| 11/24/2006 12:00:00 AM

Profesionales colombianos en el mercado estadounidense

Con la firma del TLC con Estados Unidos se abren grandes oportunidades para la exportación de los servicios profesionales colombianos. Ingeniería y arquitectura son las profesiones que primero serán analizadas.

Uno de los logros más importantes para Colombia durante las negociaciones del sector de servicios del TLC, fue la creación de un grupo de trabajo sobre servicios profesionales con el cual se abre una gran ventana para que los profesionales canalicen las oportunidades de exportación de sus conocimientos a Estados Unidos. Sin embargo, esta oportunidad le impone retos entre otros al sector universitario, pues solo un profesional altamente calificado podrá aprovechar los beneficios que ofrece un mercado tan exigente como el estadounidense. Además, la heterogeneidad de condiciones laborales y académicas exigidas por los diferentes estados de ese país, muy posiblemente se convertirán en una traba para esa exportación.

Según Neyibia Cuéllar, negociadora colombiana del TLC en el sector de servicios, los avances tecnológicos sumados a las mejores condiciones de acceso a los mercados para los proveedores de servicios, están generando oportunidades de negocio en áreas antes impensables. "El cuidado de la salud y las consultorías, por ejemplo, son servicios en los cuales el contacto personal es cada vez menos esencial y pueden ser prestados de manera eficiente por internet", dice. "Además, teniendo en cuenta la calidad, el talento y la experiencia de los profesionales del país, hay gran potencial exportador para el mercado estadounidense", agrega.

Por eso, Colombia se esforzó en incluir en el tratado, el Grupo de Trabajo Especial que solo había sido concedido en el caso de Australia por ser un país con un alto nivel educativo. Del grupo, que se conformará un año después de la firma del tratado, harán parte por Colombia los diferentes consejos profesionales. Tendrá un plazo de tres años para producir resultados concretos en materia de homologación de títulos, acreditación de instituciones educativas y de programas académicos, exámenes de calificación para la obtención de licencias temporales de trabajo, duración y naturaleza de la experiencia requerida para obtener una licencia y normas de conducta profesional, entre otros.

Las mayores oportunidades
Aunque en primera instancia el grupo empezará a analizar la ingeniería y la arquitectura, todas las carreras tendrán cabida en el grupo de trabajo. "Su aprovechamiento va a depender de la capacidad que tenga cada profesión para poner los intereses sobre la mesa", afirma Cuéllar.

Para Julián Cardona, presidente nacional de la Asociación Colombiana de Ingenieros, Aciem, la firma del TLC abre grandes oportunidades a los ingenieros del país. "Nuestra profesión nunca ha prestado sus servicios en Estados Unidos de manera organizada; hay individuos que han viajado, pero protegidos por ciertas multinacionales. En ese sentido, los más beneficiados serán los profesionales que no están vinculados a ninguna empresa pero tiene sus propios negocios de consultoría, operación y mantenimiento", asegura Cardona.

Ingenieros, arquitectos, publicistas, abogados, periodistas, entre muchos otros, también se verían beneficiados si con el grupo de trabajo se logran acuerdos en materia de exportación de servicios transfronterizos con movimientos de personas. A muchas empresas estadounidenses les interesa contratar ingenieros colombianos para la creación de software adaptable a los países latinoamericanos y por eso, si hay facilidades para conseguir las visas y las licencias de trabajo temporal, un gran número de profesionales podrá prestar sus servicios de manera legal en ese país.

Pero no solo a los servicios profesionales se les abren caminos en el mercado estadounidense con la firma del TLC. Para Javier Botero, viceministro de Educación, se abrirán oportunidades para la exportación de servicios educativos. "En Estados como Florida hay una población muy grande de hispanos a los que pueden interesarles los programas de posgrado que ofrecen las universidades colombianas. La Universidad Nacional a Distancia —UNAD— ya ha explorado esa posibilidad con muy buenos resultados", asegura Botero.

Hay que hacer esfuerzos
El éxito de los servicios que presten los profesionales colombianos en el mercado estadounidense dependerá de los esfuerzos que se hagan especialmente en materia educativa. El presidente de Aciem sostiene que si no se trabaja en la búsqueda de la homogeneización en la enseñanza de la ingeniería y en la producción de una verdadera revolución tecnológica, seguiremos teniendo grandes diferencias en la calidad de los ingenieros que produce el país. "En Colombia hay 112 denominaciones en esta profesión y las diferentes universidades, que muchas veces no cuentan con las herramientas tecnológicas para producir profesionales de alta calidad, ofrecen alrededor de 100 programas. Esto podría convertirse en una debilidad a la hora de competir en el mercado de Estados Unidos".

Para Botero, hay que cerrar la brecha entre Colombia y los estados de la Unión en materia del ejercicio de las profesiones, y para esto el sistema de acreditación de la educación superior tendrá que articularse con los consejos profesionales. "Según un estudio financiado por la USAID hay muchas diferencias en los dos países. Por ejemplo, en Colombia el título profesional habilita para ejercer la profesión de por vida independiente de los avances de la profesión, en cambio en Estados Unidos hay requisitos especiales de actualización".

El idioma también es una barrera que tendrán que enfrentar tanto los profesionales que ya están en el mercado como los que apenas están en formación. El Ministerio de Educación viene trabajando en la aplicación del programa nacional de bilingüismo, cuya meta para 2019 es que todas las instituciones educativas ofrezcan un programa de enseñanza de la segunda lengua.

Por último, una de las grandes dificultades que deberán enfrentarse en materia de homologación de títulos y expedición de licencias temporales para los profesionales colombianos es la diferencia de legislación en cada uno de los estados de la Unión. "Aunque el grupo de trabajo iniciará negociaciones con Florida, Nueva York, el Distrito de Columbia, California y Nueva Jersey, hay 45 estados más con los cuales habrá que explorar posibilidades, lo cual puede tomar bastante tiempo y esfuerzo", asegura el Viceministro de Educación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?