| 5/13/2008 12:00:00 AM

Bogotá, cada vez más competitiva

Por primera vez Bogotá se ubicó en el Top 10 de las mejores ciudades para hacer negocios. La capital se encuentra a la altura de las más grandes ciudades.

 

Por quinto año consecutivo Bogotá avanzó en el escalafón de las mejores ciudades para hacer negocios en América Latina. Según América Economía Intelligence, la capital del país subió del puesto 11 al 8 entre las principales 42 ciudades de la región.

El modelo de cooperación público privada, la mayor fortaleza económica, la mejor infraestructura para los negocios y los mejores indicadores en materia de seguridad, fueron algunas de las causas del avance en el escalafón.

De acuerdo con el estudio, Bogotá ganó reconocimiento nacional e internacional por su “poder de marca”, explicado principalmente por el modelo de cooperación público privada, que hoy se identifica como uno de los más exitosos de la región y es valorado como buena práctica.

La presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá, María Fernanda Campo, destacó que por primera vez, desde que se realiza el ranking, Bogotá ingresó en el selecto grupo del Top 10.

“Estamos avanzando satisfactoriamente frente a la meta que nos hemos impuesto desde el Consejo Regional de Competitividad de Bogotá y Cundinamarca, para llegar a ser una de las cinco regiones con mejor calidad de vida de América Latina. Estos resultados los hemos logrado gracias a la cooperación público privada que nos ha permitido tener importantes avances en materia de promoción del emprendimiento, atracción de inversión, y promoción de sectores de clase mundial, como factores clave para el mejoramiento de la competitividad”.

Fortaleza económica e infraestructura para hacer negocios
El fortalecimiento de la economía fue un factor fundamental para el resultado pues el valor estimado del PIB ascendió a $43.246 millones, lo que le permitió consolidarse como la novena ciudad con mayor PIB de América Latina, subiendo dos puestos respecto al año anterior. Por su parte, el crecimiento económico fue de 7,5%, superior al de ciudades que están entre las 10 mejores.

La percepción de los ejecutivos e inversionistas internacionales mejoró en aspectos relacionados con su plataforma de negocios, conectividad y calidad de vida. En las variables relacionadas con el transporte aéreo, Bogotá es calificada por encima del promedio de las principales 23 ciudades de América Latina. Es así como ocupó el quinto puesto en carga aeroportuaria, el sexto en número de líneas aéreas y el octavo en número de pasajeros nacionales transportados.

La presencia de grandes empresas en la ciudad confirma el mejor entorno para los negocios y los avances en el escalafón de competitividad. Bogotá en número de oficinas directivas y filiales de empresas multilatinas supera incluso a Santiago. El mejor ambiente para los negocios en Bogotá ha permitido atraer nuevos inversionistas y empresas multinacionales que deciden instalar sus oficinas directivas y de operaciones.

Aunque es necesario mejorar los resultados obtenidos, Bogotá logró avances significativos en materia de reducción de homicidios, delitos contra la propiedad, crímenes en general y secuestros.

Comparativo con otras ciudades
De acuerdo con el estudio, Bogotá logró superar este año a cuatro ciudades que el año pasado habían ocupado una mejor posición en el escalafón como son Curitiba (bajó del puesto 7 en el 2007 al puesto 10 en el 2008), Ciudad de Panamá (del 9 al 11), Querétaro (del 6 al 12) y Guadalajara (del 8 al 15).

Tan sólo una ciudad ascendió por encima de Bogotá: Rió de Janeiro, que subió del puesto 17 en el 2007 al puesto 7 en el 2008, principalmente por su fortaleza económica.

Retos
De acuerdo con el estudio, Bogotá debe seguir avanzando en el PIB per cápita, que actualmente se estima en US$5.992, uno de los más bajos de la región, lo cual corrobora la necesidad de crecer a una tasa de 8%, tal como lo ha reiterado la Cámara de Comercio de Bogotá con el fin de aumentar el poder de compra y ampliar la generación de empleo.

En materia de seguridad, si bien ha mejorado los indicadores, el riesgo país aún impacta los indicadores internacionales de percepción y estándares de calidad de vida.

Así mismo, aún existe una brecha en el capital intelectual, pues la producción de investigación científica es baja, el porcentaje de ingreso a la universidad es menor al promedio regional y el nivel de innovación en las empresas está rezagado frente a las principales ciudades de América Latina. En ese sentido, se requiere promover un mayor esfuerzo de las universidades y centros de investigación, con una fuerte articulación con el sector empresarial que permitan generar condiciones que faciliten y estimulen la innovación y la atracción de nuevas inversiones. 

 

 

 

.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?