| 10/4/2010 11:20:00 AM

Vigencias futuras, en cintura

Una circular de la Procuraduría, la Contraloría y la Auditoría señala que se debe suspender el uso de las vigencias futuras o incluso derogarlas. Hay una fuerte controversia sobre los compromisos que pueden hacer las administraciones regionales.

Pocas veces una directriz impartida por los tres principales órganos de control en el país sobre el manejo de recursos fiscales ha contado con el nivel de aprobación que recibió la circular divulgada la primera semana de septiembre, que advierte sobre el uso adecuado del mecanismo de vigencias futuras. Sin embargo, los argumentos que han llevado a alcaldes y gobernadores a apoyar esta decisión no son los mismos que tiene el gobierno central y, de fondo, se viene gestando una fuerte controversia sobre los compromisos que pueden hacer las administraciones regionales de los recursos de las regalías, sistema general de participaciones e ingresos corrientes que se esperan para los próximos años. ¿Cómo una misma decisión puede tener lecturas tan distintas?

La circular expedida por la Procuraduría, la Contraloría y la Auditoría, junto con Minhacienda, señala que, ante prácticas poco ortodoxas de algunos mandatarios regionales para financiar proyectos mal estructurados o encubrir operaciones de crédito comprometiendo recursos de mediano y largo plazo, se debe suspender el uso de las vigencias futuras o incluso derogarlas.

Cifras no oficiales indican que hasta 2027 están comprometidos recursos que superan los $30 billones. Lo más grave es que muchos de ellos se han girado a obras que no tienen estudios de factibilidad o prefactibilidad; son proyectos que no están bien estructurados o simplemente buscan disfrazar operaciones de crédito de los entes territoriales.

La preocupación por estos cuantiosos compromisos, aprobados en concejos municipales y asambleas departamentales, sin el lleno de los requisitos, motivó al procurador delegado para la Economía y Hacienda Pública, Rafael Guzmán, a crear una "Cartilla de vigencias futuras excepcionales" que busca llegar a los 1.100 alcaldes, 32 gobernadores y todos los funcionarios de los entes territoriales que tienen que ver con el manejo de recursos públicos para que no incurran en faltas.

Un informe preliminar de la Auditoría General, con base en datos reportados por 32 de las 62 contralorías del país, indica que los compromisos adquiridos por entes territoriales con vigencias futuras alcanzan los $15 billones. De esta cifra, una tercera parte corresponde a las denominadas vigencias futuras extraordinarias; es decir, aquellas que se extienden más allá del periodo de los actuales mandatarios.

La preocupación no es de poca monta, pues a un año de que se cumplan las elecciones de los nuevos alcaldes y gobernadores, algunos entes territoriales han 'hipotecado' los ingresos de casi tres administraciones hacia adelante. Para el auditor General, Iván Darío Gómez Lee, "esta tendencia dejaría desfinanciados a los futuros gobernantes".

Pero las administraciones locales se defienden. En un comunicado expedido dos días después de que se conociera públicamente la circular, la Federación de Municipios hizo un llamado a las autoridades territoriales para que revisen y deroguen las autorizaciones aprobadas sin sustento jurídico y las modificaciones a sus estatutos orgánicos de presupuesto en los que incluyeron figuras no autorizadas por el legislador .

Los alcaldes se quejan por 'presiones indebidas' por parte de funcionarios del gobierno nacional, "que han inducido a grave error a los gobernadores, diputados, alcaldes y concejales, en su afán de garantizar que los mandatarios se comprometieran en la financiación de los Planes Departamentales de Agua (PDA), de proyectos viales y de sistemas de transporte masivo, megaproyectos en los que no solo requerían varias vigencias fiscales para su ejecución, sino también de financiamiento y, por tanto, endeudamiento".

Al respecto, el Ministerio de Hacienda dijo que "no es cierto que los Ministerios ejerzan presiones indebidas, se trata de un requisito establecido por la estructura financiera que se aprobó por medio de la Ley del Plan de Desarrollo, para ejecutar los Planes de Agua".

Los alcaldes dicen además que las vigencias futuras extraordinarias han sido auspiciadas por el Minhacienda a través de circulares, conceptos y lineamientos.

Por eso, creen que la nueva directriz cierra la puerta a funcionarios que impulsaron estas autorizaciones y "se abre paso el desmonte de las autorizaciones de vigencias futuras de los PDA que comprometieron presupuestos de los próximos 20 años".

Sobre este caso, la ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe, ha dicho que existe el blindaje legal para poder seguir trabajando con los recursos de los Planes Departamentales de Agua". Y no le falta razón, los PDA se gestionaron hace ocho años y han requerido un cambio constitucional, dos leyes y 18 decretos.

Claudia Mora, viceministra de Agua y Saneamiento, cree que no hay otra forma de acabar con el rezago en coberturas de acueductos y alcantarillados en cientos de municipios del país, que comprometiendo vigencias futuras para desarrollar de manera planeada inversiones por unos $10 billones.

"La gran ventaja de los PDA es que se estructura una propuesta en la que se llevan recursos del gobierno central y de municipios y departamentos que se pueden endeudar con cargo a recursos de regalías o de giros por sistema general de participaciones y esto va a un patrimonio autónomo", sostiene la Viceministra.

Antes de consolidar los PDA, la dispersión de las inversiones y la disparidad en los ingresos de los municipios no permitían hacer estas inversiones en el sector de agua potable y saneamiento básico.

Las vigencias futuras son un buen mecanismo para financiar obras de infraestructura para el desarrollo de municipios y departamentos del país, que de otra forma no podrían ejecutarse. Sin embargo, los excesos en que se ha incurrido hace propicio este campanazo de alerta, que debe servir para que, a futuro, se garantice el manejo cauto de los recursos fiscales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?