| 8/30/2007 12:00:00 AM

La agenda de Cartagena

La ciudad ha avanzado en salud y educación, sin embargo, ?se necesita del compromiso de las próximas administraciones para continuar con este trabajo. Los retos más importantes son la seguridad ciudadana y generar equilibrio social.

Cartagena no solo es aquella hermosa ciudad amurallada destino preferido de las vacaciones de muchos colombianos y otros tantos extranjeros, que tiene el poder de transportarnos en el tiempo y hacernos disfrutar, quizás, de la mejor gastronomía que existe en el país.
 
Al lado de esta ciudad mágica, conviven las condiciones de extrema pobreza de aquellos que habitan la periferia cartagenera. Así pues, el más importante de los retos que tienen las próximas administraciones del Corralito de Piedra, es romper ese desequilibrio social tan marcado y conseguir que los altos niveles de crecimiento de la economía se traduzcan en un aumento del ingreso per capita y en el mejoramiento del bienestar de toda la población.
 
"Para esto hay que generar condiciones de inversión social por medio de políticas de choque en los barrios marginales. Esta no es sólo responsabilidad del sector público, la tarea también es de los empresarios", asegura Napoleón de la Rosa, gerente de la Andi seccional Bolívar.

Los analistas concuerdan en que la actual administración del alcalde Cure apoyó especialmente los sectores de educación y salud, y no permitió que allí interviniera la politiquería, situación que se había convertido en una constante de los gobiernos cartageneros.
 
Sin embargo, este esfuerzo necesita ser continuado por los demás alcaldes que estén al mando de la ciudad para que la educación y la salud sean los factores que hagan la diferencia y abran caminos de equidad social y económica. Por otro lado, la seguridad ciudadana es uno de los temas que más preocupa en general a todos los cartageneros.
 
En 2006 se incrementó vertiginosamente el número de muertes violentas, atracos callejeros y hurtos a residencias, lo que convierte a la seguridad en un tema de inmediata intervención.

Los cartageneros en general están buscando un alcalde que no venga de la canasta tradicional de mandatarios que han gobernado en los últimos años. "Aunque todavía falta mucho, estamos haciendo grandes esfuerzos para que la gente se prepare para escoger mejores mandatarios. El cartagenero busca que le muestren cosas diferentes, busca recuperar su ciudad y sobre todo recuperar la confianza en sus gobernantes", dice Adelfo Doria, director de la fundación Funcicar.
 
Aunque todavía existen demasiados ciudadanos que transan su voto por $50 mil pesos, se está creando conciencia en torno a que si quiere prosperar la ciudad, hay que exigirles honradez y cero politiquería a los candidatos, lo que equivaldría al acceso a la educación, salud, vivienda e infraestructura urbana para todos los cartageneros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?