| 9/26/2010 9:05:00 AM

Cómo acelerar el crecimiento empresarial

¿Cuál es la mejor estrategia? A veces no se trata de comprar empresas, sino de ordenar la forma de administrar. Partir las funciones entre un nivel corporativo y otro que administre los negocios puede ser una de las mejores opciones. La visión experta de Mauricio Toro, Presidente de la AFP Protección.

¿Cuál es la mejor estrategia para acelerar el crecimiento empresarial? Para muchos es un asunto misterioso, difícil, casi inasible. Para el presidente de la administradora de pensiones Protección, Mauricio Toro, este es un tema que tiene mucho menos ciencia y que comienza por un sitio específico: buena administración y buena estrategia.

Pero el secreto para conseguir esos dos propósitos está en la estructura de la organización que se usa para conseguirla. En esto, la claridad es absolutamente indispensable.

El presidente de Protección explica que en un nivel del organigrama empresarial debe estar la administración corporativa, que es la que decide en qué negocios debe estar la firma y es la que les asigna recursos y capital a cada uno de los negocios.

En un nivel diferente debe estar la administración de los negocios. Este grupo está encargado de establecer cómo se compite en cada área.

Los ejemplos exitosos de esta división de funciones en Colombia son muchos. Argos, ISA, Inversiones Mundial, Bancolombia, Alpina. Protección también es un buen ejemplo de esta estructura. En el lado corporativo están encargados de encontrar cómo internacionalizar la operación. Este año, se encuentra evaluando la compra de la AFP Crecer en El Salvador. En el lado de negocios, el grupo de administración trabaja en competir en el mercado nacional y solo eso. Con buenos resultados. A finales de 2009, los activos de la AFP crecieron 27% frente a 2008.

La internacionalización, que es tema corporativo, los obliga a dedicar recursos y tiempo de la alta dirección. “(La compra de la AFP Crecer) es una opción que estamos mirando con mucho interés, pues desde el año pasado hemos iniciado un proceso de exploración de nuevas alternativas de crecimiento”, afirmó Mauricio Toro. Esa AFP tiene US$12 millones de capital y tiene el 53% de los afiliados de los fondos en El Salvador.

La fórmula de partir en dos las funciones, entre los administradores de la estrategia corporativa y los administradores de los negocios, tiene bien establecida una teoría que no solo demuestra su efectividad, sino que ayuda a implantar estos niveles en los organigramas y en las mentes de los funcionarios de las compañías. Profesores como Philip Kottler de la Universidad Northwestern la presentan en sus clases.

Kottler establece una pirámide en la que la misión de la empresa está en la cima, le siguen más abajo los planes y las metas estratégicas, que deben ser atendidas por la alta dirección. Luego vienen los planes y las metas tácticas, que atiende la gerencia media en cada uno de los negocios o de las divisiones de una empresa. Finalmente en la base de la pirámide de Kottler, están las metas operacionales que maneja la gerencia de menor rango.

La alta dirección tiene que definir la misión de la empresa, crear unidades estratégicas de negocios, asignarles recursos a cada una de las unidades y evaluar las oportunidades de crecimiento de la empresa.

Mauricio Toro, discípulo de Kottler, no solo sabe perfectamente la teoría. A su oficina llegan permanentemente propuestas de negocios para el Fondo y por su trabajo conoce también la forma de operar de muchas de las mayores y mejores empresas del país. Y encuentra que en la realidad corporativa colombiana, las firmas en las que esa división de funciones se aplica con claridad, casi siempre se encuentran tasas de crecimiento mejores. El corolario para los ejecutivos parece bien evidente.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?