| 2/28/2008 12:00:00 AM

Así va el Seguro Social

La escisión del Seguro Social empezará a tomar forma el próximo primero de mayo cuando comience a funcionar la Nueva EPS. En riesgos profesionales y en pensiones también hay avances .

Las próximas seis semanas serán decisivas para concretar el proceso de escisión del Seguro Social que busca, mediante la creación de la Nueva EPS, atender la salud de 2'300.000 personas afiliadas al Seguro, resolviendo así la crisis de la entidad pública de salud más grande del país.

En materia de pensiones, se adelanta la creación de Colpensiones, que administrará los aportes de 1'900.000 cotizantes y en riesgos profesionales se espera que este año quede todo listo para que la Previsora Vida pueda adquirir los activos, pasivos y contratos que tiene el Seguro Social.

De los tres aspectos el más adelantado es el de la salud, que debe estar listo el próximo primero de mayo, fecha en la que vence el plazo previsto para la liquidación de la EPS del Instituto de Seguros Sociales (ISS) que le costará al Estado alrededor de $1,4 billones.

Todavía hay hermetismo sobre cómo va a ser el modelo de funcionamiento de la Nueva EPS que reemplazará al Seguro Social y que está conformada por las cajas de compensación: Colsubsido, Cafam, Compensar, Comfenalco Antioquia, Comfenalco Valle y Comfandi. Sin embargo, ya se decidió que el presidente de la empresa será Héctor José Cadena, quien otrora fuera presidente del Seguro Social. También se eligió la junta directiva que quedó conformada por Jaime Arias Ramírez, también ex presidente del Seguro Social; Ricardo Obregón, Marco Fidel Rocha, Gilberto Gómez, Juan Gonzalo López y José Fernando Cardona.

Aunque estos nombramientos sólo serán realidad cuando se reciba el visto bueno de la Superintendencia de Subsidio Familiar y se constituya la entidad, ya son objeto de preocupación en el sector de la salud.

La primera inquietud surge por el hecho de haber nombrado a dos ex presidentes del Seguro Social, cuando se ha dicho que la Nueva EPS será totalmente diferente a lo que hasta ahora había sido el Seguro en materia de salud.

Otra preocupación radica en el uso de la red de clínicas. Al ser las cajas de compensación socias de la Nueva EPS y hacer parte de otras EPSs con clínicas propias se corre el riesgo de que no se respete el tema de la integración vertical, que sólo les permite a las EPS atender a los usuarios en el 30% de su red de clínicas propias.

Una tercera preocupación está en lo que va a pasar con las ESEs del Seguro Social. Según se conoce Compensar hace parte de una alianza creada para tratar de quedarse con las clínicas San Pedro Claver y Luis Carlos Galán.

Adicional a esto se rumora que la Nueva EPS será una copia de Famisanar, lo cual no es muy bien recibido en el sector por considerar que se crearía un desequilibrio en la competencia.

Ante estas inquietudes el presidente de Colsubsido, Luis Carlos Arango Vélez, vocero de la Nueva EPS, responde que la elección tanto del presidente como de la junta directiva se hizo teniendo en cuenta la trayectoria y la experiencia de cada uno de los integrantes tanto en el área de la salud como en la empresarial y la académica.

En cuanto a las clínicas, deja claro que no se utilizará la infraestructura de las cajas de compensación ni de sus EPSs para atender los requerimientos de la Nueva EPS. "Todo lo vamos a contratar con clínicas privadas y con hospitales públicos. Inicialmente, tampoco vamos a tener ni clínicas propias ni puntos de atención. Pero no descartamos que a medida que pase el tiempo podamos ir pensando en una red para esta nueva empresa", sostiene.

Lo que sí está claro es que la Nueva EPS tiene dentro de sus planes a mediano plazo ofrecer planes complementarios e incluso se ha contemplado la idea de ofrecer medicina prepagada. La entidad, que fue creada con un capital de $4.600 millones, recibirá en marzo un fortalecimiento adicional de capital por $4.600 millones y tiene previstas para 2008 inversiones por $120.000 millones para garantizar la calidad en la prestación del servicio. A la fecha cuenta con un equipo de 60 trabajadores directos y tiene prevista la incorporación de 60 más para lo que resta de este año.

Riesgos profesionales

Un segundo aspecto que tiene que ver con el Seguro Social y que debe quedar definido este año es el de la ARP del Seguro Social que, por recomendación del Documento Conpes 3456, estará en manos de la Previsora Vida.

Del tema se viene hablando hace varios meses pero aún nadie tiene clara una fecha para definir la culminación del proceso. El presidente de la Previsora Vida, Luis Carlos Gómez, dice que hay dos empresas avaluadoras que están analizando el tema para determinar cuál será el precio que se debe pagar por los activos, pasivos y contratos. Sin embargo, aún hay reserva total sobre la identidad de las firmas avaluadoras, así como de los avances en la materia.

"En los medios se habla de más de $3 billones, pero esta cifra no tiene nada que ver con el precio final porque este dinero es el valor que tiene el seguro para garantizar el cumplimiento de los compromisos. Son las reservas que tiene el seguro para sostener los gastos que se deriven de los riesgos profesionales del trabajador", explica Gómez, quien está a la espera de los anuncios que se den sobre el tema en los próximos días.

Para el presidente de La Previsora, este es un tema que todavía no está lo suficientemente maduro y que hay que mirar con lupa para que las cosas salgan de la manera prevista. La sensación que hay en el sector es que no existe afán por este tema. "Nadie ha dicho que se liquida la ARP del Seguro Social. Estamos en un proceso de cambios y mejoramientos pero no hay fechas límites. Eso sí, esperamos hacerlo lo más pronto posible", dice.

Pensiones

El tercer tema que atañe al Seguro Social es el traslado de 1'910.000 cotizantes activos en pensiones a Colpensiones, la nueva entidad que se creará para administrar el régimen de prima media con prestación definida y que no estaría facultada para administrar recursos bajo el esquema de ahorro individual.

La nueva administradora de pensiones, que tendrá una participación del Estado en un 100%, continuará resolviendo las solicitudes de los afiliados cuando las causen, y también estará encargada de recibir nuevas afiliaciones o traslados.

La plataforma informática del ISS, donde reposa la información de las cotizaciones es robusta, según lo han dicho voceros del Seguro Social. Con esto se garantiza que el traslado de la información de una entidad a otra no sufrirá alteración alguna.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?