| 12/10/2010 12:00:00 PM

Donde todo empezó

Donde todo empezó

El pionero en incorporar la experiencia olfativa fue Disney, hace 15 años, que para darle más realismo a las actividades de sus parques temáticos utilizó fragancias que evocaran los ambientes que las personas recorrían y, con el objetivo de incrementar el consumo de comidas, difundió olor a palomitas de maíz por todos los exteriores.

El experimento fue tan exitoso que desde entonces algunas de las marcas más reconocidas en el mundo, como Lexus, Abercrombie&Fitch, Bath&Body Works, Hard Rock Café, American Airlines y Hoteles Marriot con diferentes objetivos vienen desarrollando fragancias en todos los puntos de contacto con el consumidor.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.