| 3/20/2009 12:00:00 AM

¿Adiós a los reguladores?

La tutela de la Corte Constitucional a favor de ETB, le sirve a Comcel para desconocer las facultades de la CRT y anticipa nuevos cuestionamientos a los entes reguladores.

Durante el último mes se produjeron dos hechos en el sector de telecomunicaciones que pondrían en tela de juicio la facultad de las comisiones de regulación para determinar mercados relevantes, regular tarifas en las empresas de sus sectores y controlar la creación de monopolios privados en el país.

El primer antecedente se produjo el pasado 11 de febrero, cuando la Corte Constitucional afirmó que las comisiones de regulación no pueden crear normas ni expedir medidas de intervención económica, en las consideraciones de la tutela que evitó que la ETB le pagara $230.000 millones a Movistar, por considerar que se había vulnerado el debido proceso de la empresa estatal. El segundo hecho sucedió el 11 de marzo, cuando Comcel afirmó que desconocía la facultad de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones (CRT) para nombrarlo operador dominante en el mercado de voz saliente móvil.

De acuerdo con Germán González, ex viceministro de comunicaciones, detrás de la respuesta de Comcel se estaría desvirtuando la existencia del regulador al sugerir que, según la tutela de febrero, no hay leyes que le permitan crear normas o determinar mercados relevantes. "Darle la razón a la empresa generaría monopolios de empresas privadas y no sólo significaría la muerte de la CRT, sino que este argumento se aplica a todas las comisiones, como la de gas y energía", comenta.

De hecho, el 23 de febrero la CRT envió una carta a la Corte Constitucional pidiendo que se anexara una anotación en esa tutela, para precisar que el debate jurídico entre las dos empresas no afecta las funciones ni las decisiones del organismo. A pesar de esto, Christian Lizcano, director ejecutivo de la CRT, es enfático al afirmar que no se puede dudar de las facultades regulatorias de la CRT, pues están soportadas por leyes y decretos, acuerdos supranacionales y organismos internacionales.

En estos momentos hay una batalla jurídica para limitar la posición de la Corte Constitucional. Junto al escrito de la CRT, hace curso una solicitud de nulidad de esa tutela por parte de Ann Marie Mürlee, uno de los árbitros en el conflicto de ETB y Movistar. A finales de febrero, Movistar y otro de los árbitros presentaron solicitudes similares, pero la Corte se ratificó en su fallo.

Según varios expertos, una vez notificado por la CRT, Comcel no tendrá muchas opciones para evitar la decisión. Inicialmente, debe pedir una reposición ante la Comisión, que podría anular o ratificar la medida. Si el ente regulador la confirma, la empresa podría demandarla ante el Consejo de Estado, pero debe acatarla mientras haya una respuesta, que puede tardar hasta cinco años.

Eso sí, si Comcel siente que se viola alguno de sus derechos fundamentales, puede presentar una tutela (incluyendo las razones de la tutela de ETB y Movistar) para que la Corte Constitucional la estudie. Si esta le da la razón, sentaría un precedente para casos similares que incluyan a cualquier comisión reguladora.

Relevantes y dominantes

La decisión de Comcel de no reconocer la autoridad de la CRT se produce para tratar de evitar que la nombren operador dominante del mercado de voz saliente móvil. Según el regulador, la empresa, que tiene una participación del 66% del mercado (con más de 27 millones de líneas activas), está en capacidad de elevar el costo de las llamadas que sus usuarios realizan hacia suscriptores de Tigo, Avantel y Movistar, con lo cual desestimularía el uso de otras redes y daría origen a un monopolio.

Por esto, la resolución plantea medidas para evitar esos abusos. Por ejemplo, la compañía tendrá que fijar el precio de las llamadas hacia otros operadores (conocidas como Off-Net) a partir de unas reglas que fijará la CRT y deberá crear una bolsa mayorista de minutos o servicios dirigidos a desarrolladores de contenidos y aplicaciones. "En ningún momento las medidas se basan en el éxito de la empresa, sino en estudios técnicos", dice Lizcano.

Para el ejecutivo, la posición dominante no está prohibida ni Comcel la ejercía, pero era importante crear medidas preventivas para fortalecer los niveles de competencia en el sector. "Cuando decimos que hay un operador dominante, no decimos que haya impuesto condiciones tarifarias, sino que podría hacerlo", comenta.

Los otros operadores móviles han respaldado a la CRT. Así, Silvana Pezzano, presidente de interconexión y regulación de Tigo, cree que estas medidas estimularán la libre competencia y favorecerán a los usuarios. "Vemos que se va a cortar una barrera muy grande que existía y, al bajar las tarifas Off-Net, los usuarios no tendrán temor de afiliarse a otras redes", dice.

Para Carlos Mariño, presidente de Avantel, las normas ayudarán a posicionar a otros operadores y evitarán que los clientes se vean afectados por políticas de precios, aunque insiste en que deberían estimular la facturación por segundos. "Cuando un usuario de Comcel realiza una llamada de 20 segundos a uno de Avantel, la empresa nos paga esos 20 segundos de tiempo al aire, pero le cobra el minuto completo a su suscriptor", dice.

A su vez, Movistar propuso la adopción de un modelo asimétrico, en el que el precio por usar redes de otros operadores varíe según los usuarios. Entre más personas tenga una compañía, más dinero tendría que pagar a sus competidores por estas llamadas.

Al final, la falta de precisión en las consideraciones de una tutela tiene en problemas a los procesos para definir mercados relevantes, una de las políticas claves para estimular la competencia y evitar prácticas monopolísticas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?