El nuevo espíritu local

| 2/2/2001 12:00:00 AM

El nuevo espíritu local

Medidas creativas, con participación del sector privado, son la característica de las nuevas administraciones de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

Por primera vez, los alcaldes están hablando en serio de emprendimiento. Desde diferentes perspectivas y con diferentes mecanismos, los alcaldes de las más grandes ciudades están buscando crear nuevas empresas. Dentro de sus estrategias para convertir a Bogotá en una ciudad productiva, Antanas Mockus buscará incentivar la investigación en ciencia y tecnología, el desarrollo de pymes y el establecimiento de empresas en Bogotá por medio de instituciones ágiles que disminuyan los costos de transacción a las empresas. Los incentivos definitivamente no serán subsidios. Mockus busca que el Estado deje de regalar y comience a premiar. En esta medida, los bogotanos pueden esperar la implantación de concursos de planes de negocio e ideas, así como premios a empresas que se destaquen por su innovación tecnológica y contribución a la generación de empleo.

También en procura de atraer nuevas empresas, el alcalde de Medellín trae un programa inspirado en que "es más costoso sostener un vago que generar un empleo". Así, de Luis Pérez se pueden esperar subsidios y exenciones de impuestos a aquellos que se le midan a hacer empresa en Medellín. La meta es convertir la ciudad en un distrito tecnológico muy fuerte en materia de maquila de software y en moda interior femenina. Así mismo, piensa desarrollar con el sector privado proyectos que permitan generar empleo a gran escala como los call centers.



John Maro Rodríguez, el alcalde de Cali, apuesta a la incubación de empresas y a la generación de espacios de trabajo. En Barranquilla, Humberto Caiaffa le apuesta a la reconstrucción de la ciudad y al rescate de su parte histórica para atraer inversionistas. Con un plan para mejorar la cara de Barranquilla en materia de seguridad y aprovechando su cercanía al mar, el alcalde busca incentivar las exportaciones al igual que la creación de microempresas por medio de un fondo mixto.



Con estas ideas, los nuevos alcaldes piensan medírsele al reto de disminuir el desempleo. En medio de la implantación de estas soluciones, también tendrán que manejar una difícil situación fiscal. Esta fue la verdadera sorpresa para ellos cuando llegaron a la alcaldía. Medellín y Cali tendrán que reducir drásticamente sus gastos de funcionamiento. Según cálculos de la Contraloría, Medellín tendrá que reducirlos en más de $98.500 millones y Cali en $59.800 millones. El alcalde de Barranquilla también ha manifestado su preocupación ante un déficit de más de $400.000 millones, para lo cual igualmente reducirá los gastos de funcionamiento. Así mismo, Caiaffa está estudiando la posibilidad de implementar la ley 550 y de revisar algunos contratos de la pasada administración. Bogotá, aunque no tiene problemas de déficit y presenta los mejores indicadores en cuanto a capacidad de ahorro, esfuerzo fiscal y menor grado de dependencia de las transferencias, tendrá que asegurar su ritmo de inversiones para los próximos años.



En este entorno toma gran importancia la situación de las empresas públicas, pues hay un gran contraste entre las ciudades. Mientras que la telefónica en Barranquilla y Emcali deterioran aún más las finanzas de los municipios, la ETB y Codensa, en Bogotá, y EPM y Orbitel, en Medellín, serán fuentes de financiamiento y desarrollo para los proyectos de los alcaldes. Con la venta de la ETB y la nueva descapitalización de Codensa, Mockus busca conseguir los recursos necesarios para que junto con la reforma tributaria se garanticen las inversiones necesarias en Bogotá para los próximos diez años. Por otro lado, EPM financiará y apoyará parte de los programas de desarrollo de Luis Pérez, mientras que Orbitel será estratégica en materia de desarrollo en telecomunicaciones. En el modelo de Medellín y Bogotá, las empresas públicas dejan de ser un ente que absorbe recursos y prestan un servicio, para adquirir la responsabilidad de convertirse en empresas que financian actividades claves para el desarrollo de las ciudades. Así mismo, estos alcaldes esperan dar grandes pasos en cultura cívica, educación y salud. La recuperación del espacio público y la reconstrucción de la ciudad se convierten en una preocupación para Barranquilla. En Medellín, se retoma la importancia de construir una sociedad con virtudes sociales. En Cali, resulta fundamental lograr que los ciudadanos vuelva a creer en sus gobernantes y su ciudad. Bogotá trabajará para garantizar los ritmos de inversión, y le apuesta a una estrategia llamada "educación y cultura para la productividad".



