan de Desarrollo. Los saldos de las cuentas de ahorro programado llegan a casi $140.000 millones. Entidades como Caja Social y Megabanco han incursionado en este terreno, pero al resto le da miedo por el reciente deterioro de la cartera VIS y problemas de cultura de no pago. Debemos diseñar estrategias para este mercado potencial.



¿Qué puede hacerse para solucionar la cultura de no pago del segmento VIS?

Se aprobaron dos leyes, la de arrendamientos que ayudará a crear una nueva cultura de pago, y la ley de juicio ejecutivo hipotecario, que ayuda a los bancos a recuperar más pronto los inmuebles. Tenemos que seguir avanzando en esta dirección, romper con la cultura del no pago con equidad de derechos para todas las partes.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.