| 5/15/2009 12:00:00 AM

Reforma territorial: mucho, poco o nada

El proyecto contempla el aumento del impuesto sobre vehículos automotores y un ajuste a los impuestos al consumo de cigarrillos y licores.

Tal y como quedó radicado el pasado 2 de abril por el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, el proyecto de Reforma Fiscal Territorial generaría cerca de $2 billones para las arcas regionales. Pero la iniciativa no dejó satisfechos a las autoridades departamentales y a los expertos en temas de desarrollo regional, pues consideran que los ingresos no compensan el desgaste que generará la aprobación de esta iniciativa en el Congreso de la República, en momentos en que la crisis internacional genera un mal ambiente para cualquier iniciativa que busque aumentar los tributos.

Los temas básicos que modificará la iniciativa radicada por el Ministro de Hacienda son cuatro: aumento porcentual en el impuesto sobre vehículos automotores y de gravámenes para las motocicletas de bajo cilindraje; ajuste a los impuestos al consumo de cigarrillos y licores; precisiones al impuesto al Registro y el cobro de alumbrado público que se aplicará como una tasa.

En materia de automotores, la Reforma Fiscal Territorial plantea un aumento de 0,5% en las tarifas, mantiene los rangos de avalúos y establece un gravamen para las motocicletas de menos de 125 c.c., que no pagaban impuestos.

En cuanto al impuesto al consumo de licores, vinos, aperitivos y similares, se reduce el número de tarifas que existían, de 5 a 2, con el propósito de simplificar la estructura tributaria, fijando el impuesto en $249, por grado alcoholimétrico, para botellas de 750 ml., en productos con menos de 35 grados de contenido alcohólico y de $375 para los de más de 35 grados.

Otro cambio importante tiene que ver con el impuesto al consumo de cigarrillos y tabaco elaborado, que antes se fijaba por el precio de venta al público de la cajetilla de 20 cigarrillos y que ahora, según la propuesta, quedará en un nivel fijo de $950 por cajetilla a partir de 2015, tarifa que se incrementará con la meta de inflación esperada.

El objetivo de la iniciativa es mejorar el flujo de recursos para que las regiones puedan atender las crecientes necesidades de inversión, particularmente en temas de salud y vías -tanto secundarias como terciarias-. Actualmente, de los 32 departamentos 11 se han acogido a la Ley 550, dado que sus ingresos son inferiores a sus gastos, con lo cual no les es posible cumplir con sus obligaciones.

Recomendaciones acatadas a medias

El ex ministro e investigador de Fedesarrollo, Guillermo Perry, cree que las expectativas que se crearon con este proyecto de Ley no corresponden a lo que será la realidad del recaudo. "Es un proyecto muy limitado y a duras penas aumentaría de 7% a 8% los ingresos de los entes territoriales", asegura.

Perry afirma que "los departamentos necesitan un refuerzo de los ingresos propios para atender sus obligaciones". Con base en esta premisa, el investigador desarrolló, junto con el ex contralor Antonio Hernández Gamarra, un juicioso diagnóstico sobre la situación actual y perspectivas de las finanzas departamentales para la Federación Nacional de Departamentos, que quedó plasmado en una propuesta de reforma tributaria territorial, con alrededor de 400 artículos. La propuesta ponía la expectativa de recaudo en $4 billones.

"Lo positivo es que el Gobierno tomó algunas ideas que habíamos sugerido, pero lo desafortunado es que tomó muy pocas", comenta Perry sobre el proyecto de Reforma radicado en la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, que dejó por fuera varias de las aspiraciones que tenían los mandatarios regionales.

La presidente de la Federación Nacional de Departamentos, María Teresa Forero de Saade, reconoce que la propuesta formulada al Gobierno sobre actualización de los tributos departamentales era tan extensa que no resultaba fácil adoptarla en su totalidad. Y aunque no oculta cierto descontento por la poca acogida que tuvo la propuesta de los departamentos, cree que debe primar el pragmatismo.

Tanto el estudio de Perry y Hernández, como el proyecto presentado por el Ministro de Hacienda, constituyen un paso en el camino de la definición de competencias de los departamentos, pues en opinión de Forero de Saade "desde la Constitución de 1991 quedaron claramente definidas las competencias de los municipios y del Gobierno Nacional Central pero los entes intermedios, es decir, las gobernaciones, quedaron en el limbo con la expectativa de que sus competencias se desarrollarían a futuro". Sin embargo, este hecho no se ha dado con bases técnicas, sino a partir de interpretaciones sobre el papel que deben jugar estos entes territoriales.

A Guillermo Perry le preocupa igualmente que el Gobierno no haya acogido una propuesta de girar a los departamentos un mayor porcentaje de la sobretasa al diesel, ya que, en su opinión, las sobretasas se crearon para financiar vías secundarias y terciarias. También está inconforme porque, por cuenta de los acuerdos de estabilidad jurídica firmados por el Gobierno Central, particularmente en el caso de las cervezas, las regiones se queden sin una importante fuente de financiación.

Forero de Saade tiene dos preocupaciones adicionales: por un lado, sostiene que quedó por fuera de la iniciativa presentada al Gobierno el destinar un porcentaje del impuesto a los combustibles al cuidado del medio ambiente y, por el otro, cree que falta una legislación más puntual para los departamentos de frontera, donde el cobro de ciertos impuestos no opera, dejando a las gobernaciones sin recursos suficientes para atender sus necesidades.

Más allá de la discusión sobre el tamaño de los ingresos que generará esta reforma, el principal desafío consiste en lograr que se aprovechen al máximo estos nuevos recursos para cerrar las brechas de desarrollo regional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?