| 8/4/2009 12:00:00 AM

Los nuevos profesionales ganan menos

Un estudio del Ministerio de Educación revela que a pesar de la crisis, se ha presentado un incremento en el número de graduados de la educación superior. Sin embargo, se ha notado un decrecimiento en el salario que comienzan ganando los nuevos profesionales.

En su estudio Observatorio Laboral para la Educación 2001–2008, el Ministerio de Educación destacó el avance que han tenido los programas de formación técnica y tecnológica en la oferta de las instituciones de educación superior. Señaló que cada vez más pobres están accediendo a la educación superior y que ni la matrícula de estudiantes, ni el número de graduados se han visto afectados por la crisis económica. Sin embargo, la recesión se ha notado en el salario que se le ofrece a los profesionales recién graduados. 


La Ministra de Educación, Cecilia María Vélez White dio algunos datos sobre este fenómeno. El Ingreso Base de Cotización (IBC) de los graduados en 2005, que entraron a trabajar en 2006 era de $1’616.998. Mientras que el IBC de los universitarios que se graduaron en 2007 y empezaron a trabajar en 2008 fue de $1’528.679. Sin embargo, señaló la Ministra, "aspiramos a que el próximo año se vuelva a recuperar, ya que se venía creciendo de forma importante".


Durante la presentación de los resultados del estudio, la funcionaria explicó que el porcentaje de graduados entre 2001 y 2008 se concentra en economía, administración y contaduría con 369.428 personas. Las ingenierías, la arquitectura y el urbanismo graduaron a 281.681 personas.


Además, se evidenció un crecimiento del 140,7% que han presentado carreras asociadas a las ciencias básicas como son la biología, la química, la física y las matemáticas. Así como el incremento en el número de personas que estudian una maestría o un doctorado.


Por su parte, para impulsar los estudios de maestría y doctorado, la funcionaria señaló que se está trabajando con Colciencias en una financiación importante para la realización de doctorados, al tiempo que se está fortaleciendo la creación de nuevas maestrías, ya que "no teníamos suficientes maestrías de base para el crecimiento de los doctorados", dijo.


Con respecto a la deserción, la ministra afirmó que hace unos años "las tasas rondaban en el 50%. En este momento estamos en el 44% de muchachos que deja de estudiar entre primer y quinto semestre. Esto quiere decir que se están graduando más. Sin embargo, tenemos que bajar rápidamente a unos niveles de por lo menos el 20%", comentó.


Por otro lado se destacó un incremento de la formación técnica profesional, que de acuerdo con el Observatorio duplicó su participación dentro del total de graduados de pregrado, pasando de 7,4% en 2002 a 17,1% en 2008. "Aquí hay un espacio muy grande para llevar a los muchachos a educarse. Un joven tiene la posibilidad de ir a un técnico o tecnológico y no quedarse simplemente con el bachillerato. Estamos masificando la educación superior y ésta es una forma de darle alternativas de estudio a quienes no tienen acceso a la universidad", afirmó.


La funcionaria también resaltó que en el 2003 había un 23% neto de la población de estrato 3 con educación superior y para el año 2008, la cifra aumentó al 41%. Esto es muestra de que los más pobres están accediendo, cada vez más, a la educación superior, dijo la Ministra.


Adicionalmente la ministra dijo que ni la matrícula de estudiantes, ni el número de graduados de la educación superior se ha visto afectada con la crisis económica. Por el contrario, en los últimos años se ha presentado un incremento en el número de graduados de la educación superior en el país.


En 2006, el número de graduados fue de 158.746, en el 2007 fue de 184.330y en 2008, la cifra correspondiente al reporte del 84% de las Instituciones de Educación Superior –IES-, va en 174.756. 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?