| 1/8/2010 7:00:00 AM

Suspendida la licitación para el tercer canal

La Comisión Nacional de Televisión revocó el acto de apertura de la licitación para la operación del tercer canal privado de televisión. Se abrirá nuevamente el proceso en 30 ó 45 días.

La Comisión Nacional de Televisión informa lo siguiente:

El jueves 7 de enero, la Procuraduría General de la Nación ha solicitado a la Comisión Nacional de Televisión, revocar el acto de apertura de la Licitación No.001 de 2.009, cuyo objeto es la adjudicación de la concesión del tercer canal nacional de televisión de operación privada.

En rueda de prensa dada en la Procuraduría General de la Nación, la señora Procuradora Delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública manifestó, tal como consta en la grabación de dicha rueda de prensa publicada en la página web de esa institución, que: “(…) pese a que se trata de una recomendación por parte del Procurador para que se revoque el acto de apertura de la licitación, para nosotros en palabras sencillas y prácticas el proceso ha muerto, ya quedó en unas circunstancias que impiden su continuidad, no se trata ni siquiera de un proceso en estado moribundo o en estado de coma, para la Procuraduría General de la Nación este proceso ha finalizado, diferente es que la Comisión Nacional de Televisión considere que nuestra recomendación de revocatoria no es válida y decidan apartarse de la misma, esa circunstancia considero yo, podría eventualmente dar lugar al inicio de investigaciones disciplinarias (…)”, y que “(…) la adjudicación pese a las recomendaciones que nosotros hemos efectuado, consumaría la afectación del patrimonio económico (…)”.

Dicha solicitud ha sido acatada por la Comisión, aún cuando no comparte con este Organismo de Control, los fundamentos de la misma.

En la fecha, la Comisión Nacional de Televisión ha dirigido una comunicación de respuesta a la Procuraduría, en la que insiste de manera respetuosa en su disentimiento con los reparos de esa Institución, reiterando que la Comisión ha sido precisa en sostener:

1. Que la operación del tercer canal ha de ser en Frecuencias UHF, de lo que informó desde un comienzo a todos los interesados;

2. Que como lo ha manifestado desde el principio, es responsabilidad de cada proponente diseñar la red con la que habrá de operar;

3. Que en lo que al precio base de la concesión se refiere, la Comisión recogió prácticamente todas las observaciones de la Procuraduría y la Contraloría mediante la expedición de la Adenda No.3 bajo la consideración de que su ajuste debe hacerse en función del IPC, pues utilizar otros criterios sería técnicamente inapropiado, y

4. Que en materia de riesgos, la Comisión considera que su posición además de ser correcta desde el punto de vista jurídico, es la más conveniente para el patrimonio público, y la manera de cuantificación corresponde a la que se ha aplicado en la mayoría de los más importantes procesos licitatorios que sean adelantado en vigencia del Decreto 2474 de 2.008.

Con fundamento en las anteriores consideraciones, la Comisión no está de acuerdo en que el proceso desconozca las normas de libre concurrencia ni la búsqueda de una pluralidad de oferentes y considera que en todo caso no puede afirmarse que no habrá dicha pluralidad antes de la finalización del cierre de la licitación, y que las manifestaciones de algunos de los interesados sobre su intención de abstenerse de hacerlo, son imputables a las condiciones propias de quienes así se han pronunciado y no pueden ser motivo suficiente para privar a los colombianos de la opción de un tercer canal de televisión nacional. El derecho que deberá prevalecer es el derecho de los colombianos de contar con una nueva oferta de educación, cultura y entretenimiento.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?