Soñar un País

| 8/3/2001 12:00:00 AM

Soñar un País

Malasia logró pasar de ser una economía agrícola a una basada en la tecnología y el conocimiento. Esta experiencia deja importantes lecciones para Colombia.

Malasia, un país cuya extensión equivale a la cuarta parte de Colombia, tenía hace 30 años una economía netamente agrícola, estaba poco desarrollado y por muchos años había sufrido un conflicto interno. Hoy, se ha convertido en una de las economías de mayor crecimiento en el mundo con un promedio de 8% en los últimos años y ha logrado un ingreso per cápita casi el doble que el colombiano. Este fue el resultado de un plan desarrollado al año 2020, en el cual el gobierno, los empresarios y la academia se proponían incrementar la competitividad del país por medio del desarrollo de una economía basada en el conocimiento y la alta tecnología.

Tomar el ejemplo de Malasia y comenzar a trabajar para hacer de Colombia un país realmente productivo y competitivo en el nuevo orden económico mundial es una de las lecciones que deja el V Encuentro para la Productividad y la Competitividad, organizado por el Ministerio de Comercio Exterior en Medellín, en el cual se reunieron más de 1.400 personas. Aunque nuestro país mejoró en el 2000 en el índice global de competitividad, todavía el 88% de las naciones medidas son más competitivas que Colombia. Por eso, necesita una política coherente y a largo plazo que permita mejorar su competitividad. Según Jeffrey Sachs, director del Centro Internacional para el Desarrollo de la Universidad de Harvard, el trabajo del Ministerio de Comercio Exterior es uno de los pocos que se está realizando en el país en cuanto a productividad y competitividad, y se debe continuar este esfuerzo.



Para ello, será necesario comenzar a aplicar aquellas herramientas que hicieron de Malasia un caso exitoso. Según Law Hieng Ding, ministro de Ciencia, Tecnología y Ambiente de Malasia, los aspectos claves de esa exitosa reconversión fueron la participación activa tanto del gobierno, como de los empresarios. El gobierno se encargó de establecer un marco institucional para el desarrollo de la ciencia y la tecnología, incrementó el gasto por industria en investigación y desarrollo y dio énfasis a la comercialización de la investigación realizada por el sector público. Los empresarios, por su parte, también incrementaron los recursos para la investigación en sus empresas, invirtieron en la reconversión tecnológica y añadieron valor a sus productos por medio del conocimiento especializado.



El más claro ejemplo de esta participación activa del gobierno y los empresarios es el Multimedia Corridor, un espacio físico de 15 kilómetros de ancho por 40 de largo en el cual el gobierno de Malasia facilitó todas las condiciones para el establecimiento de empresas de alta tecnología. Incentivos financieros, infraestructura física y de información, libertad de propiedad y no restricción a la contratación de trabajadores extranjeros son algunos de los incentivos que otorgó el gobierno a las empresas que se instalaron en este lugar. La primera fase de este proyecto se inició en 1996 y se puso la meta de tener aprobadas 500 empresas de tecnología en el Multimedia Corridor. La meta no solo se ha cumplido, sino que ya en el 2001 se sobrepasó. Actualmente hay 527 empresas, de las cuales 44 son de clase mundial. Entre ellas se encuentran ya varias empresas altamente rentables, como VMS Technology, y Opensys. Ahora, el Multimedia Corridor se prepara para entrar a la segunda fase a partir del 2003, cuando se espera que se conecte con 4 ó 5 ciberciudades.



Pero lo más importante es que Colombia tiene tanto potencial como Malasia para desarrollar un proyecto similar. Othman Yeop Abdullah, director ejecutivo del Multimedia Corridor, encuentra que "Colombia tiene las condiciones para convertirse en el gateway para América Latina, siguiendo un modelo como el del Multimedia Corridor". Así, propuso colaborar con el gobierno colombiano proveyendo sus experiencias sobre políticas nacionales en materia de tecnología, ciberleyes, cooperando para el desarrollo de programas para el crecimiento de tecnoemprendedores e, incluso, asociando las compañías de Malasia y Colombia para trabajar en posibles proyectos.



La iniciativa de cooperación durante el encuentro no solo vino de parte de Malasia, sino también de Australia, cuyo Parque Tecnológico en Sydney cuenta con laboratorios de alta tecnología, centros de investigación y compañías multinacionales, y que propuso la conformación de una delegación que recoja la experiencia australiana para aprovecharla en Colombia. El diagnóstico ya está hecho y la solución al problema también se descubrió. Lo importante es que tanto empresarios como gobierno se pongan de acuerdo en una meta ambiciosa, pero que también represente la Colombia desarrollada que se quiere en el 2020, y que aprendan a trabajar coordinadamente y con objetivos de largo plazo.



Las lecciones del encuentro



De los paneles temáticos sobre tecnología, tratados en el V Encuentro de Competitividad y Productividad hay conclusiones y retos. Si se desea incrementar la competitividad, hace falta una mayor inversión en ciencia y tecnología.



Biotecnología



Es necesario...



Basar la investigación en necesidades concretas de la sociedad.



Dar mayor protección a la propiedad intelectual.



Crear estrategias de comercialización.



Mejor interacción entre sector público y privado y la definición de una política estatal que incentive la investigación.



Tecnologías de la información y telecomunicaciones: TIC



Se requiere...



Articular las políticas de Estado en materia de Ciencia y Tecnología, Productividad y Competitividad, y Conectividad.



Una política de educación que se ajuste a la realidad mundial y que incluya idiomas.

Ciencia y tecnología al alcance de las empresas



Se necesita...



Que la industria crea en la capacidad endógena de producir conocimiento.



Fomentar las fuentes de capital regional. De igual forma, es necesario generar fondos de capital privado (de riesgo), para que contribuyan al desarrollo de proyectos intensivos en tecnología y que satisfagan las demandas de la industria.



Prospectiva tecnológica



Se necesita...




Reformar la educación formal y la no formal en ciencia y tecnología.



Establecer una línea de estudios prospectivos en tecnologías de punta.



Crear el programa nacional para el fomento de las empresas de tecnologías de punta con vocación exportadora.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.