| 4/30/2009 12:00:00 AM

Menores regalías desinflan la inversión regional

Minminas redujo las proyecciones sobre los ingresos por regalías que tendrán este año municipios y gobernaciones.

La fiesta de regalías que vivieron el año pasado los municipios y departamentos productores de hidrocarburos llegó a su fin. Mientras en 2008 los giros por este concepto a 745 gobernaciones y municipios productores de petróleo, carbón y ferroníquel ascendieron a unos $5,1 billones, este año los pronósticos más optimistas apuntan a que alcanzarían $2,9 billones.

Incluso, hay quienes creen que no superarán los $2,5 billones, por cuenta de la caída en los precios internacionales del petróleo, que en lo corrido del año ha registrado un precio promedio de US$40 por barril y que se ha caracterizado por su gran volatilidad, como resultado de la crisis financiera internacional.

Por eso, el 'guayabo' para muchos entes territoriales arrancó hace unas semanas con las decisiones de recortar o aplazar obras de infraestructura vial, educación, salud, o vivienda que podrían no contar con recursos para su financiamiento. La severidad de los recortes, así como su incidencia en la inversión regional, todavía están por verse. Lo que sí queda claro es la inminente disminución en los giros por regalías a los entes territoriales, situación que para el director encargado del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Andrés Escobar, debe llevar a los mandatarios regionales a reflexionar sobre la urgencia de mejorar la gestión en el recaudo de otros ingresos, a fin de mantener las inversiones locales.

Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), fue uno de los primeros expertos en poner el tema sobre la mesa. Cálculos de este gremio indican que la caída en los giros por regalías a municipios y departamentos podrían alcanzar este año entre 47% y 64%.

Escobar explica que un análisis del DNP prevé que los ingresos por regalías en 2009 presentarán una disminución promedio de 42%. En otras palabras, las regalías directas -que van a las regiones productoras- podrían llegar este año a $2,6 billones y las indirectas -para los entes territoriales que no producen energéticos- serán de unos $400.000 millones.

Estas cifras están en línea con las proyecciones del Ministerio de Minas y Energía (Minminas), que en marzo pasado recalculó para entes territoriales el comportamiento de los giros por regalías y entre junio y julio planea hacer una nueva revisión de las condiciones de precios, tasa de cambio y producción. Julio César Vera, director de Hidrocarburos de este Ministerio, explica que las revisiones sirven para que los municipios y departamentos tomen las medidas pertinentes para atender la nueva realidad fiscal.

Regiones se ajustan

La baja en los ingresos por regalías ha llevado a los alcaldes y gobernadores a ajustar sus presupuestos a la nueva realidad. Luis Carlos Aponte, secretario de Planeación del departamento del Meta, explica que el presupuesto de 2009 fue elaborado entre junio y julio del año pasado, con base en proyecciones del precio del petróleo que llegaban incluso a US$200 por barril. La Secretaría de Hacienda decidió irse con un precio por barril de US$120, con base en una producción aproximada de 180.000 barriles diarios en la región. Pero este precio no se ha cumplido este año, cuando incluso ha llegado a cotizaciones de US$30 por barril, lo que ha sido compensado en parte por el comportamiento favorable de la tasa de cambio.

"En este momento, como medida preventiva, hemos aplazado inversiones por $73.000 millones para no consumir todas las regalías en la actual vigencia de manera que, si mejora la situación de precios internacionales del petróleo, no haremos la reducción. Y si la situación no mejora, habremos tomado una medida saludable", explica. En el presupuesto aprobado por la Asamblea del Meta había quedado proyectado un ingreso de $408.000 millones por concepto de regalías para 2009.

Aponte sostiene que habrá una afectación transversal del presupuesto y que el mayor impacto se sentirá en los recursos de libre destinación (40% de las regalías). "Se tendrá que aplazar mucha obra pública, construcción de nueva infraestructura educativa y de salud y algunos programas sociales", asegura. Pero, está previsto que en julio habrá una revisión de las condiciones de precios para definir si las obras continuan aplazadas, se cancelan o se reactivan.

El director encargado del DNP cree que departamentos como Huila y Santander sentirán con mayor rigor la caída de las regalías ya que los cálculos hacen prever una disminución de entre 50% y 60%, mientras que el impacto será menor en Cesar, donde está prevista una reducción del 16%, y Guajira, donde se espera una contracción del 27%. Este bajón en las regalías puede ser una buena alerta para que las regiones tomen conciencia de la importancia de ahorrar para las épocas de vacas flacas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?