Dinero.com Revista Dinero

| 11/21/2008 12:00:00 AM

Orden en la empresa

Una nueva norma técnica busca aumentar la competitividad de micro y pequeñas empresas.

Guantes, tapabocas, uniforme y una libreta que incluye un formato para apuntar de manera detallada datos de recolección, hacen parte de los implementos con los que, a diario, cerca de 800 recicladores de Bogotá adelantan sus tareas en distintos puntos de la ciudad. Durante los últimos siete meses, este grupo ha recibido capacitación sobre la metodología a seguir para ser más eficientes en sus labores.

Estos no son recicladores cualquiera, ellos hacen parte de la Asociación de Recicladores de Bogotá (ARB), una iniciativa que espera recibir, antes de finalizar el año, la primera certificación que se otorgue a una empresa por el cumplimiento de la Norma Técnica de Calidad NTC6001, del Instituto Colombiano de Normas Técnicas (Icontec), sobre gestión en micro y pequeñas empresas. ARB agrupa a 22 cooperativas de base de recicladores de Bogotá y, en mayo de este año, se integró con otras diez empresas a un programa piloto del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el Icontec, para el entrenamiento en la norma NTC6001.

Esta norma, ampliamente difundida en Chile y España, fue planteada en el país en 2005, luego de que el proceso de negociación del TLC con Estados Unidos dejara al descubierto la urgencia de mejorar la competitividad de las micro y pequeñas empresas. El resultado fue un compendio con los temas básicos para mejorar el desempeño empresarial en las áreas financiera, comercial, operativa y de servicios, a través del proceso de calidad Phva: Planear, Hacer, Verificar y Actuar.

Adriana Cifuentes, funcionaria del Comité de Gestión a Mipymes de Icontec, explica que desde un comienzo "buscábamos apoyar las empresas más pequeñas del país que no tienen acceso a una norma de calidad internacional como la ISO9001 y prepararlas en temas administrativos, operativos y de apoyo, que son fundamentales para garantizar el éxito en los negocios". Tras varios meses de consultas y revisiones, a comienzos de 2008 se redactó la NTC6001 que, según el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, "es una herramienta para demostrar la capacidad de cumplir las exigencias del mercado y fortalecer su competitividad, teniendo en cuenta el nivel de satisfacción de los clientes y la mejora continua".

Para Nohora Padilla, directora de ARB, esta norma se ha convertido en una herramienta que abre nuevas oportunidades de negocios a los recicladores de la capital, tanto en Colombia como en el exterior. "Estamos en una competencia local y mundial. Uno cree que lo que pasa en otros países no afecta este sector, pero el tema del reciclaje está tomando un impulso tan grande que, si no nos adaptamos a los cambios y nos preparamos para competir, podemos fracasar", explica. Por eso cree que la certificación le permitirá a ARB participar como proveedor de grandes compañías que, por tener que cumplir estándares internacionales, han elevado el nivel de exigencia a sus proveedores.

Organización adecuada
La esencia de la norma NTC6001 es mejorar la gestión en las pequeñas empresas a partir de finanzas ordenadas, políticas claras en la gestión comercial y de operación, y de una prestación eficiente de servicios. Esto implica, en el caso de las finanzas, no solo llevar un cuaderno de notas de ingresos y egresos, sino adquirir conocimientos básicos para llevar una contabilidad que permita definir una estructura de costos y de rentabilidad que, de paso, facilite el cumplimiento de las exigencias fiscales.

En el tema comercial, la norma plantea una planificación básica en cuanto a qué mercados se atenderán y sus características, cómo opera la competencia y qué políticas de ventas se aplicarán, dejando por escrito los procesos que deben surtirse en cada venta. En materia de definición y desarrollo de producto, la norma señala que un pequeño empresario debe iniciar una planeación que incluya su documentación, requisitos técnicos, aspectos legales y verificación de las necesidades del cliente y del mercado. Igual metodología se sugiere con respecto a los procesos de apoyo, tales como el manejo de la información, de los riesgos y de los recursos físicos.

Aunque estos temas resultan obvios para las grandes compañías, en pequeños negocios como peluquerías, papelerías, talleres de confección o de calzado, entre otros que conforman el 95% del universo empresarial colombiano, no se están aplicando de manera metódica. De hecho, se estima que el 70% de los pequeños negocios que se crean cada año desaparecen por fallas en la gestión, ya sea en áreas de comercialización, producción, finanzas o servicio al cliente.

Óscar Julián Soto, director del Instituto Nacional de Consultoría en Calidad (Inalcec), señala que, al existir un esquema ordenado de desarrollo en las micro y pequeñas empresas, "existe una mayor productividad, se pueden conocer las necesidades y optimizar la competitividad, dado que estas organizaciones implementarán un conjunto de mejores prácticas que les facilitarán identificar sus potenciales de mejora en productividad, calidad y servicio al cliente".

Padilla explica que el tema de la organización es uno de los mayores aportes de la nueva norma. "Uno pensaba que organización era tener una personería jurídica; pero ahora sabemos que esto tiene que ver con formación del talento humano, instrumentación de procedimientos y conformación de normas internas y externas. En esto nos ha ayudado la NTC6001", agrega la directora de ARB.

Y, aunque por ahora la norma tiene un carácter voluntario, la meta es que con el tiempo se convierta en una práctica generalizada en las micro y pequeñas empresas, y que sea vista como una herramienta poderosa para mejorar el orden y garantizar el éxito de los pequeños negocios.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×