| 4/22/2011 12:00:00 PM

Prepárese financieramente para enfrentar cualquier emergencia

Ninguna persona está exenta de enfrentar cualquier tipo de emergencia. Por eso, es mejor tener un fondo para dicho fin y tener en cuenta algunas ideas que sin duda le servirán ante cualquier eventualidad financiera de último momento.

¿Qué pasaría si hoy tuviera que pagar el deducible del seguro del carro por un choque? ¿Cómo pagaría la reparación del computador que usa para trabajar? ¿Cómo pagaría el deducible del seguro de gastos médicos de un familiar que tuvo que ser hospitalizado? o ¿cómo solventaría sus gastos en caso de perder el empleo temporalmente?

Todas estas eventualidades le ocurren a cualquier persona en el momento más inesperado, las cuales no sólo son difíciles de enfrentar, sino que a la vez pueden afectar drásticamente las finanzas personales cuando no se está preparado.

Pero lo que no todo el mundo sabe que prepararse es muy fácil. La mejor forma de hacerlo es construyendo un fondo de emergencias, el cual se define como un ahorro destinado única y exclusivamente para el manejo de eventualidades, ya que son más económicas y llevaderas cuando se solventan con los propios medios, sin tener que depender de terceros.

De acuerdo con Marcela Carrasco, presidenta de MasterCard para Colombia y Ecuador, una de las maneras de darle un manejo adecuado a las finanzas personales es que dentro del presupuesto personal se destine un monto a las eventualidades y emergencias. “Muchas personas cuando enfrentan alguna situación de este tipo, tienen que solicitar un crédito de urgencia, que a la larga puede salir mucho más costoso que un financiamiento previamente planeado”.

Pero, ¿cuánto se debe tener destinado al fondo de emergencias?

Expertos de Consumo Inteligente, el programa de educación financiera de MasterCard Worldwide, recomiendan que sea equivalente a tres o seis meses de sueldo, pues es un monto que permitiría absorber la mayoría de los costos de las eventualidades que pudieran suceder, pero esto puede variar de acuerdo a las circunstancias de cada persona o familia y también depende de los riesgos a los que estén expuestos y los seguros con los que cuentan.

A continuación se ofrece una idea de cómo calcular el fondo de emergencia que debe tener:

Escriba cuánto tiene ahorrado para emergencias.

Anote cuánto gastó en su última emergencia.

Piense en el costo de la mayor emergencia que podría tener, que no se cubra con los seguros, y escríbalo.

Escriba cuánto le falta para tener la cantidad que anotó en el número 2 y 3, puede ser un promedio de los dos.

Determine cuánto tiene que ahorrar cada mes para llegar a lo que requiere como fondo de emergencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?