A diferencia de sus antecesores, que recibieron unas ciudades con presupuesto, los nuevos alcaldes tendrán que dedicarles tiempo a sanear las finanzas municipales, a conseguir recursos para inversión y a asegurar el concurso del sector privado para la generación de nuevas empresas y de empleo, que hagan del emprendimiento una política permanente de gobierno.



Bogotá

Antanas Mockus, alcalde de Bogotá. "Con instituciones ágiles y eficientes, es posible incentivar la producción al disminuir los costos de transacción. La ciudad facilitará la creación de empresas".





Antanas Mockus le apuesta a un plan económico y empresarial sin precedentes, en el cual el Estado deja de subsidiar, pero se compromete mucho más a facilitar la operación de las empresas y la producción. La disminución de los costos de transacción y la integración regional con municipios aledaños, al igual que con ciudades como Tunja y Villavicencio, bajo una visión de cooperación al compartir el futuro económico, son dos de sus estrategias novedosas para incrementar la productividad. Así mismo, espera que los ciudadanos y las empresas contribuyan no solo por medio del esfuerzo fiscal, sino participando activamente en definir la ciudad que se quiere. En el fondo, la gran inversión en materia empresarial se hará por medio de la estrategia "educación y cultura para la productividad", que integrará la academia con el mundo empresarial.



El plan de Mockus está enmarcado en una visión de largo plazo y será el resultado de la concertación. Lo primero será incrementar la inversión neta en el Distrito. En los últimos años, Bogotá ha llevado un alto ritmo de inversión. Así mismo, la ciudad se ha convertido en una de las de mayor esfuerzo fiscal, mayor capacidad de generar ahorro y menor grado de dependencia de las transferencias. Sin embargo, para mantener el actual ritmo de inversiones, será necesario conseguir nuevos ingresos. Dichos recursos se obtendrán por medio de la venta de ETB en los próximos años, la nueva descapitalización de Codensa que puede superar US$200 millones entre 2001 y 2002 y una reforma tributaria que busca incrementar el recaudo de 3,5% del PIB a 7,0%. Además, se obtendrán unos $5.000 millones por la creación del impuesto a la plusvalía y se está pensando también en el cobro del alumbrado público y el cobro de peajes a la entrada de la ciudad, al igual que en la obtención de créditos por $300.000 millones.



Estrategias novedosas y un nuevo Mockus, que más que autoritarismo utilizará la participación y la concertación como métodos de administración, puede esperar Bogotá en los próximos años.



Barranquilla

Humberto Caiaffa, alcalde de Barranquilla. "Hay que rescatar el sentido de pertenencia y de compromiso con la ciudad. La recuperación del sector histórico y la reactivación de las exportaciones servirán para atraer inversiones".



Lograr generar confianza para permitir el desarrollo empresarial y portuario de Barranquilla es una de las metas del alcalde Humberto Caiaffa. Por ello, pretende reconstruir el aspecto histórico de Barranquilla, mejorar la seguridad de la ciudad y reactivar las exportaciones, todo con el fin de atraer inversionistas. Se piensa trabajar muy de cerca con la Cámara de Comercio y con el sector productivo en proyectos como el del Parque Cultural del Caribe. Por su parte, la reactivación se piensa generar a partir de las microempresas por medio de préstamos de un fondo mixto para microempresarios.



Otro aspecto que será clave durante esta administración será el manejo de las finanzas públicas. Al encontrarse con un déficit de $400.000 millones, el alcalde Caiaffa se verá en la necesidad de reducir los gastos de funcionamiento en el marco de la ley 617, además de revisar los contratos hechos antes. Igualmente, está pensando en implementar la ley 550 de intervención económica para reestructurar administrativamente la ciudad e iniciar así su reactivación. En materia de servicios públicos, está examinando qué hacer con la telefónica, que presenta un déficit de $130.000 millones. No se descarta la posibilidad de capitalizar la empresa y traer un socio tecnológico con el fin de comenzar a recuperar las líneas dañadas y ofrecer un mejor servicio. En todo caso, las decisiones serán concertadas con los trabajadores y el sindicato.



El deseo de Caiaffa es rescatar el sentido de pertenencia de los ciudadanos y que cada barranquillero asuma un verdadero compromiso con la ciudad. Por ello, las políticas de recuperación del espacio público también serán parte de esta administración, así como el rescate del aspecto histórico de la ciudad.



