| 6/25/2004 12:00:00 AM

La agenda que no fue

Se aplazaron las reformas económicas de fondo. Pobre balance el del segundo período de la legislatura 2003-2004.

En marzo, el Congreso se preparó para trabajar en una nutrida agenda legislativa, conformada por reformas trascendentales para la economía nacional. La agenda promovida por el gobierno y canalizada luego por el Ministro del Interior en la Mesa del Acuerdo Político, incluía gran parte de los cambios estructurales que contribuirían a consolidar la reactivación económica y a estabilizar las finanzas públicas.

Sin embargo, al terminar la legislatura el balance de los temas económicos es bastante pobre. Iniciativas como la ley tributaria territorial, la reforma tributaria estructural, la ley del mercado público de valores y la reforma constitucional de pensiones no iniciaron su trámite.

Mención aparte merece la reforma del Estatuto Orgánico de Presupuesto, que también fue trabajado por la mesa económica del Acuerdo. El proyecto fue aprobado el 16 de junio en primer debate por la Comisión IV de la Cámara. Pero las dificultades de la primera etapa presagian más problemas en el camino que le falta. El proyecto antitrámites (ver recuadro) fue también aprobado por la Comisión I de la Cámara, por lo cual le faltan tres debates para convertirse en ley. Pero el hecho de que haya tomado casi un año llevarlo a ese punto también indica que su trámite en la nueva legislatura puede ser difícil.

Otros proyectos que venían en curso y que en teoría deberían haber avanzado en el marco del Acuerdo no tuvieron éxito. Tal es el caso de la reforma a la Ley 80 (Estatuto de Contratación), que no se debatió.



Otros temas

En otros temas no incluidos en el Acuerdo, hubo avances parciales. El proyecto de ley para promover la confianza de los inversionistas cumplió en el Senado 2 de los 4 debates necesarios para su aprobación.

Mientras tanto, los proyectos de iniciativa de congresistas no corrieron con suerte. Un ejemplo de ello fue el caso de la Ley Espejo y el proyecto que buscaba controlar la actividad del cabildeo. El gobierno consideró inconstitucional el primero y en los últimos días de la legislatura, ante las dudas de su conveniencia y legalidad, fue retirado por su autor. En cuanto al segundo, después de ser aprobado por el Senado, no pasó en la Cámara. El análisis sobre el trámite de los proyectos económicos al finalizar la legislatura permite concluir que, salvo el Estatuto Orgánico de Presupuesto, las reformas de ajuste se aplazaron. La pregunta ahora es: ¿será posible recuperar el tiempo perdido en la siguiente legislatura?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?