| 7/22/2005 12:00:00 AM

Cuestión de tiempo

Parte de la premura en la negociación del TLC se debe a que el Atpdea se vencerá a finales de 2006.

Cuestión de tiempo
Las declaraciones del congresista William Thomas, que contrastaron con las del ex presidente Bill Clinton en su reciente visita a Bogotá, pusieron de relieve la importancia del cronograma en la negociación del TLC. Tras declaraciones en las que Clinton insistió en que Colombia se tome el tiempo que sea necesario para una buena negociación, en la que no ceda en los temas de propiedad intelectual y agricultura, el congresista Thomas, acompañado de otros representantes estadounidenses, insistió en que el cronograma es apretado por el vencimiento del Atpdea el 31 diciembre de 2006.

Para el gobierno, el tema es clave. Aunque ya ha manifestado que planea terminar de negociar el tratado antes de que finalice este año, ha ido corriendo las fechas reiteradamente. Lo único que aseguran los funcionarios es que no cerrarán la negociación hasta lograr un acuerdo favorable para Colombia.

Un aspecto muy importante que no se ha mencionado mucho en el debate es que, si la puesta en marcha del tratado se hace después del vencimiento del Atpdea, existe la posibilidad de hacer retroactivo el TLC a la fecha de vencimiento del Atpdea. Esta fue la solución de los centroamericanos con su TLC -Cafta- y fue lo que se hizo en Colombia cuando se venció el ATPA. Teniendo en cuenta este recurso, y que aún falta casi año y medio para el vencimiento del Atpdea, es claro que los plazos en los que se negocia el tratado se fijan más por factores políticos, como el período electoral de 2006 en Colombia, o por las dificultades que se avecinan en el Congreso estadounidense, que por el vencimiento del Atpdea.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.