| 7/9/2004 12:00:00 AM

OBSERVATORIO LEGISLATIVO Estabilidad jurídica para los inversionistas

Los estudios de Coinvertir muestran que la inestabilidad jurídica es uno de los mayores obstáculos que encuentran los inversionistas para desarrollar negocios en el país. En ese contexto tiene especial significado la figura de los "contratos de estabilidad jurídica".

- Los contratos garantizarán a los inversionistas nacionales y extranjeros que los suscriban, la estabilidad temporal de las normas específicas que afecten el desarrollo de su negocio, lo mismo que las interpretaciones administrativas sobre ellas.

- Durante su vigencia no se aplicarán nuevos impuestos, salvo los que se decreten bajo estados de excepción.

- Podrán acceder inversionistas nacionales o extranjeros así como los consorcios que realicen inversiones nuevas o amplíen las existentes por un monto igual o superior a 37.500 salarios mínimos mensuales.

- Los contratos tendrán una vigencia máxima de 20 años.

- La propuesta del inversionista será evaluada por un comité del gobierno. El inversionista se obliga a realizar una inversión nueva o una de ampliación, en un plazo establecido y propondrá la duración del contrato.

- El inversionista, en general, pagará una prima del 1% de valor de la inversión que se realice en cada año.

- Incluirán una cláusula compromisoria para dirimir las controversias en un tribunal de arbitramento regido por las leyes colombianas.

- No se concederá estabilidad sobre normas de seguridad social; la obligación de declarar y pagar los tributos decretados bajo estados de excepción; los impuestos indirectos; la regulación prudencial del sector financiero y el régimen tarifario de los servicios públicos. Tampoco sobre normas declaradas inconstitucionales o ilegales durante el término de los contratos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?