| 8/13/2009 12:00:00 AM

Los salarios de los colombianos

La solidez frente a la crisis y la cautela, están marcando el comportamiento de las empresas colombianas este año. Se impone la tercerización, el menor otorgamiento de bonos para niveles ejecutivos y se congelan las plantas de personal.

Estas fueron algunas de las principales conclusiones a las que llegó el estudio anual de la Federación Colombiana de Gestión Humana (Acrip), sobre investigación de salarios y beneficios 2009 en Colombia, en asocio con la firma consultora Mercer.

El estudio revela, entre otras cosas, una disminución del poder adquisitivo y la capacidad de ahorro por parte de los trabajadores y funcionarios de diferentes empresas, a partir del incremento salarial correspondiente al 2009 que fue del 7,10%, ligeramente inferior al índice de inflación del año anterior que fue del 7,67%.

Según señaló el director Ejecutivo de Acrip Bogotá y Cundinamarca, Juan Antonio Pizarro León-Gómez, el nivel salarial mensual promedio de un ejecutivo de una empresa nacional es de $23 millones, el de un gerente es de $10 millones, el de un profesional $3,3 millones, el de un asistente $1,7 millones, y el de un operario es de $1,3 millones.

Las empresas han adoptado una serie de estrategias para hacerle frente a la crisis y la que más sobresale es la congelación de la nómina. Las compañías han tratado de evitar la saca de personal y encontramos que las compañías han tenido austeridad en el manejo del gasto.

El estudio determinó que el 67,6% de las compañías participantes en el estudio, están tomando acciones concretas como la congelación de la planta de personal, el no reemplazo del personal retirado, cero contrataciones nuevas y están redistribuyendo funciones dentro del personal del área. Además, están comunicando la situación real de las empresas, utilizando diversos canales internos, y están ajustando y reduciendo el prepuesto aprobado, teniendo así unas políticas de austeridad y control del gasto.

Las empresas están cambiando también sus políticas de aumentos salariales, aplicando sólo el IPC y están teniendo cero aumentos generales y ajustes a los mínimos de Ley. Igualmente, en algunas oportunidades se están presentando reducciones de personal, dependiendo de los ajustes presupuestales.

El informe agrega además que las formas de contratación han cambiado, pues mientras en el 2006 el 47% de los trabajadores estaba contratado a término indefinido, en el 2009 ese porcentaje se redujo al 40. También se presentó una disminución, en el mismo periodo, del 26% al 25% las vinculaciones laborales a término fijo mientras que se mantuvo estable, en el 17%, el trabajo temporal. El informe destaca el aumento de la tercerización u outsourcing laboral que pasó del 10% al 18%.

En total se analizaron 337 empresas en 20 sectores y 498 cargos, correspondientes a seis regiones del país: Bogotá 35%, Valle 27%, Eje Cafetero 15%, Costa Atlántica 10%, Antioquia 10%, Costa Atlántica 10% y Santander 3%.

El sector financiero es el que más ha aumentado sus salarios con (7,7%), seguido por agroindustria (7,7%), industria (7,6%), servicios educativos (7,4%), y finalmente servicios de salud (7,3%).Los sectores que aumentaron por debajo de la inflación fueron petroquímico (6,7%), hotelería, turismo y recreación (6,7%), productos farmacéuticos (6,1%), tecnología y comunicaciones (6,1%) y, textil y prendas de vestir (6,1%).

Otra de las conclusiones que arroja el estudio es que como consecuencia de la crisis económica, muchas de las empresas que estimulaban a sus trabajadores o ejecutivos con bonos, lo continúan haciendo pero no de la misma manera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?