| 9/8/2008 12:00:00 AM

Cómo hacer ciudades para este siglo

Entrevista a Ken Robert Livingstone, el alcalde de Londres que más avanzó en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la congestión en esa ciudad.

Londres le debe la sede de los Juegos Olímpicos de 2012 a su ex alcalde Ken Livingstone. El político del partido Laborista, fue elegido en mayo de 2000 y reelegido por un segundo período en 2004 y en su mandato comenzó la tarea de conseguir la designación.

Pero no es la única huella que dejó a su paso por la primera oficina de la ciudad. En 2003 introdujo una de las medidas más fuertes para la transformación del transporte londinense. Estableció una tarifa por congestión que deben pagar los vehículos que llegan al centro de la ciudad.

Livingstone visitará Colombia para presentarse en el foro Bogotá 2038 para el 10 de septiembre.

Solución a los trancones y más
El cargo por congestión vale 8 libras esterlinas, cerca de $29.000 y se puede cancelar desde el celular, por teléfono, correo o en almacenes y cajeros automáticos.

No hay cabinas de peaje ni puestos de control para vigilar la entrada al perímetro. En cambio, hay cámaras que registran con un 90% de precisión las placas de los vehículos que lo franquean.

Las grabaciones se registran en una base de datos y al final del día las personas que han pagado su cargo se borran de la lista. Los que no lo han hecho, pueden pagar al día siguiente, pero si no lo hacen, reciben una multa de 120 libras, algo más de $430.000.

El resultado de la medida es que los vehículos que entran a la zona se redujeron 21%. El tráfico de bicicletas aumentó 43%, se redujeron los accidentes y el servicio público de transporte acomodó sin mayores problemas a los viajeros desplazados por el sistema. En 2007, cuatro años después de implantado el mecanismo, la zona se extendió hacia el occidente.

Livingstone también estableció metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Planteó que debería caer en 60% en 20 años y en 80% en 2050.

La visión de Livingstone ha sido destacada y avalada en múltiples foros. La alemana Siemens en su investigación, ‘London Study’, señaló que con la tecnología disponible en la actualidad, la ciudad puede alcanzar esas metas. “Con la ayuda de tecnologías disponibles hoy, Londres podría no solo cumplir sus obligaciones internacionales, sino quedar muy cerca de sus propias ambiciosas metas climáticas sin un cambio masivo en el estilo de vida de sus ciudadanos”, dijo el presidente mundial de Siemens, Peter Löscher, sobre los resultados del estudio.

Lo más interesante, señala el estudio, es que cerca del 70% de los ahorros potenciales identificados, se pagarían solos, con los ahorros de energía.

¿Cuáles son las mejores estrategias para hacer que las grandes ciudades sean carbono neutrales?
Es importante establecer si la energía se genera dentro de la ciudad. Si lo es, entonces el calor que proviene del proceso de enfriamiento se puede usar para calentar o enfriar las casas y los negocios locales. Esto se traduce en que mientras que una generadora de energía remota (nuclear, de carbón o gas) solo tiene una eficiencia de 35%, la electricidad generada localmente tiene una eficiencia energética del 85%.

¿Cree que el programa de cargo por congestión se usará en otras partes del mundo fuera de Londres?
El cargo por congestión de Londres se introdujo para reducir la congestión, pero generó una reducción del 20% en emisiones de carbono y de 10% en el uso de vehículos. Esto a la vez que expandíamos las provisiones para el transporte público. Como muchas ciudades en el mundo en desarrollo crecen dramáticamente, el uso de los automóviles es abrumador y el cargo por congestión, apoyado por una buena alternativa de transporte público, puede ser crucial en la reducción de las emisiones de carbono.

¿Que opina de iniciativas alternativas de transporte público como los TransMilenios en Colombia?
Solo cuando se tienen esquemas alternativos de transporte masivo, es posible introducir cargos por congestión sin causar verdaderas dificultades.

¿Qué tipo de herramientas deben usar las ciudades para construir vivienda amigables con el medio ambiente?
Todas las viviendas nuevas deben ser tan cercanas como sea posible a ser carbono neutrales, dadas las circunstancias locales. Eso implica que haya regulaciones más estrictas para el sector privado, ya que los constructores no estarán interesados en cubrir el pequeño costo adicional para hacer vivienda amigable con el medio ambiente, a menos que se vean forzados a hacerlo.

¿Cree que los programas en los que se paga una prima a los hogares que produzcan su propia energía, son adecuados?
Debemos seguir el ejemplo de Alemania y mover el sistema regulatorio para subsidiar a los hogares que tengan turbinas eólicas o celdas fotovoltaicas.

En su opinión, ¿cuáles son las herramientas de política más interesantes que se usarán en los próximos cinco años para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las grandes ciudades?
No parece que haya tecnologías nuevas en los próximos tres a cinco años, pero calculo que es posible reducir las emisiones de carbono de Londres en un 60% en un lapso de 20 años, si los gobiernos central y local ejercen una voluntad política real y se aseguran que el sector privado hace el mayor uso de las tecnologías existentes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?