| 12/3/1999 12:00:00 AM

Alca impulso para empresarios

El sector privado colombiano tiene un papel de primera línea en las negociaciones del Apea de libre Comercio de las Américas. Si desaprovecha esta oportunidad, pagará caro las consecuencias.

¿Sabía usted que dentro de 5 años, y probablemente antes, sus productos disfruta-ran de acceso ampliado a un mercado de más de 800 millones de habitantes, cuyas importaciones representan más del 2096 del comercio mundial? ¿Sabía que el mercado colombiano se abrirá para que ingresen competidores provenientes de más de 34 países? ¿Y que las reglas de juego de esa apertura se están definiendo hoy, en un proceso en el cual el sector privado tiene un papel de privilegio?

Todo esto está ocurriendo en las negociaciones del Área de Libre Comercio de las Américas (Alca). Hace tres años, cuando se realizó en Cartagena la segunda reunión ministerial para avanzar hacia la creación del Alca, este proyecto era visto como un cuento de hadas, de los que ilusionan a los niños pero no conmueven a los mayores porque parecen irrealizables. Hoy vemos a nuestros gobiernos y a una porción creciente de nuestros empresarios comprometidos en esta empresa. La iniciación de la liberación comercial ha sido fijada para el 2005 y la fecha de partida podría incluso adelantarse, si las partes en la negociación lo deciden así.

Para cada uno de los 10 grandes temas en los cuales ha sido dividida la negociación, se ha creado un grupo de trabajo conformado por empresarios de todo el continente, cuyas recomendaciones deben ser tenidas en cuenta por los ministros. Se trata de la primera negociación de un acuerdo comercial de esta envergadura en la cual el sector privado es incorporado al proceso desde su inicio.

Desde 1994 se han realizado 5 cumbres ministeriales para ejecutar el plan de creación del Alca. En la más reciente de estas reuniones, que tuvo lugar en

Toronto a comienzos de noviembre pasado, participaron más de 1.000 empresarios de las Américas, que previamente habían presentado 186 documentos de trabajo. Las propuestas se aprobaban o rechazaban por consenso. El resultado de su actividad es revelador: de un total de 300 propuestas, 250 fueron aprobadas, mientras que 50 fueron aplazadas para una discusión posterior.

En este breve espacio es imposible presentar los resultados de los 10 talleres del V Foro Empresarial de las Américas, por lo que nos limitaremos a destacar algunas de las conclusiones más relevantes. (Usted puede obtener una síntesis de esos resultados vía Internet en http://www-.dinero.com/).

El tema de acceso a mercados (cuya mesa de negociación preside Colombia) dio lugar al taller más concreto y de mayor alcance. Los empresarios recomendaron que todo el universo arancelario fuese objeto de negociación. Las restricciones no arancelarias deben ser identificadas y eliminadas simultáneamente con la reducción de aranceles. Los aranceles y las reglas de origen deben negociarse de manera simultánea, en la misma mesa, y los temas ambientales y laborales no deben constituirse en barreras no arancelarias. En cuanto a las condiciones para facilitación de comercio, se solicitó la simplificación de los procedimientos aduaneros, para lo cual se debería formar una comisión conjunta de representantes de las aduanas y del sector privado. Se propuso la armonización inmediata de las inspecciones aduaneras, regulaciones sobre sanciones, tipos de fraudes y acciones aduaneras ilícitas, así como la aceptación de la transmisión electrónica de documentos originales. Se sugirió también la adopción de un código de conducta común para oficiales aduaneros, quienes deben recibir un entrenamiento adecuado. Este es uno de los temas en los cuales la participación del sector privado puede tener más impacto, pues si hay consenso, las medidas para la facilitación del comercio pueden ponerse en práctica antes del 2005.

En el campo agrícola, los empresarios propusieron declarar al continente como zona libre de subsidios, aprobar una reducción más acelerada para los aranceles elevados hasta lograr su equiparación con el resto de los aranceles y aumentar las cuotas de acceso mínimo hasta su eliminación. Esto puede tener enormes consecuencias sobre el comercio de productos agrícolas en la región. Un tema fundamental de la integración regional será la integración de los servicios, actividades que tendrán el mayor dinamismo en la economía internacional del siglo XXI. Ningún servicio será excluido a priori de la negociación. Se acordó que los servicios deberán ser liberalizados de manera progresiva, completa y equilibrada. Hubo recomendaciones precisas en el campo de las telecomunicaciones, en especial sobre la necesidad de una competencia abierta en esta área. Se sugirió incorporar un capítulo o anexo específico sobre servicios financieros, armonizando el proceso regulador y de supervisión para facilitar el flujo ínter fronterizo de servicios financieros.

Estos fueron solo algunos de los temas que se trataron en la reunión. Los empresarios también formularon recomendaciones de trascendencia a los ministros en las áreas de inversiones, compras del sector público, propiedad intelectual, derechos antidumping y derechos compensatorios, competencia, solución de controversias y pequeñas economías. Todavía falta mucho trabajo y mucha paciencia para llegar a la meta. Pero el Hemisferio Occidental ya se embarcó en el tren del ALCA y, como dice la ranchera, ¡este bolero m tiene regreso! Es hora de que los empresarios colombianos asuman el trabajo en cada uno de los talleres y se conviertan en líderes del proceso, dándole al sector privado el protagonismo que le corresponde. Quienes permanezcan a la vera del camino verán pasar frente a ellos el tren de la historia y tendrán que resignarse a luchar penosamente por su supervivencia. Pero quienes se comprometan en las reformas económicas e institucionales indispensables para la globalización y las empresas que se atrevan a comprar boleto de primera clase en el tren de la integración serán los grandes ganadores en los albores del tercer milenio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?