Vicky Colbert

| 4/4/2003 12:00:00 AM

Exportación de conocimiento

El modelo de Escuela Nueva aplicado por Vicky Colbert ha revolucionado la enseñanza en el país y en miles de planteles educativos alrededor del mundo. ¿Cómo lo ha hecho?

Vicky Colbert ha sido una revolucionaria de la enseñanza. Desde siempre, la educación ha sido su pasión. Estudió pedagogía en la Universidad de Stanford en Estados Unidos y a su regreso al país en 1975 adaptó un sistema de enseñanza que rompe los paradigmas de la educación tradicional en Colombia: Escuela Nueva. Vicky se contactó con maestros de las áreas rurales más pobres del país para mejorar conjuntamente la calidad educativa de los más necesitados. Así, puso en marcha un modelo educativo que empodera a los alumnos y que hoy es reconocido por organismos internacionales, como la OEA, el BID, la UNICEF y la UNESCO, como una de las innovaciones más importantes de educación en el mundo.

Lo que Colbert ha logrado con Escuela Nueva es invaluable. En Colombia mejoró la cantidad y calidad de la educación básica en 20.000 de las 35.000 escuelas públicas de las zonas rurales de escasos recursos, y demostró con resultados, el éxito del nuevo modelo: "Los niños de Escuela Nueva no solo han obtenido en las evaluaciones Saber puntajes superiores a los de escuelas urbanas de estratos altos, sino que también han mejorado su autoestima y comportamiento cívico", asegura Colbert.

Adicionalmente, Colbert logró convertir el modelo en política nacional a finales de 1980, inspirando la Ley General de Educación de Colombia que rige hoy y que persigue una escuela urbana activa.

Escuela Nueva ha sido la inspiración de muchos planteles educativos en el mundo. Delegaciones de 35 países la han visitado para aprender de ella. Vicky Colbert fue nominada por la fundación suiza Schwab, para el emprendimiento social, entre los más destacados emprendedores sociales permitiéndole participar en Davos: el foro económico mundial, en enero de 2003.



El modelo

La Escuela Nueva cree en la capacidad del alumno para resolver sus propios problemas; por eso, impulsa un aprendizaje participativo, centrado en el alumno, pues al niño no se le impone que aprenda de memoria, sino que avance a su propio ritmo.

Este modelo no tiene espacio ni tiempo; por ello, la sala de clases también incluye el patio y la comunidad. En las aulas de clase hay estudiantes multigrado, de distintas edades, los cuales trabajan en grupos.

Varios maestros dictan simultáneamente en un salón de clase, siempre promoviendo el respeto a la pluralidad ideológica, diversidad regional, étnica y cultural, y la solidaridad y participación.

El programa también trabaja con los docentes para mejorar sus prácticas pedagógicas. La estrategia busca cambiar el papel del maestro de "expositor o catedrático" que se para enfrente de los alumnos a informar, por el de orientador y facilitador del proceso de aprendizaje basado en la interacción con los estudiantes. Para ello, brinda talleres de capacitación a los docentes, los cuales introducen al maestro en la filosofía y las prácticas de la Escuela Nueva. Hasta el momento, se han capacitado cerca de 15.000 maestros en Colombia.

Adicionalmente, el modelo persigue el fortalecimiento de la relación entre la escuela y la comunidad, al promover la participación de los padres de familia en el proceso de aprendizaje de los niños.

Está demostrado que los alumnos que estudian bajo el sistema de Escuela Nueva desarrollan habilidades de pensamiento y actitudes de solidaridad y cooperación que les permiten mejorar su autoestima. El sistema ha disminuido la repitencia y deserción escolar, al mejorar el aprendizaje y la equidad.



Operación

La Escuela Nueva funciona con aportes voluntarios de personas naturales, jurídicas y de entidades estatales. Las alianzas que Colbert ha entablado con la sociedad civil, los organismos internacionales y con la academia han sido clave para la sostenibilidad del proyecto. Este es el caso de la Asociación de Productores de Café y del Banco Mundial que le han ayudado a difundir su proyecto.

A pesar de los éxitos, para Colbert llegar a donde está no ha sido fácil. Ha enfrentado varias dificultades con su proyecto y ha sabido sortearlas con éxito. La primera y principal fue la actitud de la gente que, según Colbert, no cree en sí misma ni en los logros que puede alcanzar su país. La segunda fue la falta de capital para desarrollar su empresa y, por último, la falta de continuidad en las políticas públicas y en los organismos internacionales: "La falta de capital ha sido uno de los más grandes obstáculos, al igual que la poca continuidad de las políticas; pero lo más difícil ha sido la actitud de los colombianos que no creen en los logros que este país puede sacar adelante", señala.

Los colombianos sueñan con una sociedad más justa y en paz; por eso, uno de los retos más importantes del país es garantizarles a los colombianos una educación de calidad que les dé las herramientas para enfrentar el futuro y para responderle a Colombia con trabajo. Por esto, Vicky Colbert ha luchado incansablemente desde la Escuela Nueva. A pesar de sus múltiples actividades, Colbert siempre le apuntó a sostener la Escuela Nueva. Hace 5 años, se retiró de UNICEF para metérsele de lleno a su proyecto por medio de la fundación Volvamos a la Gente que creó para este fin. Su visión y compromiso le han permitido llegar a donde está.

Hoy, Colbert está implementando el modelo de Escuela Nueva con los desplazados y quiere llegar en el corto plazo a los colegios privados y a las universidades. Esta mujer ha demostrado que el modelo pedagógico tradicional se puede cambiar y que hacerlo da excelentes resultados. Su reto es conseguir mayor apoyo nacional para que el modelo se sostenga y crezca, lo que buscará con el primer congreso de Escuelas Nuevas en Colombia que se realiza entre el 3 y el 5 de abril en Armenia.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.