Mejorar la calidad de vida es una prioridad, por lo cual se espera invertir fondos del programa Empleo en acción e incrementar la cobertura en educación en un 30%. Reactivar la vivienda de interés social también es una prioridad, para lo cual se está pensando en un proyecto que realice aproximadamente 2.000 viviendas. En materia de salud se espera llegar a cobertura universal en el régimen subsidiado, implementar campañas de vacunación para evitar el dengue y por medio de la creación de una verdadera red hospitalaria, mejorar la cobertura y la calidad.



Cali

John Maro Rodríguez, alcalde de Cali. "Lograr sanear fiscalmente al municipio y convertirlo en una empresa de servicios serán dos de las prioridades de la administración".





Por medio de la incubación de empresas y programas como el de jóvenes emprendedores, John Maro Rodríguez, el nuevo alcalde de Cali, piensa poner a la gente a trabajar. La prioridad en materia de empleo es generar espacios de trabajo por medio de la vinculación de empresas industriales y municipales, así como con la realización de convenios a partir de asociaciones y cooperativas. La concertación será parte fundamental de las políticas de esta administración, por lo cual se han creado los consejos consultivos en los que tendrán representación los gremios, los industriales, la iglesia, la academia, el sector de transporte, el de ambiente y los sindicatos, entre otros.



En los últimos años, Cali ha pasado por serias dificultades y parte de sus problemas se reflejan en la pérdida de fe en sus gobernantes. Por ello, Rodríguez tiene como prioridad reordenar al municipio y sanearlo fiscalmente. Por ello, el ajuste fiscal será en más del 50%, y parte de él consistirá en la reducción del gasto municipal en 30%. Así mismo, habrá grandes cambios en materia de contratación. De ahora en adelante, no se podrá contratar a menos que existan los recursos en caja para los pagos correspondientes. De esta manera, se espera que las nuevas contrataciones no se conviertan en deudas del monto de $116.000 millones, como la que recibió esta administración.



En materia de servicios públicos, Emcali pasa también por un momento difícil. En octubre de 2000 reportó pérdidas por $64.900 millones. Sin embargo, el alcalde piensa que el municipio no puede perder esta empresa. El que tenga un mercado cautivo y que no haya decrecido la capacidad de pago son los puntos que le hacen pensar al alcalde que es viable mantener la empresa bajo un cambio de dirección política y administrativa.



Medellín

Luis Pérez Gutiérrez, alcalde de Medellín. "Es más costoso sostener un vago que generar un empleo. Por ello, creo que hay que generar un escenario tributario favorable a las empresas para que vengan a Medellín".





Convertir a Medellín en una empresa competitiva y con empleo es una de las principales metas del alcalde Luis Pérez. Para ello, ha destinado entre $500.000 y $800.000 millones que se pondrán a trabajar para generar empresas en una serie de proyectos que de llevarse a cabo pueden convertir a Medellín en una ciudad tecnológica. Entre los proyectos más importantes están el establecimiento de call centers, el apoyo a la industria de maquila de software y de moda interior femenina, así como la construcción de un centro internacional de convenciones.



Por medio de estas políticas se pretende combatir el desempleo en Medellín. Se hará todo lo posible para atraer empresas. Rebajas en impuestos, subsidios y bajas tarifas en los servicios públicos serán los mecanismos que utilizará el nuevo alcalde. Sin embargo, no todo el esfuerzo vendrá del sector público. El sector privado tendrá un papel importante en el desarrollo de los proyectos, pues se espera que sea un socio. Igualmente, el alcalde piensa establecer capital de riesgo para apoyar a jóvenes profesionales en la creación de empresas.



En todo esto, las empresas públicas cumplirán un papel importante. Después de un análisis para determinar cuáles inversiones no son productivas, se espera que EPM comience a trabajar para apoyar los proyectos del alcalde. Orbitel, por su parte, se conservará, ya que es una inversión estratégica de Medellín.



Pero el mayor énfasis del alcalde es en su política de educación. Esta se hará obligatoria para los menores de 15 años, no solo como apuesta hacia un futuro productivo, sino también como elemento crucial para crear una ciudad con virtudes sociales.



Las finanzas públicas

Reducir los gastos de funcionamiento, sanear las finanzas municipales y garantizar la financiación de sus inversiones son las preocupaciones centrales.



El empleo

De la mano del sector privado, se piensan implementar soluciones creativas para crear y atraer empresas.



El emprendimiento

Programas para la creación de empresas que consideran los concursos de planes de negocio, la creación de fondos mixtos, el establecimiento de fondos de capital de riesgo y los subsidios son las nuevas herramientas de los alcaldes.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.