| 2/1/2006 12:00:00 AM

La propuesta de los partidos

Reforma tributaria, estabilidad jurídica y derechos de propiedad son los principales puntos en la agenda de los partidos políticos.

Cuando todas las baterías del mundo político están puestas en las elecciones de Congreso de marzo, vale la pena conocer la opinión de los partidos políticos sobre algunos de los temas que más afectan al sector privado, como los impuestos, la estabilidad jurídica y tributaria, y los derechos de propiedad y de los acreedores y deudores.

Dinero quiso conocer la posición de los cinco principales partidos políticos sobre estos aspectos. Mientras Cambio Radical, el partido de la U y el partido Conservador expusieron una posición unificada, el partido Liberal no se atrevió a consolidar una sola visión. Por esto, se presentan las respuestas de Horacio Serpa, Rafael Pardo y Andrés González. El Polo Democrático fue consultado en repetidas oportunidades pero no respondió el cuestionario de la revista.

Reforma tributaria En el país se han aprobado nueve reformas tributarias en los últimos diez años, que en muchas ocasiones se presentaron como definitivas. Sin embargo, su alcance parcial, en general más enfocado a aumentar los recaudos que a mejorar la eficiencia del sistema o a reducir el gasto, hace que ahora se hable de una reforma tributaria integral que mejore y simplifique el sistema y facilite la inversión y el crecimiento económico.

Sobre esto, el partido de la U propone una reforma que disminuya tarifas, elimine exenciones, amplíe la base tributaria y simplifique el Estatuto Tributario. Así mismo, anuncia que su guía en este tema serán los resultados del estudio de la Misión de Ingresos.

Cambio Radical también habla de una reforma estructural y enfatiza la necesidad de la simplificación del sistema, reducir tarifas, meter en cintura a quienes están al margen de la tributación, poner a tributar a sectores que han contado con injustificables tratamientos tributarios preferenciales y controlar la evasión y el contrabando, fortaleciendo la administración tributaria con recursos económicos adicionales.

En el partido Liberal, Horacio Serpa aboga por un sistema en el que paguen proporcionalmente más los que tienen ingresos y patrimonios altos, y se grave de forma diferencial toda renta que no corresponda al libre ejercicio de la empresa en condiciones de competencia, así como todo consumo suntuario. Rafael Pardo es partidario de ampliar la base de contribuyentes, simplificar la estructura tributaria, eliminar impuestos que creen distorsiones en la economía y hacer un acuerdo nacional que incluya a partidos políticos, sindicatos y gremios, entre otros. Andrés González propone atender lo que llama la 'Bomba Pensional' y atacar la evasión.

El partido Conservador, por su parte, propone una revisión gradual de todas las fuentes tributarias de aplicación gradual en todos los niveles del Estado en un período de cuatro a seis años.

Estabilidad jurídica Una de las principales necesidades de los inversionistas nacionales y extranjeros es tener reglas de juego claras y estables. Los partidos están conscientes de esto. La propuesta más novedosa es la del partido de la U, que habla de la creación de una instancia formal y permanente de diálogo del Congreso con el sector privado, para que haya un canal de comunicación continua que no aparezca solo en situaciones de crisis. Cambio Radical, por su parte, propone que las entidades públicas en conjunto revisen grupos de normas para evitar su dispersión y contradicción. En el partido Liberal, la propuesta más concreta es la de Andrés González, que reviviría el Ministerio de Justicia. Los conservadores consideran que la ley Antitrámites se quedó corta y abogan por desmontar la potestad legislativa extraconstitucional en cabeza de "funcionarios de tercera o cuarta categoría", o de la Corte Constitucional.

Justicia, propiedad y acreedores Aunque la estabilidad en las reglas de juego aparece como el elemento más importante para estimular la inversión, la agilidad en la resolución de los procesos judiciales, los derechos de propiedad y los derechos de los acreedores son también relevantes.

Colombia tiene el récord de América Latina en la duración de los procesos judiciales, señalan los estudios del economista Eduardo Lora. Mientras que en el país la recuperación de un cheque devuelto se toma 500 días entre la devolución y el día en que el beneficiario recupera los fondos, en otros países de la región demora 263 días. El lanzamiento de un inquilino moroso en Colombia toma 527 días y en otros países vecinos 203. Esto tiene consecuencias negativas en los negocios, porque le quita incentivos al cumplimiento puntual de los contratos privados.

En general, en el tema del derecho a la propiedad privada, hay consenso sobre que se respetará y que no habrá grandes virajes. Sobre los otros puntos, hay propuestas divergentes. Rafael Pardo cree que se deben superar los obstáculos en estos frentes para relajar las restricciones financieras que enfrentan las empresas y el costo de los recursos, y dice que esta es una de las rutas más efectivas para promover el crecimiento económico. Andrés González propone organizar una brigada de jueces y magistrados especializados, para descongestionar los juzgados.

En cuanto a los títulos de propiedad, el partido Conservador señala que ha presentado dos proyectos de Ley para sanear la propiedad inmobiliaria, y frente a la propiedad accionaria es partidario de mecanismos de democratización como los fondos de capitalización social.

En cuanto a la agilización de la justicia, el partido de la U tiene un equipo trabajando en un proyecto para reformar la justicia, que presentará con el gobierno en la próxima legislatura. Horacio Serpa propone hacer un inventario de las iniciativas de diversos sectores -incluyendo autoridades y funcionarios del poder judicial-, para agilizar la administración de justicia. Con ese diagnóstico, propiciaría acuerdos financieros y administrativos, e iniciativas de Ley para ponerlas en marcha.

Cambio Radical considera que los derechos de los acreedores deben ser protegidos, porque encuentra que en algunos casos solo los deudores tienen derechos. Sin embargo, afirma que estos derechos en su mayoría están consagrados en la ley 734 de 2003, pero que hace falta aplicarlos.

En general, la diferencia entre las propuestas está en su espectro: unas amplias, otras particularmente específicas. Si esto obedece a una opción ideológica, la diferencia estaría justificada. Pero si, en cambio, aparecen por falta de estudio o atención al tema, el error de los políticos sería enorme. Si bien las propuestas sobre el funcionamiento de las empresas no son necesariamente importantes para atraer votantes, la actitud de los elegidos al Congreso -que votarán por bancadas-, frente a la producción organizada definitivamente limitará o ampliará las posibilidades de crecimiento económico del país. Este tema, por supuesto, no es para nada un asunto menor.

Consulte en www.dinero.com, las respuestas completas de los partidos al cuestionario de Dinero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?