| 1/1/2010 7:00:00 AM

Que no le de pereza hacer una donación

Hay muchas maneras de donar; por ejemplo puede hacerlo donando su tiempo, don en especie y donaciones en dinero entre otros. Hágalo como lo haga siempre va a recibir beneficios. El principal será la satisfacción personal y saber que con su aporte está ayudando a alguien que lo necesita y lo aprecia.

Cuando su aporte sea en especies, por ejemplo si tiene una fábrica que produce alimentos, o juguetes, o cosas por el estilo, podrá contabilizar esas donaciones para recibir deducciones de impuestos. Igualmente, si su aporte es en dinero podrá reducir la base gravable en su declaración de renta personal, o la de su empresa, y así recibirá beneficios por ayudar.

Siempre que done tenga en cuenta que la entidad benefactora de sus actos debe expedir un certificado de donación, y las más indicadas para estos efectos son las fundaciones sin ánimo de lucro, quienes persiguen hacer un bien desinteresado a la sociedad.

Hay infinitos ejemplos de fundaciones con diferentes actividades, pero todas con el objeto de brindar una ayuda desinteresada. Hay fundaciones que ayudan a niños abandonados, como la Fundación Nuevo Futuro; también hay fundaciones dedicadas a la salud, como la Fundación Cardioinfantil, el Centro Integral de Rehabilitación de Colombia, la Fundación Santafé de Bogotá, la Fundación Santa Matilde, en Madrid, Cundinamarca, etc.

Dentro de estos tantos ejemplos está la Fundacion para la Investigación y el Desarrollo de la Educacion Especial (FIDES). Fue fundada hace 35 años y a través de sus diversos programas presta atención a niños con discapacidad cognitiva.

FIDES es una fundación que surgió de la unión de un grupo de personas movidas por un objetivo común: el retardo mental y la calidad de vida de las personas con discapacidad cognitiva.

La fundación desarrolla programas a nivel nacional con una influencia en el ámbito internacional atrayendo participantes y voluntarios de otros países. Dentro de los programas de FIDES sen encuentra la escuela de padres, la escuela de voluntarios y el programa de recreación y deporte.

Con estos programas se busca mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad cognitiva a través de actividades recreo-deportivas y capacitando tanto a los familiares como a los voluntarios para poder proporcionarles a estas personas especiales atención de calidad.

Lo bonito del trabajo social y de apoyar estas causas, y lo he comprobado durante mis 10 años de experiencia como voluntario en FIDES, es que la ayuda prestada no se queda sólo en las personas especiales, o en la causa primaria por la que usted decide ayudar.

El alcance de los programas, van mucho más allá: influyendo en la persona especial, en sus familias, en los mismos voluntarios, que creemos a veces ir a enseñar y acaban enseñándonos cosas que nunca imaginamos aprender.

Tal vez usted haya oído de las Olimpiadas Especiales donde cada dos años cerca de 9.000 personas, entre entrenadores, voluntarios, deportistas y familiares, disfrutan de esta gran fiesta deportiva que dura una semana y cambia vidas.

Tenga en cuenta que cuando dona, ya sea en especie, en dinero, o con su tiempo y dedicación está ayudando a construir una sociedad mejor y está influyendo en el beneficio de más personas de las que se imagina.

En conclusión, la responsabilidad social nace del corazón, la sociedad se lo reconoce, obtiene beneficios personales y económicos, y genera un impacto que se multiplica y siempre será bien recibido y agradecido.

No le de pereza, vale la pena dejarse contagiar y aportar su granito de arena para hacer de esta estadía en el mundo terrenal más amable y llevadera para todos y sobre todo para los menos favorecidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?