| 1/23/2009 12:00:00 AM

Regalías en cintura

Las regalías pueden caer a causa de los menores precios internacionales de los commodities. Es hora de tener más controles en su uso y de ahorrar en épocas de bonanza.

Por cuenta de los altos precios del petróleo y de los minerales básicos, observados durante el primer semestre del año pasado, los entes territoriales recibirán una cifra récord de regalías para la vigencia 2008, que el Departamento Nacional de Planeación (DNP) calcula en cerca de $4 billones. Sin embargo, los mayores ingresos por concepto de regalías que vienen recibiendo cerca de 700 entes territoriales -municipios y departamentos-, que entre 1994 y 2007 ascendieron a $23 billones, nunca han sido suficientes para que las entidades territoriales alcancen las metas de cobertura que les permitirían mejorar su nivel de desarrollo por el frecuente mal uso que se da a estos recursos y por la carencia de mecanismos de planeación de largo plazo.

Prueba de ello es que a noviembre de 2008 este monto histórico no había sido suficiente para que las entidades territoriales alcanzaran las coberturas objetivo: educación y salud para el 100% de sus habitantes; agua potable para el 93,5%; alcantarillado para el 89,4% y una tasa de mortalidad infantil que no superase el 1,6%. "Algunas cumplen con dos de las coberturas, principalmente salud y educación, pero aún les falta en acueductos y alcantarillados y en reducción de la tasa de mortalidad infantil", explica Luz Amparo García, directora de regalías del DNP.

Mal manejo de los recursos, ejecución de obras suntuosas, desorden administrativo y fiscal, despilfarro y utilización para gastos de funcionamiento (a pesar de su prohibición), son algunas de las prácticas irregulares dadas a las regalías. Esto ha frustrado el cumplimiento de los planes de desarrollo trazados por los entes territoriales y ha motivado investigaciones por parte de la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía.

Por eso, en momentos en que los precios internacionales del petróleo y los minerales han reversado su tendencia alcista, es importante resaltar la importancia de la vigilancia y control del uso inadecuado del dinero de las regalías y de hacer realidad la creación de un fondo para ahorrar los recursos que se generan en épocas de 'vacas gordas' para utilizarlos cuando lleguen las 'vacas flacas'.

Mayor control
Julio César Turbay Quintero, contralor general, ha denunciado que "toda suerte de artimañas y maniobras fraudulentas en algunos casos han convertido los recursos de regalías en objeto de tratamientos irregulares, ilegales e inconstitucionales, por ser objeto de destinaciones diferentes a las de su fin constitucional y legal. En otros casos simple y llanamente se los han robado". El Contralor cree que ya es hora de crear una entidad especializada en control y vigilancia "que cuente con la suficiente capacidad administrativa y técnica". Durante un debate sobre regalías, a finales de 2008, Turbay criticó la falta de agilidad en las labores de vigilancia a las regalías que cumple el DNP, entidad que asumió estas funciones a finales de 2004, tras la liquidación de la Comisión Nacional de Regalías.

La Procuraduría también ha sido crítica y en una evaluación del grupo de asesores en presupuesto, regalías y salud, encontró que se han dejado de invertir recursos de regalías en las cuatro coberturas básicas para cubrir otros gastos de funcionamiento no permitidos por la ley, como suministro de combustibles, adquisición de pólizas de seguros obligatorios para vehículos o contratos de prestación de servicios profesionales "sacrificando la inversión social, razón fundamental de los recursos de regalías", de acuerdo con el informe.

La directora de regalías del DNP, Amparo García, defiende la labor cumplida y cree que el control y vigilancia están rindiendo frutos tras la adopción de las interventorías en tiempo real y las auditorías visibles, con participación de las comunidades para evaluar la pertinencia de proyectos puntuales de desarrollo. Además, destaca las intervenciones en municipios como La Jagua de Ibirico, Cantagallo, Montelíbano, Maicao y Soledad, donde se verificaron algunas irregularidades, y se han tomado correctivos como la suspensión de giros por regalías por unos $165.000 millones hasta lograr compromisos con las administraciones para adoptar un plan de desempeño que busca el mejoramiento de la gestión administrativa y financiera.

Alfonso Palacio Niño, alcalde de La Jagua de Ibirico, reconoce que recibió un municipio prácticamente en 'bancarrota' el año pasado, pero tras el ingreso en la Ley 550 y la adopción de un plan de desempeño, hoy existe mayor orden en las finanzas y espera comenzar a pagar a sus acreedores en el primer trimestre de 2009.

Ahorro seguro
Pero no solo se busca trabajar en más control y vigilancia. Generar ahorros durante épocas de prosperidad para enfrentar tiempos difíciles es otra de las ideas que impulsa el DNP, en coordinación con legisladores y mandatarios locales. Por eso, desde hace un año impulsa un proyecto de ley de ahorro en el fondo de regalías, que tras un intenso debate regional ya está prácticamente concertado y podría ser discutido y aprobado en el segundo periodo de la actual legislatura, que se inicia en marzo.

Julio Manzur, senador de la Comisión V y ponente de la iniciativa, asegura que los cambios introducidos al proyecto son oportunos y buscan tres objetivos: "primero, ahorrar en vacas gordas para cuando lleguen las vacas flacas; fomentar el ahorro en departamentos y municipios que hoy tienen unos ingresos muy elevados y ser más equitativos y justos con otras poblaciones de Colombia que no tienen ingresos por cuenta de recursos no renovables".

Esta iniciativa podría quedar aprobada en junio y empezaría a operar en 2010, época para la que funcionarios y legisladores esperan precios de hidrocarburos y minerales básicos altos. Dada la incertidumbre, la buena noticia es que para entonces ya será una realidad la idea de ahorrar y en cualquier escenario de precios se estará optimizando el aprovechamiento de estos recursos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?